Home / Cultura y Formación / No tengas miedo de responderle a Dios

No tengas miedo de responderle a Dios

Pastoral Vocacional

¿Qué es el miedo?

El miedo o temor es una emoción caracterizada por un  sentimiento  desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente o futuro, que se puede manifestar con cuatro tipos de respuesta: evitarlo, la inmovilización, el ataque o la huida.

Todos llegamos a sentir miedo ante lo desconocido, lo nuevo, el futuro… y es normal; el miedo no siempre es una emoción mala porque nos puede ayudar a protegernos.

Hablando de experiencias de Dios, tal vez hemos sentido miedo de su presencia, su palabra, su proyecto; muchos profetas sintieron miedo, pero Dios estuvo siempre con ellos, como lo está con nosotros a cada paso que damos.

Es normal pues, que ante el temor que pueden provocar ciertas decisiones, busquemos pruebas de seguridad o testimonios de quienes, con ayuda de Dios, superaron desafíos.

Job

Job fue víctima de grandes adversidades en su vida. Llegó a perder todo cuanto poseía; su salud se vio deteriorada, padeció sarna, su mujer le abandonó y sus hijos murieron en un accidente.

Como es comprensible, Job estaba lleno de miedo y desesperación, sin embargo no perdió su fe, y aunque en ocasiones su ánimo se vio afectado, enfrentó la situación, y por esta actitud Dios le bendijo.

Y mudó Dios la aflicción de Job, orando él por sus amigos: y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.

Y vinieron a él todos sus hermanos, y todas sus hermanas, y todos los que antes le habían conocido, y comieron con él pan en su casa, y condoliéndose de él, y consolándole de todo aquel mal que sobre él había Dios traído; y cada uno de ellos le dio una pieza de moneda, y un zarcillo de oro.

Así como Job, hay varios nombres reconocidos en los textos bíblicos, famosos por grandes cosas, llegados a ser admirables, que tuvieron miedo en algún momento pero se sobrepusieron al temor de enfrentar gigantes, ejércitos, adversidades; sin duda, tú también puedes hacerlo al enfrentar cambios en tu vida, obstáculos que te detienen.

El Papa Francisco advirtió que el miedo es un “obstáculo relevante” en la vida cristiana, y dio tres consejos para vencerlo: “amor, la oración y el buen humor” y resaltó: “no tengan miedo de las dificultades y de las pruebas”.

Su santidad también nos anima a no tener miedo de nosotros mismos “a no permitir que nuestras limitaciones humanas nos impidan servir a Dios hasta el final, no solo superando nuestros miedos, sino ayudando a otros a superar el de ellos”.

Joven no tengas miedo de responderle a Dios, si te llama a la vida sacerdotal o religiosa, recuerda que Él te da la Gracia.

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

Celebración de la Palabra ¿En qué se nota que he experimentado el amor de Dios?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …