Home / Cultura y Formación / Preparando mi liturgia: El Padre nos ha otorgado un lugar en el Reino

Preparando mi liturgia: El Padre nos ha otorgado un lugar en el Reino

Domingo de Nuestro Señor Jesucristo Rey del universo, 24 de noviembre de 2019

Adaptación: Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

Saludo

(Ver Segunda Lectura)

El Padre nos ha otorgado un lugar en el Reino de su Hijo amado.

En él conseguimos nuestra libertad y el perdón de los pecados.

Que Jesucristo, el Rey y Señor, esté siempre con ustedes. R/ Y con tu Espíritu.

Ideas para el Celebrante

(Jesús reina desde su cruz

Hoy concluye nuestro año litúrgico con la solemnidad de Cristo Rey… A través de todo este año hemos contemplado con los ojos de la fe el nacimiento, la vida, el mensaje, la muerte y la resurrección de Jesús… La liturgia de hoy resume algunos aspectos clave de por qué él vino a vivir entre nosotros.  Murió en la Cruz por nosotros para mostrarnos toda la profundidad del amor de Dios, su ilimitada misericordia con los pecadores, la promesa del paraíso para el criminal crucificado, la gracia de Dios que nos acepta como hermanos de Jesús e hijos y herederos del Padre… Unidos a Jesús, nuestro Rey, damos gracias al Padre en esta eucaristía por concedernos el perdón y la vida…)

Acto Penitencial

Pedimos al Señor que nos perdone porque a lo largo de este año litúrgico no siempre hemos correspondido a su amor.  (Pausa)

•      Señor Jesús, Rey misericordioso, te damos gracias por otorgarnos tu perdón.  R/ Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, Rey de la verdad y de la vida, te damos gracias por dar sentido a nuestras vidas y por hacerlas ricas y eternas.  R/ Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, Rey de amor y de paz, te expresamos nuestra sincera gratitud por la gracia inmerecida de mostrarnos el camino hacia el Padre.  R/ Señor, ten piedad.

Señor, danos la gracia de experimentar tu misericordia infinita y que se desborde sobre todos nuestros hermanos, y llévanos a la vida eterna.  Amén.

LECTURAS

2 Samuel 5, 1-3: David, que ya era Rey de Judá, es visitado por los ancianos de las tribus de Israel que lo reconocen y lo ungen como Pastor y Guía de todo el pueblo… Pactaron esta alianza en presencia del Señor…

Salmo 121: Para los israelitas piadosos era una alegría peregrinar a Jerusalén, la ciudad de David, así reforzaban su pertenencia al pueblo elegido y celebraban la justicia del Señor…

Colosenses 1, 12-20: Pablo nos invita a expresar gratitud a Dios Padre por trasladarnos de las tinieblas al Reino de su Hijo quien por su sangre nos ha redimido y perdonado nuestros pecados… Él es la imagen visible de Dios, el primogénito de toda creatura, es anterior a todo… Él es la cabeza de la Iglesia, el primogénito de entre los muertos, la plenitud y el hacedor de la paz…

Lucas 23, 35-43: Jesús está crucificado… A su alrededor, las opiniones están divididas: Se burlan de Él los magistrados, los soldados y hasta uno de los dos malhechores crucificado junto a Él, el otro lo defiende e implora salvación… Cada uno tiene que tomar su opción: a favor o en contra de Él… Y, desde el “trono” de la cruz, el Rey muestra misericordia…

Oración de los Fieles

Pidamos a nuestro Señor Jesucristo que su Reino crezca entre nosotros, y digámosle: R/ Señor, que venga a nosotros tu Reino.

1.     Cristo vino como el Salvador de todos. Para que su Reino venga a los que han perdido el camino que conduce a Dios y a los hermanos, oremos:

2.     Cristo reconcilió el cielo con la tierra. Para que su reino venga a nosotros por medio de la paz entre las naciones, oremos:

3.     Cristo es la cabeza de la Iglesia. Para que su reino venga por medio de la unidad entre todos los cristianos, oremos:

4.     Cristo dio un lugar en su reino a los pecadores arrepentidos, a los pobres, a los que sufren. Para que su reino crezca entre los débiles y los sin-voz de nuestros días, oremos:

5.     Cristo es el primer resucitado de entre los muertos. Para que su reino llegue con gozo y alegría a nuestros seres queridos difuntos, oremos:

6.     Cristo vive en nuestras comunidades cristianas. Para que su reino crezca por medio de nuestra dedicación y servicio, oremos:

Señor Jesús, haznos un pueblo que lleve el calor de la justicia y del amor a todos los seres humanos en la tierra, para que tu Reino crezca entre nosotros, ahora y por los siglos de los siglos.

Introducción al Padre Nuestro

Como hijos del Padre del cielo, oremos con Jesús, que nos ha librado del pecado, para que venga a todos el reino de Dios R/ Padre nuestro…

Invitación a la Comunión

Éste es Jesucristo, el Cordero de Dios, nuestro Rey, que vino para ser nuestra paz y reconciliación por su muerte en la cruz.

Dichosos nosotros invitados a su banquete y a su Reino.  R/ Señor, no soy digno…

Bendición

Hermanos: El reino de Dios no está completo todavía.

Pero está entre nosotros y sigue creciendo cuando intentamos vivir como Jesús y llevar su justicia y amor a todos con nuestras palabras, con nuestras obras y con la entrega de nosotros mismos.

Para ello imploramos la bendición del cielo.

Por eso, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes y los acompañe siempre. Amén.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra: ¿Experimento la necesidad de acercarme a Dios y a su Salvación?

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …