Home / Contigo en casa / Preparando mi liturgia: Un amor que todo lo soporta en la misión

Preparando mi liturgia: Un amor que todo lo soporta en la misión

IV DOMINGO del TIEMPO ORDINARIO

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE / GUÍA

Estamos dispuestos a escuchar a los otros, con tal de que nos digan lo que nos agrada, lo que se ajusta a nuestro modo de pensar.  Pero, en cuanto piden que cambiemos nuestro modo de pensar y de actuar, cerramos nuestros oídos y nuestros corazones.  La palabra de Dios sacude nuestra conciencia al recordarnos valores que vamos dejando olvidados como perdonar, compartir con los pobres, actuar de manera recta y justa, ser valientes para defender nuestra espiritualidad y misión en la vida, etc…

A veces oímos a personas que expresan su decepción, como por ejemplo: “He dado tanto tiempo y esfuerzo a la comunidad parroquial y ahora ni siquiera me han elegido como miembro del consejo parroquial” o “mira todo lo que he hecho por mi familia y fíjate cómo mis hijos me han decepcionado”…. ¿Refleja esta queja un “amor” inmaduro y frustrado o muestra el verdadero amor del que nos habla hoy la Palabra y que nos hace capaces de servir a los otros desinteresadamente?  ¿Cultivamos un amor que no se siente ofendido ni nutre resentimientos y que soporta todo como el de Jesús, los profetas y los apóstoles?

Pidámosle al Señor que nuestro amor sea como el suyo, genuino y profundo…

SALUDO

Antes de que tú nacieras, te conocí y te elegí; estoy contigo para liberarte, dice el Señor.

El Señor Jesús sea nuestra fortaleza y esté siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

¿Escuchamos al Señor incluso cuando sus palabras son exigentes?  Examinemos nuestra conciencia.  (Pausa)

•      Señor Jesús, cuando tu palabra quiere despertarnos de nuestra indiferencia y auto-complacencia, haz que sepamos escucharla y acogerla en nuestro corazón: R/  Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, cuando veamos injusticia y maldad en derredor nuestro, danos el valor de alzarnos y hablar con vigor y valentía: R/ Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, cuando encontremos a los pobres, danos la fuerza y los medios para ayudarles: haz que nos comprometamos en su favor: R/ Señor, ten piedad.

Por tu bondadosa misericordia perdónanos, Señor, y Danos la disposición para hacer asequible a todos tu Buena Nueva, de palabra y de obra. Y llévanos a la vida eterna.

LECTURAS

Jeremías 1, 4-5. 17-19: Dios elige a Jeremías para la ingrata y perturbadora misión de ser su profeta… Jeremías tendrá que ser la voz de Dios y Dios le dará fuerza y protección…

Salmo 70: Señor tú eres mi esperanza, ayúdame, defiéndeme, sálvame, sé mi refugio, líbrame de los malvados, eres mi esperanza, confío en ti, eres mi apoyo…  Proclamaré tu justicia y misericordia, te alabaré por siempre…

1 Corintios 12, 31-13, 13: Ningún don sirve para nada si no fundamenta en el amor de donación que es el más excelente de todos los dones… El amor, por sus cualidades y por lo que nos hace hacer, es el corazón de toda vida cristiana… Este amor es eterno…

Lucas 4, 21-30: Jesús explica a sus paisanos de Nazaret, que tiene una misión profética y salvadora universal, que no es sólo para favorecerlos a ellos, sino a todos… La ira y oposición del pueblo no puede detener a Jesús…

(Nota: Para hacer más comprensible la lectura de hoy se aconseja leer el evangelio del domingo pasado o al menos los versículos previos (17b-19), leídos el domingo pasado, ya que, en parte, el pueblo reacciona contra esa afirmación de Jesús).

ORACIÓN DE LOS FIELES

Conscientes de que nuestra misión en el mundo es ser profetas del amor misericordioso de Dios, pidamos a nuestro Padre del cielo que nos dé la gracia de ser fieles y valientes en nuestra tarea y misión, y digámosle: “Señor, queremos vivir y proclamar tu Palabra”.

1.     Por todos los cristianos, para que seamos profetas que anuncien a todos los valores salvadores del Evangelio.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, queremos vivir y proclamar tu Palabra.

2.     Por todos los pastores de la Iglesia y los líderes del mundo, para que guarden la esperanza viva en la victoria final de la justicia y la verdad, del amor y de la vida de Dios.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, queremos vivir y proclamar tu Palabra.

3.     Por los sin voz y los que viven privados de sus derechos humanos, para que encuentren cristianos que tengan el valor de defenderlos y de hablar resueltamente por y a favor de ellos.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, queremos vivir y proclamar tu Palabra.

4.     Por los que trabajan por un mundo mejor, para que las contradicciones que encuentren en su misión no les amarguen la vida y que el amor que vence todas las dificultades los inspire a promover la unidad.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, queremos vivir y proclamar tu Palabra.

5.     Por los que estamos aquí reunidos aquí en torno a la palabra (y al pan eucarístico), para que experimentemos el evangelio como un mensaje de Dios para hoy.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, queremos vivir y proclamar tu Palabra.

Señor Dios nuestro, no te pedimos que satisfagas nuestras expectativas personales.  Por favor, sobrepasa nuestros pensamientos y proyectos egoístas, y ábrenos a tus planes por medio de la palabra y el ejemplo de Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.  R/ Amén.

INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO

Oremos con las palabras de Jesús al Padre de todos para que nos dé hoy el pan de su palabra

y el pan eucarístico que fortalezca nuestra misión de profetas amorosos.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Este es Jesucristo, el Señor, la palabra viviente del Padre, que vivió tal como predicó y cuya voz no pudo ser silenciada ni siquiera con la muerte.  Dichosos nosotros, invitados al banquete de su palabra y de su cuerpo y sangre de salvación. R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA / BENDICIÓN

Hermanos: Se nos ha proclamado la palabra de Dios como Buena Noticia para hoy.

Captamos un mensaje de esperanza y amor que es más fuerte que todo el mal y las contrariedades que pudiéramos encontrar en nuestra misión…

Dios quiere que nos mantenga sensibles a las necesidades de nuestro tiempo, que tengamos en mente los valores que fácilmente olvidamos y que defendamos los derechos humanos que hoy son quebrantados…

Que el Señor nos dé fuerza y valor para ello con su bendición…

La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.  R/ Amén.

A cumplir con amor nuestra tarea profética, ¡vayamos en paz!  R/ Demos gracias a Dios.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra: “Ustedes son mis testigos”

VIII PASCUA ¿Voy por el mundo promoviendo el perdón y la conversión? Nota litúrgica: Estas …

Un comentario

  1. Miguelina Sunderland

    Que reconfortante leer sus Homilías para el Domigo Pr. JJ ..Los leo muy seguido y me trae mucha Paz y deseos de tener más tiempo/vida para dedicarla a mi Señor. Gracias por su constancia en compartir todo lo que nos hace falta aun..Dios Lo siga bendiciendo…Gracias ⚘