Home / Contigo en casa / Preparando mi liturgia: El amor exige renuncias

Preparando mi liturgia: El amor exige renuncias

DOMINGO XIII

IDEAS PARA EL CELEBRANTE
Cuando oímos las exigencias radicales que Jesús impone a quienes quieren seguirle, quizás pensamos que éstas son para gente con vocación especial en la Iglesia, como sacerdotes, religiosos y misioneros. Pero se supone que esas exigencias son para todos y cada uno de los discípulos. Una vez que decidimos seguirle, tenemos que ser consistentes. Tenemos que amar, aun cuando el amor imponga sacrificios.  Tenemos que amar incluso a los enemigos. Tenemos que ser honestos hasta la médula.  Pero si logramos hacer esto, nos percataremos de lo felices y libres que nos sentimos.  Pedimos ahora al Señor que sepamos seguirle fielmente siempre…


SALUDO

Cristo nos ha llamado a la libertad para servir a Dios 
y para servirnos unos a otros. 
Que este Espíritu liberador esté siempre con ustedes.


ACTO PENITENCIAL
No siempre hemos tenido el coraje de seguir al Señor, especialmente cuando eso nos resultaba difícil. Le pedimos ahora que nos perdone.  (Pausa)

  • Señor Jesús, queremos y estamos dispuestos a seguirte. Danos valor cuando ello nos exija sacrificio.  R/ Señor, ten piedad.
  • Cristo Jesús, queremos y estamos dispuestos a seguirte. Mantennos fieles cuando la gente nos rechace o nos ridiculice por causa tuya.  R/ Cristo, ten piedad.
  • Señor Jesús, queremos y estamos dispuestos a seguirte, pero perdónanos cuando miramos atrás y cobardemente retrocedemos.  R/ Señor, ten piedad.

Perdona nuestra timidez y cobardía, Señor, mantennos en el camino recto. Y llévanos a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

1 Reyes 19, 16b. 19-21: Llamado a ser profeta de Dios, Eliseo, en un primer momento, pone condiciones a su respuesta, pero, luego responde con total libertad y de forma radical: sacrificando y compartiendo…

Salmo 15: El salmista nos invita a confiar en la protección de Dios, Él nos guía con sus consejos por el camino de la vida, Él es nuestra herencia y la fuente de nuestra alegría y gozo sin fin…

Gálatas 5, 1. 13-18: Cristo nos hizo libres y San Pablo nos exhorta a mantenernos firmes para no caer nuevamente en la esclavitud de las apetencias humanas… Esta libertad la mantendremos: 1) Haciéndonos esclavos unos de los otros por amor… y 2) Dejándonos conducir por el Espíritu…

Así nos libraremos, como ya se dijo, tanto de ser controlados por nuestros apetitos humanos, como del cumplimiento externo de la ley…

Lucas 9, 51-62: Como Jesús al marchar hacia su muerte en Jerusalén, sus discípulos deben renunciar a todo tipo de seguridades y ataduras para poder ser fieles a la misión que Jesús mismo les ha encomendado y para estar libres para el servicio a los hermanos…

ORACIÓN DE LOS FIELES
Ya que estamos dispuestos a seguir a Jesús por el camino del evangelio, le encomendamos a él todos los sufrimientos y preocupaciones de nuestros hermanos, y le decimos: “Renueva nuestro corazón y nuestro espíritu, Señor”.

  1. Señor Jesús, queremos seguirte, pero ¿debemos de verdad renunciar a todo? Necesitamos arrojo y fortaleza para ello; por eso te pedimos: R/ Renueva nuestro corazón y nuestro espíritu, Señor.
  2. Señor Jesús, queremos seguirte, pero ¿debemos de verdad exponernos a ser rechazados por muchos? Necesitamos arrojo y fortaleza; por eso te pedimos: R/ Renueva nuestro corazón y nuestro espíritu, Señor.
  3. Señor Jesús, queremos seguirte, pero ¿debemos realmente vivir sin tener siquiera un lugar donde descansar nuestra cabeza? Necesitamos arrojo y fortaleza; por eso te pedimos: R/ Renueva nuestro corazón y nuestro espíritu, Señor.
  4. Señor Jesús, queremos seguirte, pero ¿tenemos de verdad que renunciar a personas que son tan queridas para nosotros? Necesitamos arrojo y fortaleza; por eso te pedimos: R/ Renueva nuestro corazón y nuestro espíritu, Señor.
  5. Señor, te rogamos también por los que te siguen por el camino de la cruz: enfermos, discapacitados, todos los que sufren. Ellos también necesitan arrojo y fortaleza; por eso te pedimos: R/ Renueva nuestro corazón y nuestro espíritu, Señor.

Señor Jesús, tú sabes cuánto nos cuesta responder generosa y radicalmente a tu llamado.  Ayúdanos con tu gracia a seguir adelante con ánimo y entusiasmo. Y sé para nosotros Señor y guía nuestro, por los siglos de los siglos.  R/ Amén.

INVITACIÓN A RECITAR EL PADRENUESTRO 
Unidos en el Espíritu Santo, espíritu de libertad y de amor servicial, rogamos al Padre con la oración de Jesús, el Señor. R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN 
Este es el Cordero de Dios que tomó decididamente el camino que le llevó a la cruz. Dichosos nosotros, invitados a comer su pan de fortaleza y a seguirle a dondequiera que él nos lleve. R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN
Hermanos:

Jesús ha estado con nosotros en esta eucaristía para liberarnos de nuestros temores, del poder amortiguador del egoísmo, de nuestro pesimismo, y para abrirnos al poder de la vida, de la esperanza y de la juventud, a fin de que le sigamos sin vacilación en su camino hacia el Padre y hacia los hombres.

Que esta paz se haga real en nuestras vidas de cada día.  Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y los acompañe siempre.  R/ Amén.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Celebración de la Palabra

Ofrecemos un esquema para realizar una celebración familiar o grupal, sin la presencia del presbítero, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *