Home / Cultura y Formación / ¿Qué necesito cambiar para ser sencillo y fraterno?

¿Qué necesito cambiar para ser sencillo y fraterno?

Desarrollo Espiritual,

XXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, Ciclo C, 01 de Septiembre de 2019.

Dios nos quiere humildes y generosos

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano / Pbro. Sergio Arturo Gómez M.

¿QUÉ NOS DICE DIOS EN ESTE DOMINGO?

Eclesiástico 3, 17-20. 28-29: Dios nos invita a la sencillez, humildad… Y a evitar la soberbia… La persona verdaderamente sabia es la que escucha al Señor y medita su Palabra…

Salmo 67: Dios se porta como un padre para los huérfanos, defiende a las viudas, acoge a los desamparados, libera a los cautivos, reconforta a los agotados, prepara una tierra para el pobre… Por eso, alegrémonos y regocijémonos en el Señor…

Hebreos 12, 18-19. 22-24: Por medio de Jesús, los cristianos, aun en la tierra, están como si ya  fueran ciudadanos del cielo: en comunión con Dios, con los ángeles, con los que vivieron rectamente y han alcanzado la meta…

Lucas 14, 1. 7-14: Jesús nos invita a:

1.     Ser humildes y no buscar puestos de honor para nosotros mismos, y a

2.     Compartir con los más pobres y necesitados que son sus favoritos…

REFLEXIONEMOS JUNTOS:

Nuestro Amigo Jesús fue invitado a comer en casa de un fariseo importante… Había más convidados: otros fariseos que buscaban ocupar los lugares más importantes y, además, espiaban a Jesús… Éste, sin miedo, los y nos confronta por andar buscando prestigio y privilegios y nos invita a ser más humildes… Y, luego, en la persona de su anfitrión, nos invita a la gratuidad, a dar sin esperar nada a cambio… Vemos a un Jesús espontáneo y valiente que por amor nos invita a vencernos a nosotros mismos y a ser más hermanos de todos, así tendremos una recompensa en el cielo… ¿Qué vacíos quiero llenar cuando busco que los demás me den alabanzas y reconocimientos públicos?

Para comprender algo de lo que Dios quiere enseñarnos este día conviene que analicemos quién es y cómo se porta un fariseo (antiguo y moderno)… Un fariseo es, entre otras cosas, una persona que ha construido un muro para alejarse del resto de los mortales; él, gracias al cumplimiento formal de la ley, ha alcanzado la perfección; él, por haber estudiado las Sagradas Escrituras y saberse de memoria algunas partes de la misma, no se siente un vulgar e inferior pecador; Etc….

El fariseo se encuentra elevado en una alta torre, en el piso, mejor dicho, en el lodo, se encuentran los pecadores y los pobres… ¿Alguna vez yo me he sentido mejor que otros y que merezco ser reconocido y honrado por parte de Dios y por los demás hombres? ¿A veces yo también me comporto como un fariseo?

Lo “curioso” en la Palabra de hoy es que Dios mismo aparece acercándose y tratando con cariño a los huérfanos, las viudas, los desamparados, los cautivos, los agotados, los pobres, etc…. Las aspiraciones de Dios y las de los fariseos van en sentidos opuestos… Vemos a Jesús recomendándole al fariseo que invite a su casa a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos, en fin, a quienes no puedan corresponderle o pagarle… ¿Cómo quiero comportarme yo?

No podemos estar comunión con Dios si no estamos en comunión con sus favoritos…

PARA ESTA SEMANA TE PROPONEMOS ALGUNOS EJERCICIOS:

1.     Responde sinceramente las siguientes preguntas:

–       ¿Busco recibir honores y reconocimientos?

–       ¿Qué y cuánto comparto concretamente con hermanos más necesitados que yo?

–       ¿Procuro la comunión con los demás o me aíslo?

–       ¿Qué actitudes necesito desarrollar apara acercarme a compartir con los más pobres y con quienes son diferentes a mí?

2.     Durante esta semana, en tu oración, pide al Señor: “Hazme humilde y sencillo… que no busque yo los primeros lugares sino los últimos… Dame un corazón como el tuyo para ayudar a todos mis hermanos”.

(Si esta ficha te ayuda, compártela)

Esta ficha, así como las de los domingos anteriores, la puedes encontrar en arquimediosgdl.org.mx, pestaña de “cultura y formación” y “desarrollo espiritual”.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

El Espíritu de verdad dará testimonio de mí

Del santo Evangelio según san Juan 15, 26–16, 4a Él anuncia a los suyos persecuciones …