Home / Cultura y Formación / La vocación late en el corazón

La vocación late en el corazón

Juan Jesús Espinosa Pascoe
3° de filosofía

No sé si ya lo sepas, pero permíteme contarte que, en septiembre de 2021 se cumplieron 325 años de la fundación del Seminario Diocesano de Guadalajara. Evidentemente que a sacerdotes y seminaristas nos genera una inmensa alegría saber que nuestra casa de formación tiene tantos años dando fruto para el servicio de la Iglesia de Cristo. Por tal motivo en nuestra arquidiócesis nos encontramos celebrando un año jubilar vocacional, que es sin duda un año de gracia del Señor para seguir pidiendo que envíe trabajadores a su mies y para agradecerle por todos los sacerdotes que en el seminario se han formado a lo largo de más de tres siglos.

Por otro lado, cada año en el mes de marzo celebramos el día del Seminario Diocesano de Guadalajara, esto se debe a San José, quien es nuestro santo patrono y a quien la iglesia universal conmemora el 19 de marzo. El día del seminario conlleva mucho más que la visita de los seminaristas a todas las parroquias de la diócesis, pues desde un mes antes participamos de distintas actividades de promoción vocacional y jornadas de oración.

IMPORTANCIA DE LAS VOCACIONES

 El pasado 4 de febrero hemos iniciado en el Seminario Mayor la campaña de preparación para el día del seminario, tuvimos la visita del Emmo. Sr. Cardenal Robles Ortega, quien presidio la Santa Eucaristía. Al finalizar pasamos todos al auditorio para el estreno del ansiosamente esperado spot vocacional de este año, que se trata de un vídeo motivacional sobre la importancia de las vocaciones sacerdotales y el papel que juega el seminario en la formación de los futuros presbíteros, si no lo has visto todavía te invitamos a hacerlo, puedes encontrarlo en todas nuestras redes sociales, búscanos como “Seminario Diocesano de Guadalajara” en Facebook, Instagram y YouTube.

Posteriormente se llegó el momento de la cena, que en esta ocasión se vio acompañada de un gesto especial, pues cada uno de los grupos del seminario se dio la oportunidad de presentar para el resto de la comunidad un canto vocacional. Siempre he pensado que Dios puede hablarnos a través de la música, y una prueba evidente de ello son los mensajes que quedan grabados en nuestro corazón después de escuchar una canción, especialmente en la Misa o alguna Hora Santa.

De esta manera hemos comenzado nuestra jornada de oración por las vocaciones sacerdotales, es decir que, durante poco más de un mes, estamos invitados a intensificar nuestra oración por los jóvenes que sienten el llamado de Dios a consagrar su vida en el ministerio sacerdotal

Por aquellos que ya estamos respondiendo al llamado de Jesús en el seminario, y por quienes ya han recibido el sacramento del orden y dedican su vida entera al servicio de la Iglesia.

Te comparto finalmente que el lema de este año para la campaña del día del seminario es: “Escucha el latido, deja tu corazón arder”, ahí la razón del título del presente artículo. Me parece muy importante recordar que comúnmente al seminario se le considera el corazón de la diócesis, y no es para menos, pues ¿qué sería de la Iglesia sin sacerdotes que nos administraran los sacramentos? En el seminario se forman hombres que modelan su corazón según el corazón de Cristo, para así participar del sacerdocio ministerial en favor del santo pueblo de Dios. Valoremos la importante labor que tienen los seminarios para la Iglesia.

El corazón de cientos de muchachos arde de amor a Jesús. Dios sigue llamando, incluso en nuestros días sigue habiendo jóvenes que valientemente deciden renunciar al mundo para responder a la vocación que Dios ha pensado para ellos. Puede que a ti, joven que lees esto, también el Señor te esté llamando, no tengas miedo, vale la pena consagrar la vida a Dios para la edificación del Reino de los cielos.

Acerca de Miroslava Flores Torres

Revisa También

Somos enviados a consolar y renovar

XIV DOMINGO ¿Me doy cuenta que el Señor me envía a continuar su misión en …