Home / Cultura y Formación / Vete, tu hijo ya está sano

Vete, tu hijo ya está sano

Del santo Evangelio según san Juan 4, 43-54

a curación del hijo del funcionario real, en Caná de Galilea, nos es reportada por San Juan como el segundo «signo» realizado por Jesús. Este es el tercer ejemplo típico con los otros de Nicodemo y de la Samaritana de alguien que decide ir en busca de la fe, y en esta ocasión se trata de un pagano.

Acerca de Martha Correa

Revisa También

EL DEPORTE UNA ESCUELA DE VALORES

Humberto Castillo, Pastoral del deporte. El deporte resalta en las personas valores como la disciplina, …