Home / Cultura / Cultivarte / 229 aniversario luctuoso de Fray Antonio Alcalde

229 aniversario luctuoso de Fray Antonio Alcalde

Martha Vallejo, Presidenta del Grupo Amigos de Fray Antonio Alcalde.

Jesús Pilar Sobejano, Gerente de la Oficina de Turismo de Cigales.

El 7 de agosto de 1792, la campana mayor de la Catedral difundió la noticia de la muerte del XXIV Obispo de Guadalajara, el fraile dominico Antonio Alcalde y Barriga. La capilla ardiente se montó los dos días que siguieron a su deceso, al cabo de los cuales, el 9 de agosto, fue sepultado, según sus deseos, en el interior del templo parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe, corazón material de la obra social grandísima que emprendió durante su gestión episcopal de 21 años, durante los cuales aplicó la cuarta parte de los diezmos de su Iglesia (unos 3 mil 500 millones de pesos de nuestros días) en obras sociales que elevaron la capital del Reino y Diócesis a la segunda en importancia de la Nueva España.

El 7 de agosto del 2021

En ese marco, en la hoy capital de Jalisco, se llevaron a cabo diversas actividades, restringidas por la situación pandémica por la que estamos pasando (como la que él afrontó entre 1785 y 1797, a impulso de la cual creó el hospital más grande de América e hizo posible la Universidad pública y gratuita), en prenda de gratitud.

En el Santuario de Guadalupe, un triduo de actividades culturales y litúrgicas, y en la ciudad, una Guardia de Honor ante el monumento dedicado a su memoria en el Jardín de los Jaliscienses Ilustres, ceremonia que encabezó el Presidente Interino de Guadalajara, Eduardo Fabián Martínez Lomelí, y que tuvo por orador al Secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, que en uso de la palabra enfatizó lo portentoso de un legado que se apoyó en la administración meticulosa de los recursos materiales, tanto en la recaudación de tributos como en la aplicación transparente de los mismos, teniendo todo como respaldo un estilo de vida de pobreza absoluta.

La asociación de Amigos de Fray Antonio Alcalde, por su parte, presentó en el Santuario de Guadalupe, un concierto para guitarra clásica a cargo del Mtro. José Guadalupe López Luévano (el día 5); un conversatorio con la Dra. Laura Castro Golarte, luego del cual el tenor Jorge Jiménez Rubio interpretó la versión completa del Himno a Fray Antonio Alcalde, de Tiburcio Saucedo (día 6) y una Misa solemne en el altar de Santo Domingo de Guzmán en el marco del aniversario 800 de su muerte.

Ciudades hermanas

Al día siguiente, 8 de agosto, en la Villa de Cigales, donde se conservan testimonios históricos muy importantes del también Siervo de Dios y descendientes directos del tronco común de nuestro prócer, José Alcalde, su progenitor, se continuaron las celebraciones: una Misa en sufragio suyo y un responso en el monumental templo de Santiago Apóstol, cuya edificación él concluyó; una ofrenda floral al pie del busto de piedra de este ilustre cigaleño, instalado en la Plaza Mayor y posible gracias a los médicos del Hospital que él creó en la Guadalajara de Indias y una visita guiada por la localidad para descubrir su legado en la Villa del Clarete.

El Ayuntamiento de Cigales, la Asociación de Jubilados Fray Antonio Alcalde y la Parroquia de Santiago Apóstol, representados por medio centenar de vecinos cerraron el acto con una comida de hermandad.

La Oficina Municipal de Turismo local, por su parte, ofreció una visita guiada por el casco urbano de la localidad para reconocer en ella la historia y el legado de Fray Antonio en su villa natal, visitando la casa donde nació y las obras sociales que bajo su mecenazgo tuvieron allí cabida, a saber, el Antiguo Hospital de San Juan, las escuelas de primeras letras y el cierre de las obras materiales del templo parroquial. Cerró el itinerario una visita al teatro Las Peñuelas, para analizar los elementos iconográficos del mural que ejecutó allí el artista mexicano Martín de la Torre ‘Martorrev’, para explicar la mancuerna cultural que uncen a Cigales con Guadalajara, ciudades hermanas desde hace más de un cuarto de siglo.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Sentir y gustar de las cosas internamente

Sergio Padilla Moreno En la segunda anotación preparatoria a los Ejercicios Espirituales, San Ignacio de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *