Home / Cultura / Ars Cordis / Bailar con la incertidumbre
AP Photo/Nardus Engelbrecht

Bailar con la incertidumbre

El “ritmo” que hoy nos toca bailar nos pide confiar en nuestras potencialidades y habilidades para adaptarnos a las condiciones y seguir moviéndonos con armonía. 

Sergio Padilla Moreno

El baile es una de las expresiones más importantes de las diversas culturas del mundo, pues cada país tiene sus propias expresiones de este tipo. Pero también es una de las actividades lúdicas más comunes en nuestras sociedades. Casi todos hemos bailado alguna vez en la vida y muchos lo hacen de manera recurrente en fiestas y reuniones. Pero sabemos que bailar bien es todo un arte que requiere desarrollo de talentos naturales, musicalidad y capacidad de expresión corporal. Para ejemplificar esto último basta ver la emblemática escena de la película Perfume de mujer, donde el personaje ciego que interpreta Al Pacino, baila el tango “Por una cabeza”, junto a una hermosa joven quien al principio se resiste ante el miedo de cometer un error, a lo que él le responde: “No hay errores en el tango, si te equivocas detente y continúa paso a paso, simplemente ¿Por qué no lo intentas?” Vale la pena ver la escena: https://www.youtube.com/watch?v=F2zTd_YwTvo&t=66s

Sin pasos establecidos

Esta referencia del baile viene a colación a partir de una expresión dicha al vuelo por el P. Pablo d´Ors, en una reciente conferencia que dio en España con el título “La espiritualidad en tiempos de pandemia”, pues en un momento dijo que esta pandemia nos está invitando a aprender a “bailar con la incertidumbre”.

Hoy es claro que uno de los signos de los tiempos es, precisamente, la incertidumbre, pues muchas de nuestras viejas certezas se han diluido. Bien lo dice el sacerdote canadiense Ron Rolheiser: “El Covid-19 es una llamada a despertarnos, no sólo al hecho de que somos vulnerables, sino especialmente al hecho de que no podemos dar por supuestos los preciados dones de salud, familia, trabajo, comunidad, viaje, recreación, libertad de reunirnos y (sí) incluso de acudir a la iglesia.”

Dejarnos llevar por el ritmo

Esta “nueva realidad” nos plantea diversas posibilidades: podemos quedarnos anhelando los tiempos ya idos, o bien evadirnos con los muchos tipos de drogas que existen; pero también nos podemos pelear contra ella, pero con el riesgo de que termine por aniquilarnos. Es entonces que vale la pena reflexionar en la intuición del P. d´Ors y tratar de aprender a bailar con la incertidumbre. Este baile nos pide confiar en nuestras potencialidades y habilidades, además de estar atentos a los elementos que configuran la incertidumbre para irnos adaptando a ella y movernos en armonía, es decir, sin que nos domine, pero tampoco tratando de dominar lo que no se puede.

Para aprender a bailar con la incertidumbre, vale la pena voltear a contemplar la figura de San José, a quien el Papa Francisco le dedicó, el año pasado, la Carta apostólica Patris corde (Con el corazón de un padre). En el Evangelio de Mateo se nos presenta a José, quien, ante la amenaza de Herodes, se lleva a su familia a Egipto, donde seguramente tuvo que enfrentar la incertidumbre, tal como lo hizo la familia de Jacob muchos siglos antes, en una historia que se volvió sagrada.

El autor es académico del ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara – padilla@iteso.mx

Pablo d’Ors – ESPIRITUALIDAD en Tiempos de PANDEMIA

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Su Majestad, el centenario Franco Corelli

Sergio Padilla Moreno El pasado jueves 8 de abril se cumplió un siglo del nacimiento …