Home / Cultura / ¿Cómo fue que superamos otras pandemias?

¿Cómo fue que superamos otras pandemias?

Nicolle Alcaraz

A lo largo de la historia se han vivido diversas pandemias que han causado miles de muertes. Ante esto, la ciencia ha trabajado mucho para llevarnos hasta donde hoy nos encontramos.

Aunque quizás no imaginábamos atestiguar una pandemia en carne propia, la realidad es que esta no es la primera, ni la última ocasión, en que un evento de esta magnitud se revela ante nosotros, y a más de 2 años desde la propagación del virus SARS-CoV-2 a lo largo del mundo, seguramente muchos estamos ansiosos por saber en qué momento y de qué manera habremos de superar tal crisis.

Por fortuna, tenemos muchos ejemplos que pueden dar luz a las posibles formas en que esta situación podría resolverse. Sin embargo, los avances actuales en materia médica y tecnológica nos suponen nuevos retos, y nuevas esperanzas, que nuestros antepasados no tuvieron. Por lo que estas lecciones pasadas podrían ser útiles, más no son una sentencia o una descripción precisa de cómo habremos de pasar la página en este episodio de nuestras vidas.

Pasados que permanecen

Para empezar, es importante aclarar que muchos de estos virus y bacterias, que un día representaron una amenaza letal para la humanidad (llámense Peste Bubónica, Gripe Española, VIH, etc.), siguen, de una u otra forma, presentes en nuestro día a día. Esto se debe a los esfuerzos por combatirlos no solo se centran en erradicarlos por completo, sino que la ciencia se ha dedicado a desarrollar avances que nos ayuden a lidiar con estas enfermedades, para que estas no representen un riesgo para nuestra salud. Conviviendo con ellas a diario, pero sin temor.

Mirando atrás

Pongamos de ejemplo dos pandemias distintas: la peste bubónica, y la viruela. La primera, situada en la Edad Media (1346 – 1353), la cual acabó con el 60% de la población europea.

Si bien, en su momento, la gente asociaba este mal con motivos sobre naturales, en el siglo XIX un grupo de bacteriólogos pudieron encontrar la forma precisa en que este padecimiento lograba ser transmitido; mediante los roedores. Estos, al ser portadores de pulgas que, a su vez, cargaban la bacteria denominada yersinia pestis, entraban en contacto con los humanos, volviéndolos susceptibles al contagio.

Ante esto, se ordenó una estricta higiene y cuarentena, lo cual logró disminuir la propagación de un virus que continua hasta nuestros días, pero que ya no es considerado mortal debido al desarrollo posterior de antibióticos efectivos.

Más adelante, del siglo XVIII al XX, llegó la viruela. Una enfermedad que, desgraciadamente, acabó con “la vida del 90% de los indígenas de Estados Unidos y en Europa mató a 56 millones de personas” (FIFARMA), pero que impulsó a la humanidad a desarrollar los métodos de inoculación que hoy en día todos conocemos: las vacunas.

Estas consisten en “preservar la enfermedad para luego introducirla en el humano y crear defensas”, y aunque aún usamos este método para crear nuestras dosis, hoy existen también otras formas de fabricar vacunas que también son sumamente efectivas.

Debido a este avance, en 1977 se registró por última vez un caso de viruela, cerrando este terrible capítulo de nuestra existencia.

Lecciones para el presente

Gracias al pasado sabemos: determinar las formas en que se transmite una enfermedad, para prevenir contagios; desarrollar medicamentos que nos permitan aminorar los efectos de la enfermedad en nuestro sistema, como es el caso de las vacunas; y, hoy en día, estamos desarrollando fármacos que nos permitan combatir a la enfermedad para acabar con esta, como el caso del Molnupiravir, tratamiento contra el Covid-19 que ha estado siendo probado en los últimos meses en algunos países.

Si bien aún hay mucho camino por delante antes de aprender a manejar una pandemia de la forma más adecuada posible, con el fin de que menos vidas se vean comprometidas en el camino, es un hecho que desde la ciencia mucho trabajo se ha realizado para llevarnos hasta donde nos encontramos hoy.

Acerca de Nicolle Alcaraz

Comunicóloga y reportera para El Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Revisa También

Sagitario A*, en el centro de nuestra galaxia

Oscar Trujillo, Divulgador Científico La noticia científica del momento es la obtención de la primera …