Home / Cultura / Ars Cordis / El arte de mirar

El arte de mirar

Sergio Padilla Moreno

Hace un par de domingos, la lectura del Evangelio de San Marcos nos presentaba la perícopa conocida como la “ofrenda de la viuda”, donde Jesús contrasta la actitud humilde y sencilla de una pobre mujer, quien había echado solo dos monedas a la alcancía del templo pero que era “todo lo que tenía para vivir”, frente a la soberbia, narcicismo y autosuficiencia de los escribas que “han echado de lo que les sobraba”.

¿Hacia dónde volteamos para ver a Dios?

Pero en ese pasaje hay un detalle que suele pasar desapercibido y es muy importante: la capacidad de Jesús para mirar profundamente, pues él “estaba sentado frente a las alcancías del templo, mirando cómo la gente echaba allí sus monedas”. Como bien dice Miguel Ángel Munárriz Casajús al imaginar la escena ocurrida en el templo de Jesuralén: “Sus discípulos, galileos de pueblo, están embobados con tanto lujo, tanta magnificencia y tanto trajín, cuando Jesús les sorprende con esta pregunta. «¿Ven aquella mujer?» ¡Los ojos de Jesús!… Donde los demás vemos un sembrador que siembra, o un pastor que cuida de su rebaño, o un arbusto de mostaza, o una hogaza de pan crujiente, él ve a Dios; la mejor versión de Dios que nadie haya sido capaz de imaginar”.

Como toda capacidad sensitiva, es necesario afinar constantemente la mirada para tener la capacidad de ver más allá de las apariencias y así contemplar el paso de Dios por todas las realidades.

Mirar con conciencia

Hace algunos años, un sabio predicador de ejercicios espirituales nos propuso una actividad que fue profundamente significativa para muchos. Nos pidió sentarnos una hora en una banca de alguna plaza pública y simplemente mirar los rostros de la gente que pasara; al principio nuestro mirar era superficial, atento a cuestiones externas, pero, paulatinamente íbamos mirando más a fondo y percibíamos la paleta de emociones de las personas.

Una novela altamente recomendable para tomar conciencia de la importancia de la mirada es El estupor y la maravilla, del escritor y sacerdote español Pablo d´Ors. 

En la reseña que hace Jesús J. Pelayo en su blog “El infierno de Barbusse”, dice que esta novela «es todo un tratado de la mirada y de cómo, si nos fijamos bien, si estamos suficientemente atentos, podremos comprobar que todo alrededor nuestro es un misterio. Pero, para descubrir esto, es necesario desaprender la mirada, reconducirla a su estado primigenio y más perfecto, que es nuestra mirada de niño. En realidad, las personas empiezan a quererse cuando aprenden a mirarse; eso que llamamos amor consiste, después de todo, en mirar como conviene.

Después de mirar algo adecuadamente, ya no podemos ser los mismos; después de mirar algo mucho tiempo, no podemos sino cambiar de vida».

El autor es académico del ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara – padilla@iteso.mx

Señor, que podamos ver

Hoy concluye el año litúrgico y la próxima semana renovamos la esperanza al vivir un adviento en medio de tiempos complejos, donde podemos pedir y trabajar que el Espíritu nos abra al don de mirar la realidad con estupor, admiración y la capacidad de maravillarnos ante los detalles y misterios de la vida.

Pablo d’ Ors presenta ‘El estupor y la maravilla’

Acerca de Hugo Rodríguez

Reportero y Community Manager en Arquimedios Guadalajara. | Ciencias de la Comunicación y Administración de la Mercadotecnia. | Periodismo Deportivo. | Locutor en Valora Radio y Radio María. | Reportero y Columnista en TR Fútbol.

Revisa También

¿Cómo fue que superamos otras pandemias?

Nicolle Alcaraz A lo largo de la historia se han vivido diversas pandemias que han …