Home / Cultura / Ars Cordis / El arte del discernimiento

El arte del discernimiento

Sergio Padilla Moreno

Nunca como ahora, los seres humanos que habitamos este maltrecho planeta hemos tenido la posibilidad de acceder a una cantidad casi infinita de información gracias a cualquier dispositivo conectado a Internet. Aunque es necesario señalar que el acceso a la tecnología y la información no es pareja en todo el mundo y todavía estamos lejos de que lo sea.

Cantidad Vs Calidad

Ahora bien, lo que hay que cuestionar es si el mayor acceso a la información, por lo menos para quien está disponible, nos ha permitido tomar decisiones que nos hagan mejores personas, mejor sociedad o saber hacia dónde vamos personal o colectivamente. Las evidencias parecen decir que tomamos muchas decisiones equivocadas. El problema no es entonces la cantidad de información disponible, sino su calidad. Pero también, en gran medida, hay fallas en nuestras propias capacidades o incapacidades de análisis y validación de la información. Hoy se habla cada vez más de fake news o noticias falsas, así como de la “posverdad”, donde lo que importa no es basarse en los hechos o datos duros, sino en la exaltación de la emoción y las creencias o prejuicios personales; para muestra de ello ahí está el pasado proceso electoral.

Durante siglos se pensó que el mayor mal de la humanidad era la ignorancia, la cual había que corregir con la educación académica, pero hoy nos damos cuenta de que la educación por sí misma, así sea la de altos grados académicos, no garantiza que se tenga la capacidad de una verdadera comprensión de la información, de aquí el enorme riesgo de tomar malas decisiones.

Saber elegir

Necesitamos entonces conocer y aplicar una herramienta o método que, hace casi cinco siglos, nos entregó San Ignacio de Loyola: el discernimiento para saber elegir y tomar decisiones.

Ignacio entendió, a partir de su propia experiencia, que muchas veces no vemos la realidad como es, sino como la queremos ver, como la evitamos ver o como otros nos la hacen ver, pues entran en juego, a menudo de manera inconsciente, nuestras creencias, prejuicios, filias y fobias personales. Decimos ver la verdad y la defendemos contra quienes ven la realidad desde otra perspectiva, por lo que hemos hecho, a punta de “verdades”, un mundo polarizado, con graves y peligrosos extremismos de todo tipo.

Ante este panorama, lo importante y urgente es comenzar por entender y conocer nuestros movimientos interiores, nuestros marcos de interpretación de la realidad para aprender a verla de otras maneras y tomar mejores decisiones. Vale la pena entonces, en el marco del Año Ignaciano, acercarnos a conocer lo que es el discernimiento, el cual no solamente se aplica a la vida espiritual sino a toda la vida. Un libro que puede ayudar a ello es “Saber escoger: el arte del discernimiento”, del jesuita Carlos G. Vallés, (Ed. Sal Terrae). En este libro el P. Vallés dice: “Escoger es vivir, y por eso al entender y reafirmar mis propias maneras de escoger, elegir y decidirme, estoy entendiendo mejor y reafirmando más mi vida”.

6 Claves para tomar decisiones mejores. Discernimiento desde la espiritualidad ignaciana

El autor es académico del ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara – padilla@iteso.mx

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Una experiencia viva del Salmo 19

Sergio Padilla Moreno El 13 de octubre se cumplieron 49 años del accidente aéreo en …