Home / Cultura / Ars Cordis / Impotente ternura

Impotente ternura

Sergio Padilla Moreno

El teólogo jesuita Karl Rahner dijo alguna vez: “El hombre espiritual del futuro o será un «místico», es decir una persona que ha «experimentado» algo, o no  lo será más.” En este sentido, dice el escritor español Rafael Narbona, que “la experiencia mística no es tan solo el contacto directo con lo sobrenatural. La sensación de haber experimentado un absoluto —la belleza, el bien, la comunión con el otro— ya merece ese nombre. La mística significa salir de uno mismo, trascender nuestra subjetividad, vivir algo que no se puede explicar solo con la razón”.

Lo efímero vs lo trascendente

La experiencia mística nos permitirá reconocer, en estos tiempos, aquello que nos ha infectado la mente y el corazón, como son el consumismo exacerbado, el egoísmo, el ruido, la prisa y la violencia de todo tipo. Las y los místicos nos muestran, con su propia vida, que el silencio, la libertad y desprendimiento ante las cosas, el cuidado de la naturaleza y los demás, la paciencia y la contemplación nos permiten ver y situarnos de otra manera en el mundo.

A lo largo de la historia, el Espíritu Santo ha suscitado hombres y mujeres que fueron dóciles a su inspiración y se dejaron tocar, confrontar y envolver por el Misterio, para luego ser mistagogos y orientarnos por los caminos que ellos recorrieron. Por supuesto que vienen a la mente nombres como Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, etc., o místicos contemporáneos como el P. Pablo d´Ors, Mardía Herrero y los jesuitas Javier Melloni y Alexander Zatyrka, por mencionar algunos.

Abrirse a la vida en un mundo roto

Pero a estos nombres quiero agregar el de Alberto Elías González Gómez, joven laico tapatío nacido en 1991, actualmente profesor en el ITESO, quien ha hecho camino y experiencia de vida y del Misterio al cobijo de la filosofía, la espiritualidad carmelita e ignaciana, así como del contacto con diversas culturas de pueblos originarios con quienes ha compartido vida, luchas y esperanzas. Algunos atisbos de este caminar lo presenta en su reciente libro Impotente Ternura (Ed. Palabras Palibros, 2021), a través de varios poemas y pensamientos en que pretende, según escribe en la introducción, “balbucear el fuego interno proveniente de saberme amado por un Dios que me amó primero”.

Elías nos muestra en estas páginas que las inquietudes propias de un joven que quiere abrirse a la vida en medio de un mundo roto, no son impedimento, sino al contrario, condiciones propicias para ser testigo de la Vida y del Misterio frente a un mundo donde domina la cultura de la muerte y experimentar, en medio de todo ello, la Impotente Ternura de un Dios que “quiere darse y entregarse”, y que quien ha vivido esa experiencia “ya no puede seguir viviendo igual, en sus mismas comodidades, certezas, riquezas y seguridades, sean estas materiales  o espirituales.”

Para saber más

Este libro sembrará semillas de evangelio pues Elías nos invita, en medio de estos complejos tiempos que corren, a “experimentar la Impotente Ternura en su propio cuerpo, cotidianidad y, desde ahí, transformar la vida”.

El autor es académico del ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara – padilla@iteso.mx

Presentación “Impotente Ternura”

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Una experiencia viva del Salmo 19

Sergio Padilla Moreno El 13 de octubre se cumplieron 49 años del accidente aéreo en …