Home / Cultura / Vacaciones: Educar para Cuidar

Vacaciones: Educar para Cuidar

Karime Ramos Godoy

“No juzgues por la pequeñez de los comienzos: una vez me hicieron notar que no se distinguen por el tamaño las simientes que darán hierbas anuales de las que van a producir árboles centenarios.” (San Josemaría Escrivá, Camino n. 820)

Las vacaciones escolares de los pequeños de la casa son, aunque no lo parezca, una gran oportunidad de cuidado a la naturaleza. Vacaciones significa un cambio en la actividad y dinámica de los miembros de la familia, aunque los adultos sigamos trabajando es importante inyectar creatividad y cambio de hábitos en nuestra rutina.  

Podemos comenzar asignando a los pequeños actividades de limpieza en el hogar y de aprovechamiento o reutilización de materiales; vacaciones es oportunidad de disfrutar con  manualidades y proyectos con materiales que tenemos al alcance y que pueden vivir más si los reinventarnos.

Tratemos de abrir más las ventanas y utilizar menos el aire acondicionado.  Pongamos metas a los pequeños y premios por lograr un baño eficiente, es decir, en menor tiempo, logrando quedar limpios y sin tirar tanta agua. Impulsemos a que nuestros hijos a que nos ayuden a cuidar el jardín a regar las plantas utilizando recipientes.

Aprovechemos para ir al parque en familia por las tardes, cuando el clima lo permite, pero con el reto de recolectar basura; llevemos una bolsa para poder recoger residuos no peligrosos y colocarlos en su lugar. Enseñemos la responsabilidad a los pequeños sembrando con ellos algo para que vean su desarrollo y se esmeren en cuidarle, hay que enseñarles que la vida se cuida día a día con paciencia y constancia.

Como se puede ver, muchas son las actividades que podemos realizar para educar a nuestras familias en el cuidado del medio ambiente, las vacaciones son una excelente época para hacerlo porque podemos disponer de un poco más de tranquilidad, mayor horario disponible de parte de los niños y muchas más ganas de hacer algo distinto, de salir de la rutina.                

Como padres, vivamos el ejemplo, entusiasmémonos por enseñar a nuestros hijos a ver la naturaleza como un conjunto de seres necesitados de cuidado donde nuestras acciones diarias inciden en su bienestar y desarrollo.

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

El arte de tejer un México mejor

Sergio Padilla Moreno Después de las elecciones en nuestro país, comenzaron a circular varias imágenes …