Home / Edición Impresa / A la gran familia presbiteral: Que no nos ganen la polarización y el individualismo, pidió el Cardenal Robles

A la gran familia presbiteral: Que no nos ganen la polarización y el individualismo, pidió el Cardenal Robles

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

El viernes 14 de enero el presbiterio de Guadalajara se reunió en el
Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, como habitualmente lo
hace, un mes después de la fiesta de la Virgen Patrona de México y de todo el Continente.
Después de que en 2021 no se pudo realizar la tradicional peregrinación de
los Sacerdotes por motivos de pandemia en esta ocasión se retomó el encuentro, con algunas decenas de Presbíteros que representaron a los cerca de mil Sacerdotes que sirven en la Iglesia Diocesana.
La Misa se celebró a las 12 del mediodía y fue presidida por el Cardenal José
Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, quien dejó otros compromisos para acompañar a su presbiterio ante los pies de la Madre del Tepeyac.
Asistieron, además, los Obispos Auxiliares Mons. Héctor López Alvarado, Mons. Manuel González Villaseñor y Mons. Ramón Salazar Estrada.

UN ENCUENTRO QUE NUTRE
Durante la homilía explicó que los Sacerdotes de Guadalajara anualmente
cumplen esta cita con la Virgen de Guadalupe “para reencontrarla, para reconocerla como nuestra Madre, para nutrir nuestra vocación sacerdotal de su ternura, de su predilección y de su don.
“Al saludarla, queremos encomendarle nuestra misión, nuestra vocación
y queremos pedirle que nos alcance la gracia de cumplir esa misión, esa vocación, en absoluta fidelidad a su Hijo y en absoluta comunión con su Iglesia”.
Añadió que se viven momentos de mucha polarización, “de una gran variedad de opiniones y no podemos sustraernos a ese ambiente, a esa cultura.
Tenemos que reconocer que, de alguna manera, también nosotros participamos en ese clima de división, y a veces de total confrontación; en ese ambiente es muy fácil caer en la tentación de cuestionarlo todo, como la conveniencia o no de las vacunas o de las medidas que las autoridades de salud nos recomiendan.
Ese clima de polarización no nos ayuda, al contrario, nos hace perder muchas energías que necesitamos para el cumplimiento de nuestra
misión”.

Foto: Carlos Zepeda

FORMANDO UNA IGLESIA UNIDA
“Quisiéramos pedirle a la Santísima Virgen, nuestra Madre, que nos alcance
la gracia de vivir la comunión; la comunión con su Hijo Jesucristo, y
con Él y por Él, la comunión con Dios, nuestro único y verdadero Padre, con
la fuerza y el poder del amor que es Dios Espíritu Santo, que nos alcance la
gracia de vivir esa auténtica y real comunión, pero también que nos alcance
la gracia de vivir la comunión entre nosotros como presbiterio, en comunión como hermanos, formando la única familia presbiteral, en comunión con el ministerio episcopal que tiene una función esencial en la vida de la Iglesia, y tengamos todos la gracia de vivir en comunión con el sucesor de Pedro.
“Pidámosle a la Santísima Virgen María de Guadalupe esa gracia”, exhortó.
El Arzobispo pidió también a los Sacerdotes no dejarse llevar por el individualismo que se ha acrecentado por el aislamiento de la pandemia y
exhortar a los fieles, de acuerdo a las posibilidades, a retomar con alegría y
generosidad el servicio y la participación que tienen dentro de la Iglesia.
“Ella nos protegerá, nos dará la gracia y la fuerza”, dijo refiriéndose a la Virgen. Al término de la Misa, el señor Canónigo, J. Guadalupe Dueñas Gómez, Párroco del Santuario agradeció la presencia del presbiterio de Guadalajara.
En esta ocasión, para salvaguardar la salud de los asistentes, no se ofreció
la comida y convivencia que habitualmente se brinda a los Sacerdotes.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Cardenal Robles reconoció a los maestros en su día

Nicolle Alcaraz Con motivo del Día del Maestro, el pasado 15 de mayo el Cardenal …