Home / Edición Impresa / Actualidades / Construirán santuario en honor a los Mártires Justino y Atilano

Construirán santuario en honor a los Mártires Justino y Atilano

Miroslava Flores Torres

La comunidad de Las Cruces, se llena de júbilo, pues fue colocada la primera piedra de lo que será el Santuario de los Mártires Justino Orona y Atilano Cruz

En una celebración presidida por Mons. Ramón Salazar, fue bendecida y colocada la primera piedra que contenía una cápsula del tiempo en la que fueron depositadas, el acta del Arzobispado para  la erección del Santuario, la biografía de los mártires, memorias USB con algunos datos históricos, monedas y otras cosas que anexaron los fieles.

La erección de este santuario comprende las siguientes secciones:

  • Santuario
  • Sacristía
  • Torre
  • Atrio
  • Un espacio social

Éste es el lugar donde ocurrió el martirio de los beatos, aún se conserva la habitación en la que descansaban, recientemente fue remodelada, y es conocida en la comunidad como  “El recinto de los mártires” o “La casa de los padres”.

Anteriormente las obras que se generaban en esta comunidad eran proyectos líricos, en los que participaba el Sr. Cura y unos cuantos albañiles, sin embargo debido a lo extraordinario de la finca, en esta ocasión se optó por buscar al arquitecto Héctor Manuel Sánchez de Guadalajara quien trabaja además con el Pbro. Alberto Ruiz Pérez en la restauración de arte sacro.

Para colocar la piedra se hizo una procesión desde la parroquia de Las Cruces al próximo lugar donde estará situado el Santuario de los Mártires.

La piedra tiene un peso de 300 kilos y las medidas son 60 cm de alto, 50 cm de profundidad  y 80 cm de ancho.

Durante la homilía, Sr. Obispo Ramón Salazar habló de los mártires e invitó a la comunidad a participar.

En el evento estuvieron presentes  el Sr. Cura de la parroquia San Rafael Arcángel, en Las Cruces municipio de Cuquio, el Cura de la comunidad de  San Juan del Monte y el Cura de la parroquia  La Esperanza, el arquitecto a cargo de la obra, Héctor Manuel Sánchez,  el personal de la cantera que realizó la piedra,  personas de la comunidad y de parroquias cercanas.

El proyecto es prometedor, y pretende ser un espacio que fomente la sana convivencia, y la relación con Dios, mientras se mantiene cercana y viva la historia de los Mártires  Atilano Cruz Alvarado y Justino Orona Madrigal.

Según el libro Santos y Beatos Mártires Mexicanos de la Arquidiócesis de Guadalajara:

El 30 de junio de 1918 llegó al rancho de “Las Cruces”, pues lo habían mandado llamar su párroco, el Cura Justino Orona. Fueron denunciados por un delator. Un pelotón se dirigió al rancho; sigilosamente entraron los soldados a la casa, dispararon al P. Orona y llegaron al dormitorio del P. Cruz, también dispararon sobre él y mataron al Sr. José María Orona, hermano del Sr. Cura. El Pbro. Atilano tenía 26 años de edad y no llegó a cumplir el año de sacerdote.

El 30 de junio de 1928, por la noche, después de planear con el padre Atilano Cruz, su especial actividad pastoral, ambos se recogieron para descansar en una casa del rancho de “Las Cruces”.

En la madrugada, las fuerzas federales y el presidente municipal irrumpieron violentamente en el rancho y golpearon la puerta. El Sr. Cura Orona abrió la puerta y con fuerte voz, saludó a los verdugos:”¡Viva Cristo Rey!” La respuesta fue una lluvia de balas.

Acerca de Miroslava Flores Torres

Revisa También

“Fui detenido por dos retenes del crimen organizado”: Cardenal Francisco Robles

La Iglesia tampoco escapa de la violencia del país Por Nicolle Alcaraz Pese a que …