Home / Edición Impresa / Actualidades / Vacunas. Un derecho que termina siendo lujo

Vacunas. Un derecho que termina siendo lujo

A casi un año del comienzo de las jornadas de vacunación a nivel mundial, una tercera parte de los 190 países monitoreados por el Centro de Sistemas de Ciencia e Ingeniería (CSSE) de la Universidad de John Hopkins, cuenta con menos del 10% de sus habitantes completamente inoculados contra la COVID-19. Mientras que, en los países pertenecientes al Grupo de los 20 (G20), es decir, de las economías más importantes del mundo, más del 50% de sus habitantes ya están cubiertos.

Recordemos que, acorde a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se requiere que por lo menos el 70% de la población cumpla son el esquema de vacunación para poder aspirar a controlar esta pandemia mundial, mediante la inmunización. Sin embargo, solo las naciones con ingresos altos han sido capaces de construir de manera realista y efectiva un puente hacia dicho estado.

Los países con menos recursos, aún se encuentran enfrascados en esta crisis sanitaria que, debido a sus posibilidades, parece no tener salida.

COVAX: DISTRIBUYENDO CON EQUIDAD

Ante este panorama de desigualdad, la OMS optó por crear COVAX, una iniciativa que pretende diseñar estrategias de distribución para las vacunas que vayan acorde a las capacidades adquisitivas de cada país, además de desarrollar redes de apoyo y financiamiento que permitan abastecer a las naciones que lo requieran con dosis suficientes, y de forma totalmente gratuita. 

En ésta existen dos alternativas. En primer lugar, aquellos países ricos que pueden costear las vacunas pueden adquirirlas a través de COVAX. Por otro lado, están las naciones que no cuentan con los recursos suficientes. En estos casos COVAX, de la mano con Gavi COVAX Advance Market Commitment (AMC), se encargan de recaudar fondos y poder ofrecerles las dosis requeridas sin costo alguno.

Esto, con el fin de que la iniciativa, al realizar una gran magnitud de compras, tanto para los países ricos, como los más pobres, pueda negociar mejores precios directamente con los fabricantes, al incentivarlos a aumentar sus niveles de producción.

SALUD SELECTIVA

El artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos indica: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar (…), la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”.

Por lo que, en la conciencia colectiva, pareciera sencillo acordar que es esencial la procuración del bienestar de todos los individuos en el mundo. Sin embargo, nuevamente la vida material se nos atraviesa, obligándonos a enfrentarnos con un panorama que pareciera privilegiar a ciertas personas por encima de otras o, mejor dicho, a ciertos territorios por encima de otros.

Tomemos el ejemplo de América Latina, en donde coexisten catorce países con la capacidad de autofinanciar su compra de vacunas a través de COVAX. Entre ellos México y Costa Rica. Mientras que las naciones de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Bolivia requieren de financiamiento externo para poder abastecer a sus ciudadanos con el medicamento necesario.

Pareciera que las divisiones territoriales no son solo una concepción imaginaria, sino un recordatorio real de que la desigualdad se encuentra a tan solo unos kilómetros de distancia.

Esperemos que el sufrimiento que se ha vivido, y continúa experimentándose en todos aquellos lugares donde la vacuna aún no figura como una alternativa viable, pueda enseñarnos algo a futuro.

Nos necesitamos

El Papa Francisco, en Fratelli Tutti, al respecto, señala: “Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca con todos los rostros, todas las manos y todas las voces, más allá de las fronteras que hemos creado” (n. 25).

Acerca de Nicolle Alcaraz Martinez

Comunicóloga y reportera para El Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Revisa También

Dios no te llevará a donde no pueda sostenerte su gracia

Sonia Gabriela Ceja Ramírez El martes 30 de noviembre, fiesta de San Andrés Apóstol se …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *