Home / Edición Impresa / “El Semanario es la otra mirada de los medios”: Víctor Ulín

“El Semanario es la otra mirada de los medios”: Víctor Ulín

Por Nicolle Alcaraz

Por ahí de 1998, el Maestro Víctor Ulín, en aquel entonces aspirante a licenciado, llegó con el Padre Pedro Rodríguez Gonzáles (+), antiguo director de El Semanario, para convertirse en colaborador. “Me comentó el maestro Román que había una oportunidad, y fui. Le llevé algunos textos que había escrito, porque pues yo inicié como a los 17 o 16 años (…) y al Padre Pedro le gustó y empezamos a hacer relatos y crónicas, junto con un espacio para jóvenes llamado «Intercambio Juvenil»”, comentó.

En aquel entonces Semanario buscaba incorporar a sus páginas una serie de historias que no solo abarcaran los temas religiosos y pastorales, pero que dieran voz a las problemáticas y situaciones sociales propias de la cotidianidad. “Me empecé a involucrar mucho con los personajes de la ciudad. Iba a visitar a una familia que vivía en una colonia muy lejana para recrear un poco como vivían (…). Recuerdo ir con una señora, ya grande, para publicar su historia, porque vivía en condiciones muy marginales, y la gente respondió ayudándola, queriendo colaborar. Ese es el tipo de periodismo que empezamos a hacer”, detalló.

Así mismo, su estancia en el periódico representó una oportunidad para adentrarse en el medio. “Estaba yo empezando y me ayudaron en mi crecimiento (…), para mí Semanario fue, periodísticamente hablando, fundacional para mi vida profesional”, además de ser una oportunidad “para conocer la ciudad” ya que, al ser originario de Tabasco, el cubrir diferentes sucesos, tradiciones y momentos propios de la región le permitió adentrarse en su identidad cultural. “Recuerdo una ocasión que me tocó ir a San Juan de los Lagos a cubrir el evento de la Virgen (…) y ahí me tocó estar 2 o 3 días, entrevistando a gente, viendo lo que pasaba (…) y así muchas actividades”, añadió. 

Una sección para jóvenes y por jóvenes

“Intercambio juvenil/ Tu espacio” fue una sección que surgió ante la necesidad de dar voz a todos aquellos jóvenes deseosos de contribuir en la elaboración del Semanario, compartiendo artículos, poemas o notas breve respecto a temas de interés para su comunidad. 

“Era una página que luego se amplió a dos, porque nos empezaron a llegar colaboraciones de muchos jóvenes que mandaban artículos, poesía, lo que fuera de interés”, narra Víctor, quien por poco más de un año fungió como responsable de este apartado. “Después se incorporó Nivia Cervantes, quien fue mi compañera en la universidad, y cuando yo me salí quedó ella como encargada de la sección”.

Los temas que ahí tocaban eran diversos, esto en parte por la libertad concedida por el Padre Pedro quien, en palabras de Ulín, “Era un n visionario (…), el Padre siempre fue abierto ha propuestas (…) decíamos algo y luego, luego le encontraba la manera de convertirlo en algo noticioso”, permitiendo la cobertura de un gran abanico de temas.

El Semanario hoy

“El Semanario fue y sigue siendo un espacio que incorpora expresiones laicas, que también son importantes, junto con el contenido de la Iglesia y las actividades pastorales (…) y se ha convertido en un medio que ha permeado por su contenido (…), y tiene ganado un lugar en la vida pública y religiosa” indicó el Maestro, precisando también que se trata de un medio con “otra mirada”, una honesta y profesional que se caracteriza por “la rigurosidad en todo lo que hacen y en quienes colaboran. Entonces yo les auguro muchísimos años más de vida”, concluyó.

Acerca de Nicolle Alcaraz

Comunicóloga y reportera para El Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Revisa También

Jesús García González (1935-2022): Sacerdote en la acción social católica de nivel mundial

José Guadalupe Sánchez Suárez Testigo privilegiado del posconcilio, Jesús García fue también protagonista de los …