Home / Cultura y Formación / Empeño por el estudio y la enseñanza católica: SAN ADALBERTO DE PRAGA

Empeño por el estudio y la enseñanza católica: SAN ADALBERTO DE PRAGA

Pbro. Adrián Ramos Ruelas

Muchos países de Europa del Este conservan y practican su fe cristiana con firmes convicciones gracias, en gran parte, a los grandes santos que configuraron el continente desde hace siglos.

San Adalberto es el santo patrón de BohemiaPoloniaHungría y Prusia.

Nació en la región de Bohemia (actual República Checa) en 996. Estudió durante doce años en Magdeburgo, bajo la tutela del arzobispo Adalberto (que más tarde sería San Adalberto de Magdeburgo), de quien, al morir, tomaría el nombre para rendirle homenaje.

El 3 de abril de 983 fue nombrado obispo de Praga a petición del príncipe Boleslav II de Bohemia. Pronto se sintió enormemente frustrado por el estilo de vida que llevaban sus fieles, que era realmente pagano. En 993 fundó, en Brevnov, la primera abadía benedictina de Bohemia.

Cerca de 972, el Gran Príncipe húngaro Géza abrió las fronteras a misioneros cristianos. Estimando un mayor acercamiento al mundo civilizado medieval, Géza pidió en 993 a San Adalberto que lo bautizara a él y a su hijo Vajk, el cual adoptaría el nombre de Esteban y posteriormente sería conocido como San Esteban I de Hungría. San Adalberto fue su tutor y lo introdujo al latín y al cristianismo.

En 995 su familia fue masacrada por los hombres de Boleslav II, muerte de la que escapó Adalberto por hallarse fuera del país.

La primera basílica de la ciudad húngara de Estrigonia fue santificada en honor de san Adalberto.

FUE DECAPITADO POR PAGANOS

Tomó también la decisión de convertir a los prusianos, apoyado por Boleslao I el Bravo, futuro rey de Polonia. Sin embargo, las tribus prusianas se mostraron muy renuentes a sus prédicas cristianas. El 23 de abril de 997, los paganos le decapitaron cerca de Trusol y su cabeza fue empalada.

Según cuenta la leyenda, el duque Boleslao I el Bravo compró el cuerpo del mártir pagando su peso en oro y lo hizo llevar a Gniezno para ser enterrado allí. Después de su canonización, en 999, su tumba se convirtió en un lugar de peregrinaje y su vida fue relatada en numerosas biografías (Vita Sacti Adalberti) escritas, casi todas, en Roma, Lieja y en Aquisgrán.

En el año 1000Otón III fue en peregrinaje a Gniezno para rendir homenaje a San Adalberto.

Actualmente, San Adalberto tiene dos tumbas, una en Praga y otra en Gniezno. La autenticidad de las reliquias es dudosa, pues, al parecer, el santo tiene dos cabezas, una en Praga y otra en Gniezno.

Por sus acciones, San Adalberto hizo de Bohemia una nación importante en la Europa cristiana. Influyó notablemente en la política de Otón III, que se apoyó en los eslavos para consolidar el Sacro Imperio Romano Germánico.

La festividad de San Adalberto de Praga se celebra el 23 de abril. Dos años después, fue canonizado.

¿Qué podemos aprender de él?

  1. Su celo pastoral por evangelizar los pueblos paganos de Europa del Este.
  2. Su profunda vida interior.
  3. Su notable empeño por el estudio y la enseñanza católica.

Acerca de Miroslava Flores Torres

Revisa También

Somos enviados a consolar y renovar

XIV DOMINGO ¿Me doy cuenta que el Señor me envía a continuar su misión en …