Home / Edición Impresa / San Pablo Apóstol, Una comunidad con la fe muy arraigada

San Pablo Apóstol, Una comunidad con la fe muy arraigada

Alejandra Lozano Saldaña

Localizada en el Sector Libertad, la Parroquia de San Pablo Apóstol es una comunidad que, a pesar de las problemáticas que se presentan en la zona como la inseguridad, no ha mermado la fe de sus habitantes. Perteneciente al decanato y a la vicaría de San Andrés, la feligresía de esta comunidad poco a poco ha ido retomando su participación en la parroquia, pues debido a la pandemia, por algunos meses, el trabajo se detuvo. “Lamentablemente, fuimos una zona muy golpeada por los contagios y fallecimientos que el covid-19 dejó en la primera oleada”, comentó el Padre Giovanni Camarillo, quien es el actual vicario de la parroquia, y está celebrando su primer año de trabajo sacerdotal, apoyando al señor Cura José Humberto Asencio Plasencia, actual párroco de San Pablo Apóstol.

• Las fiestas patronales son celebradas el 25 de enero, día de la conversión de San Pablo. Anteriormente, se celebraban con un novenario, procesiones y el color que envuelve a estas celebraciones, pero este año solo se llevaron a cabo, de manera presencial, celebraciones Eucarísticas con aforo reducido.

NUEVA NORMALIDAD

“Sí hubo un enfriamiento derivado de los altos casos positivos y algunos decesos que se presentaron. Las personas se resguardaron, pero cuando se reabrieron las iglesias, de manera escrupulosa y en conjunto, se realizaban las medidas de higiene necesarias y marcadas por las autoridades al ingreso, respetando también el aforo permitido”.

“A pesar de la pandemia y la crítica situación que la zona vivía, buscamos la manera de trabajar. Se migró a las Misas transmitidas de manera virtual a través de Facebook. De manera cuidadosa, se realizaron reconciliaciones (confesiones), celebración de algunos otros sacramentos e incluso se realizaban algunas visitas a enfermos con los protocolos adecuados”.

TRABAJO TRASCENDENTE

• La parroquia fue erigida el 12 de enero de 1971, y este año celebró sus 50 años de vida, pero lamentablemente, por la fecha y la situación de salud que se vive, solo se llevó a cabo una celebración Eucarística, esperando más adelante poder celebrar con la feligresía.

Al ser una comunidad con años de historia, aún permanecen vestigios de trabajos pastorales de su primer párroco, tal es el caso de la Caja popular San Pablo, fundada por el Sr. Cura Guadalupe Pineda, aunque actualmente la operación de dicha caja es completamente ajena a la parroquia, se mantiene la buena relación. Con el paso de los años, la comunidad ha visto surgir vocaciones sacerdotales y religiosas.

LA GENERACIÓN COVID

La generación a la que pertenece el sacerdote Giovanni fue marcada por la pandemia, ya que se postergó la ceremonia de su ordenación sacerdotal, a ­ n de cuidar la salud de los nuevos presbíteros. “Nosotros nos ordenamos el 18 de octubre. Tuvimos que esperar cinco meses para poder ordenarnos, y tardaron en darnos nuestros destinos 15 días más. La verdad es que vivimos un momento que nos hizo reflexionar. Nuestra llegada a los destinos fue más discreta, con una actividad limitada, pero eso no impidió que el ánimo de trabajar a beneficio de los feligreses bajara”.

“Recuerdo que cuando nos entregaron nuestros destinos, muchos estábamos ­ analizando nuestras Cantamisas, felices de que se nos asignara. Ese día, el señor Cardenal y el consejo presbiteral nos dijeron que le pedían a Dios y a nosotros encarecidamente que no nos frustráramos por llegar a ser sacerdotes en una nueva normalidad y modalidad, que el Espíritu Santo impulsara nuestra creatividad pastoral y nos diera fortaleza personal”. Y la verdad es que sí se necesitó, porque ordenarse si da mucho regocijo y más llegar a la comunidad, pues nosotros veíamos cómo llegaban los nuevos padres, y cuando nosotros llegamos fue con cautela, restricciones pastorales, pues hasta el hecho de visitar a un enfermo era limitado por el riesgo de contagiarte, pero el hecho de ser conscientes de la situación que estábamos viviendo nos permitió enfocarnos en pedir por nuestra comunidad a través de la oración”, compartió con nostalgia y entusiasmo el vicario.

RETOMANDO LA VIDA PASTORAL

Algo que es importante resaltar es que, a medida que las autoridades han permitido el acceso a la vacunación para disminuir el riesgo de contagio por el nuevo virus, la feligresía ha acudido y esto permite que, sin bajar la guardia en las medidas sanitarias, regresen a la parroquia.

“Durante la cuaresma establecimos una Hora Santa todos los jueves, iniciando a las 8 de la noche con Misa y concluyendo a las 9:30 con la bendición. Gracias a la respuesta que tuvimos aún permanece esta Hora Santa, y se ha incrementado el número de personas que vienen a un encuentro con Jesús Eucaristía”.

TRABAJO PENDIENTE

Como cualquier colonia de la zona metropolitana, también han sido afectados por la inseguridad, pues la parroquia ha recibido varios intentos de robo de cableado por la madrugada, aunque se hace el llamado a las autoridades y asisten; los rondines nocturnos son casi nulos. Durante el horario de invierno, que oscurece más temprano, los asistentes a las celebraciones se tienen que acompañar en el camino para sentirse más protegidos.

Parroquia San Pablo Apóstol
Cairo #597, Sector Libertad
C.P.44750, Guadalajara.
Tel: 33 36 43 58 54
Horarios de notaría: Lunes a viernes
de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a
20:00 horas.
Horarios de Misa
Lunes a sábado: 7:00 – 8:00 y
20:00 horas.
Domingo: 07:00 – 08:00 – 9:00
– 11:00 – 12:00 – 18:00 – 19:00 –
20:00 y 21:00 horas.
Confesiones: Lunes a viernes de
17:30 a 20:00 horas en oficinas, y los domingos durante las Misas.
Hora Santa: Jueves de 20:00 a
21:30 horas.
Rosario: todos los días a las 19:00
horas.
Facebook: San Pablo Apóstol – Oriente

Sacerdotes de la comunidad
Pbro. Guadalupe Pineda: Primer Cura y fundador de la Caja
Popular San Pablo.
Pbro. Manuel García Camacho: Trabajó mucho con la comunidad, creó los “Encuentros de vida cristiana”, por lo que los feligreses lo nombraron “Tata”.
Pbro. Ricardo González Ramírez: llegó como vicario y años después se convirtió en el párroco.
Pbro. Miguel Fermín Bolaños.
Pbro. José Humberto Asencio Plasencia:
actual Párroco.

Una comunidad profundamente respetuosa
La comunidad de San Pablo Apóstol fue fundada antes de que la iglesia de que la Hermosa Provincia se instalara en esta zona de la ciudad, y aunque su feligresía ha crecido mucho, los fi eles católicos no han disminuido, pues en palabras del vicario es una comunidad con una “fe afianzada”, que respeta la ideología de sus vecinos.

Grupos Parroquiales
Acción Católica
Hijas de María
Pastoral social: Cáritas, consultorio médico, psicológico, asesoría legal, y prepa INEA.
Pastoral de jóvenes y adolescentes
Acólitos
Adoración nocturna
Catequesis
Ministros extraordinarios
Presacramentales
Escuela de Biblia
Liturgia
Sectores: 9

Acerca de Alejandra Lozano

Lic. en Ciencias de La Comunicación por la Universidad Lamar Inició en los medios desde 2006 en radio. Actualmente es miembro de la Oficina de Prensa del Arzobispado de Guadalajara.

Revisa También

Cardenal Robles reconoció a los maestros en su día

Nicolle Alcaraz Con motivo del Día del Maestro, el pasado 15 de mayo el Cardenal …