Home / Edición Impresa / Santa Mónica: Epicentro de la historia religiosa de La Barca

Santa Mónica: Epicentro de la historia religiosa de La Barca

Por Nicolle Alcaraz

Mónica, perteneciente al Decanato de La Barca y a la Vicaría del Señor de la Misericordia, de Ocotlán, es un recinto con más de dos siglos de historia, madre de casi todos los templos que han ido poblando a La Barca, y testigo de diferentes órdenes, familias y demás cambios que han acontecido en la región con el pasar del tiempo.

A pesar de su larga vida, la fe del pueblo jamás ha palidecido, sino que, por el contrario, se ha mantenido viva y radiante. Los más de 15 mil habitantes de este territorio parroquial, conformado por 16 barrios y 5 templos adicionales; San Nicolás de Tolentino, San Pedro Apóstol, San Tranquilino, San Pedro de Ruiz y Los Sagrados Corazones de Jesús y María se dedican, en su mayoría, al comercio, la ganadería y la agricultura y, gracias a su generosidad, ha sido posible que la Parroquia haya podido mantenerse en pie hasta nuestros días.

UN PASADO EXTENSO

La historia del templo no es como las del resto que se encuentran en La Barca. Debido a su antigüedad, son muchos los procesos de los que ha sido testigo, habiendo pasado de mano en mano entre franciscanos y agustinos, hasta convertirse en responsabilidad de los diocesanos, el 28 de marzo de 1767, tras haber sido impuestas las reformas borbónicas que secularizaron a la nación.

Sin embargo, en un principio, este recinto pertenecía al Arzobispado de Michoacán, teniendo por primer Párroco Secular al Sr. Cura Juan José Moreno, y fue hasta el 12 de julio de 1795 que pasó a ser parte de la Arquidiócesis de Guadalajara, misma en la que continúa hasta la fecha.
Es por ello que, si bien la Parroquia tiene 253 años de vida secular, se estima que bien podría exceder los 330 años, ya que, al menos, dentro del Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, se tienen registros de la existencia de este lugar desde 1684, más no se establece de manera clara cuándo comenzó su construcción.

UNA IGLESIA EN VÍAS DE RENOVACIÓN

Con apenas un año cuatro meses desde que arribó de la Parroquia de San Alfonso, en Tlaquepaque, su destino anterior, el Sr. Cura Ramón Gutiérrez confiesa sentirse sumamente agradecido e, incluso, revitalizado ante este cambio.

“A mí me cambiaron en plena pandemia. Llegué el 8 de septiembre de 2020, y me entregaron la Parroquia el 11 (…). Aunque yo estaba muy a gusto en mi anterior Parroquia, he sido muy bendecido por Dios porque cada cambio de Parroquia me renueva, me rejuvenece. Porque empiezo de nuevo, como niño, aprendiendo nombres de personas, de familias, rostros de niños, jóvenes, adultos, de enfermos, el territorio. Para mí es una experiencia muy bonita”.

Al igual que él, el resto de los Sacerdotes que conforman al equipo de la Parroquia de Santa Mónica, también son nuevos. Por lo que uno de los objetivos principales del Sr. Cura es trabajar en la renovación de la Parroquia y, asimismo, de sus agentes. “Mi idea es de una Iglesia en movimiento, de una Iglesia en marcha, de una Iglesia que no se estanca”, insistió el Presbítero.

Así mismo confesó que ha quedado gratamente sorprendido por la fe y el amor que tienen los pobladores de La Barca: “Estoy muy feliz de estar en esta comunidad. La gente ha respondido mucho. Aunque llegué en una época muy difícil, porque la economía estaba muy mal, todos son muy trabajadores y participativos, además de religiosos”.

FIELES A LA VIRGEN DE GUADALUPE

Pese a que el templo lleva el nombre de Santa Mónica, madre de San Agustín de Hipona, ahí no solo se vive un profundo amor por esta figura, sino que, curiosamente, la devoción por la Virgen de Guadalupe es una tradición que ha caracterizado a la Parroquia.

Es por ello que, año con año, el 12 de diciembre es común que el templo quede repleto de fieles, imagen que el Padre Ramón describe con mucha nitidez: “A las 5 am llegaban descalzas [las personas], caminando y pagando su manda, y para mí fue muy impactante. A las 5 abríamos el templo, y a las 5:30 ya estaba llenísimo, yo creo que unas 600 personas. Era impactante porque rezamos el Rosario, y me sorprendió mucho la fe del pueblo.

“Al grado que les compartí a los Padres que, si no nos convertíamos de ver todo eso, ya no teníamos remedio. A veces el pueblo de Dios lo entusiasma a uno con su fe. Y debe ser reciproco la de nosotros para con ellos, por los
sacramentos que celebramos. Es gratificante ver el fervor que le tienen a la Santísima Virgen”.

MÁS FIESTAS Y CELEBRACIONES

Como comenta el Sr. Cura Ramón Gutiérrez, “aquí todo el año nos la pasamos de fiesta”, es por ello que a continuación compartimos las principales celebraciones que se realizan en el transcurso del año en la Parroquia de Santa Mónica:

• En honor a Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, un triduo, 31 de diciembre, 1 y 2 de enero.
• Para San Nicolas de Tolentino, durante septiembre, se ofrece una fiesta de 10 días.
• Para Cristo, en la Imagen del Señor de las Sorpresas, ubicado en San Pedro, se ofrece un novenario durante el mes de octubre.
• Otro novenario, pero ahora en junio, para San Pedro Apóstol.
• Otro novenario, en agosto, en la fiesta de San Tranquilino.
• Y, por supuesto, en honor a la Virgen de Guadalupe, en la colonia de Las Lomas, se le celebra del 7 al 12 de enero.

DATO CURIOSO: SAN NICOLÁS DE TOLENTINO

En la plaza central del pueblo hay un pequeño templo llamado San Nicolás de Tolentino y, sorprendentemente, este lugar es aún más antiguo que la Parroquia. Debido a su belleza, es muy frecuentado por diversas personas, por lo que se llevan a cabo 6 celebraciones entre semana para dar abasto a sus visitantes. Además, justo al lado de este recinto, hay una casa muy grande que, en su momento, fungió como convento para los agustinos. Es así que este templo es de los pocos, o el único, de las construcciones que preceden el legado histórico de Santa Mónica, siendo toda una joya histórica y arquitectónica.

GRUPOS

Otro de los principales objetivos del Sr. Cura consiste en la implementación del plan parroquial 2022–2025, el cual tuvo que ser elaborado tomando en cuenta las dificultades que ha acarreado la pandemia. Dentro de éste, una de las principales metas es revitalizar los
grupos parroquiales que se vieron atenuados por el aislamiento, para impulsar los ya existentes, revivir aquellos que se disolvieron y crear aún más. Actualmente, Santa Mónica posee los siguientes:

• Coros juveniles
• Pastoral familiar
• Juvenil y adolescentes
• Catequesis
• Grupo de ministros de la Comunión, que atiende a enfermos, pobres y ancianos
• Cáritas
• Pastoral social, con un comedor
• Liturgia
Movimientos pequeños:
• Franciscanos
• Nuestra señora del Carmen
Grupos de religiosas:
• Las Hijas del Sagrado Corazón
• Las Siervas de Jesús Sacramentado.

REDES SOCIALES

Encuéntralos en Facebook como Parroquia de Santa Mónica La Barca, Jalisco

Acerca de Nicolle Alcaraz

Comunicóloga y reportera para El Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Revisa También

La estela de los intelectuales

José de Jesús Parada Tovar Numerosas y muy variadas han de ser las causas que …