Home / Edición Impresa / Agresores sin rostro, ocultos en las nuevas tecnologías

Agresores sin rostro, ocultos en las nuevas tecnologías

Se exhorta a los padres de familia a estar alertas con sus hijos que pueden ser carne de cañón en las redes sociales.

Nicolle Alcaraz

Cuepaliztli, A.C. es un organismo civil en Guadalajara que ofrece asesorías psicojurídicas de primer contacto a mujeres, niñas y niños que han sido víctimas de violencia. Claudia Angélica Rangel es directora de éste, además de trabajar como perito en psicología estatal y federal, por lo que nos comparte las implicaciones de una de las formas de agresión que las nuevas tecnologías han propiciado; el ciberacoso.

“En los últimos dos años hemos tenido registros de personas que han sido, lamentablemente, acosadas vía virtual. Tanto menores de edad, como mujeres adultas” comentó la especialista. Adicionalmente, detalló que existen dos vías en las que comúnmente los agresores acosan a las víctimas.

Extorsión y acoso

“Por un lado, los agresores envían mensajes con contenido sexual, y palabras que atentan contra el pudor y la dignidad de la víctima, y la segunda parte es la alteración de imágenes fotográficas, que se obtienen de los perfiles en redes sociales, y que son modificadas de manera que los rostros de las víctimas queden en cuerpos desnudos de otras personas, para posteriormente extorsionarlas y amenazar con difundir el material públicamente”, detalló.

El daño virtual, deja heridas tangibles

“Uno de las principales consecuencias que deja este tipo de experiencias es la parte de no querer salir de casa. Las personas que sufren de este tipo de violencia pueden empezar a generar un síndrome denominado agorafobia, que es miedo a salir a espacios públicos.

Otras de las posibles consecuencias tras haber sido violentado de esta manera, son cuadros de ansiedad generalizada; estrés; falta de apetito; trastornos del sueño, como pesadillas; conductas auto punitivas, que se manifiestan cuando la persona se muerde las uñas hasta detonar un sagrado o inclusive la tricotilomanía, que consiste en el acto descontrolado de arrancarse el cabello.

¿Qué dice la ley?

La perito detalló que en Jalisco el ciber acoso está tipificado como delito de invasión a la intimidad; además de incluirse la corrupción de menores; la obtención y utilización ilícita de información electrónica confidencial y, finalmente, puede referir también a aquellos delitos que atentan contra el sano desarrollo de la personalidad”, quedando pendiente la implementación de la Ley Olimpia, (conjunto de reformas legislativas dirigidas a reconocer la ciberviolencia y sancionar los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales) que se busca que el Congreso del Estado homologue al sistema general.

Monitorear ante alerta a los más pequeños y jóvenes

“Lamentablemente las redes sociales de los jóvenes no son supervisadas por los adultos que son responsables de ellos, y se les permite abrir cuentas indiscriminadamente en todas las plataformas virtuales”, puntualizó Claudia Rangel.

Es importante entonces entender que “el acosador es un depredador, que está planeando como jugar este juego de la seducción para atrapar a sus víctimas. Es progresivo y puede llegar a ser mortal, porque muchos de ellos inclusive citan personalmente a las víctimas, lo que termina en situaciones como violaciones, secuestros e inclusive feminicidios u homicidios infantiles”.

La directora de Cuepaliztli señala que existen casos en donde un simple baile, o una conversación breve que queda publicada en las redes sociales de los infantes, puede tratarse de “una filia o un fetiche que genera excitación en los depredadores sexuales. Además de que ese video puede ser descargado de la plataforma, y verse involucrado en redes de pedófilos y pederastas a nivel internacional”.

Vías de apoyo

Compartimos el teléfono a través del cual pueden contactar directamente a la especialista Claudia Rangel y los correos electrónicos de su asociación. Le recordamos que los servicios tienen un costo de recuperación que ayuda a la preservación de este proyecto. La Asociación se ubica en la calle Jesús No. 78, Centro, Guadalajara.

Compartimos también a nuestros lectores la Línea Te Protejo, que es un esfuerzo parte de la red mundial de líneas de reporte INHOPE (International Association of Internet Hotlines) para realizar reportes de material de abuso y explotación sexual infantil de menores de 18 años en entornos digitales.

Acerca de Nicolle Alcaraz

Comunicóloga y reportera para El Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Revisa También

Día Mundial del Refugiado

Luis Sánchez Durante lo que va del año, hemos sido testigos de cómo 8 millones …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *