Home / Edición Impresa / Una parroquia en vías de consolidación

Una parroquia en vías de consolidación

Entre las virtudes que proponen imitar de su santo patrono está la congruencia de vida, el testimonio entre el decir y el actuar en la vida cristiana.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

Fotos: Carlos Zepeda

La comunidad del Beato Anacleto González Flores, en Parques de Tesistán se desprendió de la parroquia de San Francisco Tesistán hace cerca de nueve años y como parroquia fue erigida hace seis. Sus primeros capellanes fueron el Padre Rafael Romo y el Padre Joaquín Yerena, después el Padre Ricardo Frías González, quien sería nombrado primer párroco y quien a la fecha continúa al frente de la comunidad parroquial. “Llegué el 28 de octubre de 12 de 2012”, rememora el señor Cura.

Aunque han pasado nueve años desde su llegada, el sacerdote asegura que apenas se va consolidando la comunidad, pues el fraccionamiento también es relativamente nuevo y la gente no ha terminado de integrarse.

A su llegada ni siquiera había templo, le ha tocado iniciar la obra material y espiritual, si bien esta es la primera y hasta ahora la única parroquia dedicada al beato Anacleto González Flores, patrono de los laicos en México, este ni siquiera era conocido “de vista”, por así decir, por los feligreses, pues en un principio no había imágenes tampoco y las Misas se celebraban debajo de un tejabán.

Sin embargo, gracias al esfuerzo de los sacerdotes, de comunidades hermanas, de bienhechores de otras parroquias y del apoyo de los mismos feligreses la obra material ha crecido considerablemente así como la consolidación de los grupos parroquiales.

Gracias a la suma de esfuerzos

“Nos han apoyado bienhechores de otras parroquias donde he estado y aquí se inició con la venta de comida, el reciclado de cartón y plásticos que otras parroquias juntaban y nos lo donaban para venderlo. En las Misas dominicales hicimos unos costalitos y unos ladrillitos que los niños ofrecen colaborando con cal, arena y ladrillos para la construcción”.

Pese a que la parroquia está integrada por seis o siete fraccionamientos y su población se calcula en 60 mil habitantes, son apenas 3 mil o 4 mil las personas que acuden al templo parroquial desde antes de que iniciara la pandemia.

“Cuando yo llegué venían 10 o 15 personas porque no había muchas Misas, ahora ya tenemos horarios de Misa entre semana y seis celebraciones los domingos”.

Existe poco arraigo

El sacerdote explica que al templo asisten pocas personas debido a que el fraccionamiento, ubicado a unos 20 minutos de la cabecera municipal de Zapopan, está habitado por matrimonios jóvenes que no tienen arraigo a la zona; “son personas que durante la semana salen temprano a trabajar y regresan a sus casas prácticamente a dormir, mientras que los fines de semana, regresan a las casas de sus papás para convivir con sus familiares, pasar el fin de semana y probablemente asisten a Misa a sus antiguas comunidades”.

Aunque el señor Cura reconoce que todavía queda mucho por trabajar, están cimentadas las bases y se trabaja en lo profético, en lo litúrgico y en lo social.

“Estamos trabajando en la formación, el crecimiento y la identidad, para que la gente se sienta parte y quieran a su parroquia”.

Algunos granitos de arena

El sacerdote explicó que a través de redes sociales se comparten mensajes y también, “hay una iniciativa de un niño, un acólito, que hizo dibujos animados sobre el beato Anacleto para dar a conocer su vida. Haremos esta presentación durante las fiestas patronales –dijo el sacerdote al comenzar el novenario- para que la gente conozca cómo y dónde nació, cómo fue su desarrollo, qué es lo que defendió; para que la misma gente lo conozca. Esto se está difundiendo a nivel decanato también”.

Los sacerdotes, el párroco y el vicario parroquial, Padre Juan Fernando Mercado González calculan que son alrededor de 50 agentes de pastoral que colaboran de manera activa en la parroquia. “Los grupos con más presencia son la catequesis, el grupo de liturgia, los monaguillos y otros grupos como presacramentales, adoración al Santísimo, ministros de la sagrada comunión y los coros”.

Actualmente se atiene a alrededor de 400 niños en la catequesis, tanto de manera presencial como virtual, pues aunque en lo álgido de la pandemia se tenía de manera virtual, poco a poco se ha ido retomando y se formaron varios grupos en horarios diversos durante los viernes, sábados y domingos, de manera que se puedan observar las medidas sanitarias.

Durante lo más fuerte de la pandemia

La pandemia no detuvo el trabajo pastoral pues se siguió con las celebraciones Eucarísticas a puerta cerrada que eran transmitidas por redes, al igual que la atención a los feligreses también se hacía a distancia.

Aunque si se presentaron casos de covid en la comunidad, incluso entre el personal de la parroquia y el propio señor Cura, los casos fueron leves y en el territorio parroquial fueron pocos, pues según el párroco, al ser los pobladores en su mayoría trabajadores de dependencias de gobierno como policía, bomberos o trabajadores de empresas, son gente que se cuida y que se realiza pruebas periódicamente, por lo que no se vieron muy afectados.

Entre las tradiciones de la parroquia están por ejemplo los 46 rosarios a la Virgen de Guadalupe, así como la devoción a San Judas Tadeo el 28 de octubre y las visitas al Santísimo los jueves primeros de cada mes cuando se tiene adoración durante 24 horas continuas.

En honor a Anacleto

Las fiestas patronales iniciaron el viernes 12 de noviembre y concluirían el día 20. La temática en esta ocasión fue sobre el Año de San José, aunque tanto el primero como el último día se hablaría sobre la vida de Anacleto. Durante el novenario, además de sacerdotes que han estado en la comunidad o en la Zona de Tesistán el día 19 los visitaría Mons. Manuel González, Obispo Auxiliar de Guadalajara, y el día 20, para cerrar con broche de oro, el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara presidiría la celebración. Entre las características del beato Anacleto que los sacerdotes quieren promover entre la comunidad está el tomarse en serio su ser de laico cristiano, “es un valor importantísimo y muy actual”, destacó el Padre Juan Fernando, vicario parroquial, “ese fue siempre el centro del trabajo de Anacleto”. El equipo pastoral enfoca sus esfuerzos para que la gente conozca a su parroquia, a su santo patrono y a Cristo, para que conociendo ame y amando viva y predique también la Palabra de Dios.

Seguir fortaleciendo

El señor Cura señaló que entre los principales retos que enfrenta la parroquia están la indiferencia y dispersión de la gente, sobre todo de los jóvenes que ya no quieren responsabilidades ni compromisos, que quieren las cosas fáciles, y no están dispuestos a recibir formación cristiana más allá de la Confirmación. El vicario añadió que están trabajando en crear sentido de comunidad, “que la gente se sienta identificada con su parroquia, crear ese sentido de pertenencia y crear devoción al beato Anacleto”. Para lograr esto, se están organizando para ir con los más alejados, el señor Cura explicó que actualmente acuden seminaristas a la parroquia que hacen su apostolado y que visitan los hogares dando a conocer la parroquia y los servicios que ofrece, además de un mensaje evangelizador. “Estamos trabajando en motivar que la gente se enamore de su parroquia”, asegura el párroco e invita a sus feligreses a vivir, a ejemplo del beato Anacleto, enamorados de su fe y dando un testimonio de ella desde su vida cotidiana.   “Hay que conocer su trabajo y su labor en la defensa de lo cristiano católico; su compromiso no solo de palabra sino de acción para vivir y demostrar que creemos en Cristo”, finalizó el Padre Juan Fernando Mercado González, vicario parroquial.

En cuanto a lo social, la parroquia brinda apoyos a las personas que con la pandemia perdieron su trabajo.  

A nivel de Decanato, una de las problemáticas más fuertes es la presencia del crimen organizado y el cobro de derechos de plaza e incluso el desplazamiento de algunas personas que ven arrebatadas sus viviendas o propiedades por los grupos delincuenciales.


La parroquia cuenta con un pedacito de costilla de Anacleto González como reliquia colocada a la izquierda del altar.  

Acerca de Hugo Rodríguez

Reportero y Community Manager en Arquimedios Guadalajara. | Ciencias de la Comunicación y Administración de la Mercadotecnia. | Periodismo Deportivo. | Locutor en Valora Radio y Radio María. | Reportero y Columnista en TR Fútbol.

Revisa También

Los laicos son vitales para transformar las realidades temporales

La Iglesia somos todos, destacó el nuncio apostólico en México, Mons. Franco Coppola, y añadió …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *