Home / Editorial / La LXIII legislatura de Jalisco

La LXIII legislatura de Jalisco

Jorge Rocha

El pasado lunes 25 de octubre tomaron protesta las y los diputados de la LXIII Legislatura del Estado de Jalisco, que estará en funciones de ese día hasta octubre del año 2024. Este asunto nos lleva a valorar el desempeño de los legisladores que acaban de concluir con su periodo y los retos que enfrentará el Congreso que recién comienza con su función.

Con algunos logros y sin contrapesos

Las y los legisladores salientes tuvieron un trabajo con claro-oscuros muy marcados. Por un lado, la aprobación de las leyes de declaración de ausencia y de personas desaparecidas pueden ser consideradas un gran logro de esta legislatura, ya que se confeccionó un marco jurídico de avanzada y con gran consonancia con los estándares más altos en materia de derechos humanos.

Por otro lado, fue un Congreso que nunca logró ser un contrapeso real a los otros dos poderes, sobre todo al Ejecutivo Estatal; y al final de su gestión se pretendieron hacer reformas legales que claramente representaban un retroceso en el Estado, por ejemplo, las intenciones de modificar el marco jurídico en torno al Sistema Estatal Anticorrupción.

Las designaciones de funcionarios también fueron un asunto que dejó mucho que desear, ya que este Congreso no rompió con los nombramientos que responden a la lógica de las “cuotas y los cuates”.

Otro de los asuntos que caracterizaron a la legislatura saliente fue la alianza permanente entre Movimiento Ciudadano y Acción Nacional, que por la vía de los hechos se convirtieron en una aplanadora parlamentaria, donde la posibilidad de oposición fue muy limitada, aunado a que Morena tampoco se logró consolidar como un grupo legislativo crítico y propositivo.

Sólo para recordar, la Legislatura LXIII quedó conformada de la siguiente manera:

  1. MC: 16 diputados (todos de mayoría relativa).
  2. Morena: 8 diputados (tres de mayoría relativa y cinco de representación proporcional).
  3. PAN: 5 diputados (uno de mayoría relativa y cuatro de representación proporcional).
  4. PRI: 5 diputados (todos de representación proporcional).
  5. Hagamos: 2 diputados (todos de representación proporcional).
  6. Futuro: 1 diputado (de representación proporcional).
  7. Partido Verde: 1 diputado (de representación proporcional).

Hay que resaltar que por primera vez, habrá 24 legisladoras de los 38 curules que conforman el Congreso de Jalisco, con lo cual esta será la Legislatura con mayor cantidad de mujeres.

Los movimientos en el “mercado de votos”

Otra de las novedades es que por primera vez hay diputados de partidos locales (Hagamos y Futuro) y que Morena se colocó como la segunda fuerza electoral. Una de las preguntas para este Congreso es cómo serán las alianzas electorales, donde parece que puede seguir la mancuerna MC-PAN; y parecería que Morena y Hagamos se pueden configurar como los opositores más fuertes al partido en el gobierno. Habrá que esperar cómo se mueve el PRI, el Partido Verde y Futuro en estas coyunturas políticas. Donde es posible que el “mercado de votos” también sea muy volátil.

Los grandes pendientes que deberán abordar los nuevos legisladores son los siguientes: avanzar en la aprobación de una ley de designaciones para evitar de una vez por todas continuar con la lógica de “cuotas y cuates”; aprobar la reforma 2.0 del Sistema Estatal Anticorrupción que fortalecería este modelo; discutir el sistema electoral de Jalisco, para superar el obsoleto y caduco modelo de campañas políticas y contar con un modelo de representación más sencillo y atendiendo a la forma como votan los electores.

También se debe valorar el impacto de la legislación en torno a las víctimas y poner sobre la mesa todos los mecanismos de participación ciudadana, para fortalecerlos y darles posibilidades de aplicación. Por supuesto veremos si este Congreso es capaz de convertirse en un contrapeso democrático para el Poder Ejecutivo del Estado y ser un verdadero espacio de interlocución con la ciudadanía.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

Posdata

En la catorceava edición del Foro de Derechos Humanos del Sistema Universitario Jesuita, que se realizó en el ITESO en días pasados, se entregó el reconocimiento Tata Vasco al Centro Fray Julián Garcés, que trabaja en el Estado de Tlaxcala, vinculado a la Diócesis de aquella ciudad y que lleva 19 años denunciando y acompañando casos de trata de personas y de personas afectadas por la contaminación del rio Atoyac. Experiencias eclesiales con estas opciones tan evangélicas, son un aliciente y un ejemplo del compromiso social dentro de la Iglesia de México. Ojalá otros más se inspiren y sigan sus pasos.

Acerca de Hugo Rodríguez

Reportero y Community Manager en Arquimedios Guadalajara. | Ciencias de la Comunicación y Administración de la Mercadotecnia. | Periodismo Deportivo. | Locutor en Valora Radio y Radio María. | Reportero y Columnista en TR Fútbol.

Revisa También

Reflexiones sobre la elección municipal de Tlaquepaque

Jorge Rocha El pasado domingo 21 de noviembre se realizó la elección extraordinaria del municipio …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *