Home / Editorial / La seguridad en vilo

La seguridad en vilo

Editorial

En el informe de gobierno de la mitad del sexenio, sobre la inseguridad y la violencia señaló el presidente que “en casi todos los delitos del fuero común y federal, solo tres han presentado aumentos; el feminicidio, que creció en 13 por ciento, y que posiblemente antes no se clasificaba como ahora; la extorsión, que aumentó en 28 por ciento, y el robo en transporte público individual, que creció 12 por ciento”.

En el Índice Global de Crimen Organizado 2021 dado a conocer por la ONG suiza Iniciativa Global contra la Delincuencia Organizada Transnacional, México aparece en el cuarto lugar entre los más violentos y con mayor índice de impunidad, entre 193 países.

En la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se han cometido 101 mil 280 homicidios dolosos, en el gobierno de Vicente Fox fueron 39 mil 742, en tanto que 37 mil 906 en el de Felipe Calderón, y 60 mil 343 en el de Enrique Peña Nieto.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Jalisco se han asesinado a 16 mil 231 personas desde el año 2015 hasta agosto de 2021; un promedio de seis personas cada día.

En opinión de los especialistas del Observatorio de Jalisco Como Vamos, “lo grave de esta situación es la ausencia de una política pública encaminada a combatir o reducir el número de homicidios ni a eliminar a las bandas criminales. No se percibe una estrategia integral de la persecución penal de los delitos”.

Y señalan que, si bien muchos delitos han bajado sus índices, el homicidio siempre será el más destacado debido a que atenta contra el bien más importante de las personas, y de ahí que debería ser el fenómeno con la política pública más sólida para castigarlo y prevenirlo, pero no existe.

El contexto de alta violencia en Jalisco se puede explicar por el trasiego de drogas en la entidad y su posición estratégica a nivel territorial, tan cercana a puertos como el de Manzanillo, Colima, y Lázaro Cárdenas, Michoacán.

La intención de ir juntos los Alcaldes en el tema de la seguridad en Zapopán y Guadalajara, evidencia la necesidad de una profunda coordinación metropolitana para controlarla.

Además, el Área Metropolitana de Guadalajara, tiene una importancia estratégica como centro financiero y logístico para las organizaciones criminales, aunque en opinión de los especialistas, solo el 48% de los homicidios se atribuyen a estos grupos.

Se deberá avanzar en la capacitación de las policías, para que las policías preventivas también tengan capacidad y facultades de investigar, y compartan infamación con la Fiscalía.

Hoy, toda acción social, económica, política y técnica tienen que transformarse en un eje central del bienestar de la persona, antes que ideologías, discursos o estadísticas, pues la impunidad está presente en todos los ámbitos sociales.

Para la Iglesia, todos somos corresponsables para resolver la crisis de humanidad que enfrentamos: la familia, la escuela, los medios de comunicación, las iglesias, somos actores sociales que tenemos una responsabilidad en la misión de forjar una cultura de esperanza y de paz.

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Algunas reflexiones sobre la consulta del pacto fiscal

Jorge Rocha Durante varias semanas habrá urnas a lo largo y ancho del Estado de …