Home / Edición Impresa / Rusia y Ucrania, las claves para entender el conflicto

Rusia y Ucrania, las claves para entender el conflicto

Luis Sánchez

En las últimas semanas dentro de la escena mundial, se han prendido las alertas en distintas embajadas, ante una posible guerra derivada del conflicto existente entre Rusia y Ucrania. Pero ¿qué está pasando exactamente entre estos países? Este conflicto data desde el 2013, cuando el ex presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, presionado por Rusia, se negó a firmar un acuerdo con la Unión Europea, lo que provocó el descontento de un gran sector de la población y tras numerosas movilizaciones y represión por parte del gobierno ucraniano, lograron derrocar al régimen, tras la huida de Yanukóvich a Rusia. A este hecho se le conoce como la “Revolución de la Dignidad”, generando la necesidad de convocar nuevamente a elecciones para elegir a un nuevo gobierno.

Rusia, aprovechándose de este hecho y ante la ausencia de un gobierno legítimo y con uno provisional, en 2014, tras realizarse un referéndum ilegal, se apropia de Crimea (península de Ucrania ubicada en la costa septentrional del mar Negro) por la fuerza, ante estos hechos, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), también denominada Alianza Atlántica, es una alianza de carácter político y militar que se fundó a partir del Tratado de Washington y que cuenta con 30 países miembros, congela la colaboración con Moscú, además, la Unión Europa y Estados Unidos le imponen sanciones económicas.

BUSCABAN SOLUCIÓN AL CONFLICTO

En diciembre de 2019, el presidente ruso Vladimir Putin y el nuevo presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski (quien hizo campaña con una plataforma de lucha contra la corrupción, por la renovación económica y la paz), entablan negociaciones para buscar el cese del conflicto; acuerdan con representantes separatistas y canjean a 200 prisioneros.

Estas acciones parecían indicar un nuevo rumbo entre las relaciones de ambos países y que el conflicto cesaría pronto; sin embargo, durante los primeros meses del 2021, Rusia trasladó tropas a lo largo de la frontera con Ucrania y en Crimea, provocando el rechazo de la OTAN, quien calificó el hecho como la mayor acumulación de soldados rusos, desde  2014 cuando anexaron Crimea. Meses más tarde, en agosto, el gobierno de Ucrania junto a la OTAN y otros aliados internacionales exigieron a Rusia que retirara sus tropas y devolviera el territorio de Crimea.

TENSIÓN MILITAR

Hace unos días, la llegada de más de 6,000 soldados rusos y armamento a la frontera que divide ambos países (donde ya se suman más de 100,000 elementos), ha sido una de las acciones que ha acrecentado el temor de que esta vez pueda ocurrir una guerra entre ambos países, lo que provocó la preocupación de decenas de embajadas con presencia en Ucrania. Sin embargo, este martes, sorpresivamente el ejército ruso, anunció la retirada de algunas de sus tropas que realizaban ejercicios cerca de la frontera con Ucrania. Sin embargo, la OTAN y Estados Unidos aseguraron que no hay evidencia de ello y que su presencia sigue representando una amenaza. Aunado a esto, el presidente Putin afirmó que Rusia no quiere guerra, pero quiere que se tomen en consideración, las preocupaciones en torno al tema de seguridad nacional que ha expresado anteriormente, y el rechazo a la incorporación de Ucrania a la OTAN.

Sin duda, en los próximos días, seremos testigos del desenlace de esta tensión militar que pone en peligro la paz entre las naciones. Nos leemos la siguiente semana y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar, desde espacios más informados, que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.

lic.luis.sanchez.perez@gmail.com

Acerca de Miroslava Flores Torres

Revisa También

La estela de los intelectuales

José de Jesús Parada Tovar Numerosas y muy variadas han de ser las causas que …