Home / Editorial / Y los iluminados del Mundo, ¿cuándo, INE?

Y los iluminados del Mundo, ¿cuándo, INE?

Editorial

Fue noticia que la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a la red social Facebook retirar un video del Cardenal Juan Sandoval Íñiguez. Morena había presentado una queja ante dicha Comisión en contra del purpurado por ese video, en el que consideró se transgredían los principios laicos constituciones.

Las frases empleadas que causaron molestia en este partido fueron: “Salgamos a votar el 6 de junio”, “que no sean los malosos los que decidan nuestro voto”, y que hay evitar “a quienes están en el poder”.

Analizando las expresiones, las dos primeras son lógicas, obvias; se trata de una invitación a votar. ¿Que no es lo que deberíamos hacer todos los ciudadanos responsables? ¿En dónde está lo malo de esta invitación?

La segunda se parece a la primera, ¿quién, en su sano juicio, de una forma responsable y honesta, va a votar por un maloso? Posiblemente los aludidos, como decimos, “se pusieron el saco”. Nunca mencionó el Arzobispo emérito algún nombre en particular. En el término ‘maloso’ puede quedar toda aquella persona que hace un mal a la sociedad, como resulta claro en los delincuentes y que, de hecho, de diferente manera estuvieron interviniendo en el proceso electoral (asesinatos, secuestros, intimidaciones, levantones, etc.). Pero, se supone, ningún partido político ni alguno de sus integrantes, es maloso; entonces, ¿por qué apropiarse este concepto?

Y la tercera expresión, que era evitar “a quienes están en el poder”, tampoco hizo el Cardenal alguna referencia explícita. En el poder legislativo están unos, en el poder municipal están otros, así como en el poder estatal, y lo mismo dígase del poder federal. Todos estos están en el poder, y son de diferente color y denominación. ¿Por qué, entonces también, algún partido político tenía que apropiarse la referencia?

Por otra parte, hay que señalar que Don Juan Sandoval, Arzobispo emérito de Guadalajara, no habló a nombre de la Arquidiócesis de Guadalajara, sino solo a nombre propio, como ciudadano que es de esta nación, y lo hizo, como él lo refiere, apelando a su libertad de expresión.

Manifestó que, al hablar de esta manera, estaba cumpliendo su ministerio de anunciar, basado en la Sagrada Escritura, la moral católica y la doctrina del Magisterio de la Iglesia, lo que son sus puntos de vista respecto a la realidad de este país.

El INE, muy acomedido, para eso está, qué bueno, aceptó la queja presentada, sin que, a nuestro juicio, tenga el suficiente sustento, porque no hay nada explícito como para que un organismo político se sienta directamente aludido, a no ser que, como en este caso, crean que ellos son los malosos que están en el poder.

Pero por otra parte, ojalá que se siguiera la misma medida para otras denominaciones religiosas que, aprovechando su cargo ‘pastoral’, se han pronunciado para apoyar a candidatos. ¿Cuándo, por ejemplo, se emitirán medidas cautelares para aquellos iluminados del Mundo que, en secreto a voces, logran posicionarse (¿con votos, con recursos?) en los procesos electorales para luego colocarse en el poder de un municipio, Estado o curul legislativa?

También hubo una denuncia al respecto, y no conocemos la respuesta oficial.

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

El Cardenal bendice Fiestas Patronales de Tequila

Hugo Rodríguez En el punto más álgido de las fiestas patronales de Tequila, Jalisco se …