Home / Iglesia en Guadalajara / Las personas indígenas con discapacidad sufren mayor discriminación

Las personas indígenas con discapacidad sufren mayor discriminación

Se debe seguir trabajando en una cultura de inclusión.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

La Lic. Diana Guadalupe Montoya Eligio, inició los trabajos vespertinos del Foro “La realidad es superior a la idea”, organizado como parte del programa del Congreso Nacional de Catequesis Especial, con la conferencia  “Una voz que clama en el desierto”. Dijo que en las comunidades wirárikas existen también personas con discapacidad que son doblemente discriminadas por su condición de indígenas y de discapacitados.

Dijo que muchos de ellos tratan de migrar a la ciudad porque aquí pueden vender sus artesanías, sin embargo, muchas veces se sienten señalados por esa doble identidad: discapacitados e indígenas, aun siendo personas productivas.

Aseguró que es difícil para los wirárikas acceder a la educación, pues para quienes nacen con una discapacidad no hay oportunidades, ni accesibilidad. Señaló que en las comunidades hay muchas personas que por alguna enfermedad o accidente han quedado con algún tipo de discapacidad. Aunque la situación se ha reportado a la Comisión de Derechos Humanos, también es difícil atenderlos por las distancias, ya que a veces las cabeceras municipales están a 5 o 6 horas de camino.

Reconoció que no existe un registro dentro de las comunidades de cuántas personas con discapacidad viven en esta situación, de ahí que se les invisibiliza.

Dijo que un buen avance sería traducir los documentos sobre los derechos de las personas con discapacidad a lengua wirárika para que estas personas conozcan sus derechos.

Afirmó que aunque el pueblo wirárika no es católico, sino politeísta, viven una profunda espiritualidad.

Asimismo, explicó que las personas con discapacidad intelectual mueren jóvenes, por falta de atención. No llegan a más de la adolescencia en su mayoría.

Dijo que en la cultura wirárika se interpreta la discapacidad como una deuda de consciencia de la familia.

Reconocernos en el otro

Enseguida, a las 4 de la tarde, se realizó la conferencia “Somos iguales a ellos, son iguales a nosotros”, dirigida por el maestro Rodolfo Carlos Torres Gutiérrez. Inició su conferencia en lengua de señas mexicana, su lengua materna, pues señaló que sus padres, ambos son sordos.

El maestro trabaja en la Dirección Estatal de Inclusión a Personas con Discapacidad. Dijo que la discapacidad es un tema público.

Dijo que entre los derechos de las personas discapacitadas están el derecho a la información, a la libertad de expresión y a la práctica religiosa.

Explicó que la otredad es un proceso que debemos practicar, pues nos permite el reconocer la existencia de otros y la diversidad. Dijo que poco se les pregunta a las personas con discapacidad o a sus familiares cuáles son las necesidades que tienen, pues cada realidad según el tipo de discapacidad, son distintas. La otredad nos permite reconocer todas esas partes, es reconocer la diversidad, aseguró.

Insistió en que la discapacidad no es igual a enfermedad, no se debe curar o normalizar. Es una condición de la vida humana.   

“Otredad tiene que ver con la identidad. Somos el resultado de nuestras relaciones y de nuestras experiencias en los espacios. Somos un constructo social. El otro o los otros tienen un papel clave para conformar nuestro entendido del mundo y de nosotros mismos”, argumentó.

Existen diversas formas de entender al otro. Según el plano praxeológico, se logra una conexión de ambos individuos en una dignidad, sabiendo que ambos se pueden aportar recíprocamente. Un terreno clave es la educación y la socialización.

Dijo que hoy por hoy hay mucha gente a la que le da pavor relacionarse con personas con discapacidad o incluso familias a las que les da vergüenza tener un integrante con discapacidad.

¿Cómo afrontar la presencia del otro? Con actitud flexible, con actitud abierta, dispuesta al cambio y a nuevas experiencias. Compartir de manera auténtica nuestra identidad.

Finalmente, el maestro Rodolfo compartió su experiencia como hijo de padres sordos.

Cabe señalar que este foro, primer evento del Congreso que se realizará del 20 al 22 de noviembre, despertó el interés nacional pues asistieron personas de León, Guanajuato; Hermosillo, Sonora; San Luis Potosí y Oaxaca, organismos de la sociedad civil y del gobierno del estado.

Fotos: Carlos Zepeda

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

10,000 Navidades en Una: alimento para más de 30 mil personas

Nicolle Alcaraz Compañía, amor y generosidad, disfrutaron miles de personas durante el evento 10 mil …