Home / Iglesia en Guadalajara / Que la Virgen interceda por nuestras familias, la vida y las libertades

Que la Virgen interceda por nuestras familias, la vida y las libertades

Cardenal Juan Sandoval invita a los fieles cristianos a ser congruentes con su fe y defender los valores fundamentales tomados de la mano de María, intercesora ante Dios Nuestro Señor.

Redacción Arquimedios

Como es tradicional, a las 5 de la mañana de este sábado 12 de octubre se celebró en la Catedral de Guadalajara la Misa de despedida de la imagen de Nuestra Señora de Zapopan que en unos minutos más comenzará el recorrido de poco más de 9 kilómetros hacia su santuario en Zapopan acompañada por miles de fieles que con devoción agradecen su visita a Guadalajara desde el pasado mes de mayo.

La celebración fue presidida por el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara quien estuvo acompañado por Mons. José de Jesús González Hernández, OFM, Obispo de la Prelatura del Nayar, y por decenas de sacerdotes que profesan su amor por la Virgen.

Después de escuchar la proclamación del Evangelio según San Lucas, en el que se narra la vista de la Virgen María a su prima Isabel, el señor Cardenal aseguró en su homilía que mediante este hecho, el señor le comunica a la Santísima Virgen que para Dios no hay imposibles, y como ejemplo le puso a su prima embarazada siendo una mujer mayor y estéril.

“La Virgen María fue presurosa a las montañas de Judá, como mujer hacendosa, hogareña, para prestar sus servicios y ayudar a su prima en este trance de dar a luz.

“Dios se vale de nuestras buenas acciones, por pequeñas que sean para darles una dimensión de salvación eterna.

“A lo mejor una palabra tuya, algún gesto, en una acción pequeña está actuando Dios en aquella alma que las recibe y la está llamando a la fe y al amor cristiano y por lo tanto al camino de salvación.

“Así aconteció. La Virgen iba a prestar un servicio a su prima y Dios Nuestro Señor quería santificar al precursor, al que había ir antes del Señor a proclamar sus caminos, el último y más grande de los profetas, San Juan el Bautista. El niño saltó en el vientre de su madre al sentir la presencia del Salvador del Mundo.

“Queridos hermanos hace ya casi 500 años que nos visitó también la Virgen Santísima mandada por Dios para traernos la salvación, la alegría de la fe y la esperanza cristiana.

“Llegó en 1530, pequeñita, al cuello de fray Antonio de Segovia, y comenzó a misionar por estas tierras de la Nueva Galicia.

“Fue pacificadora en los conflictos de aquella época y desde entonces no ha dejado de mostrar su amor maternal.

“Nos da a Jesús, el Salvador del mundo.

“Dios se ha valido para darnos el don inmenso y la riqueza de la fe a través de esta imagen peregrina, misionera, evangelizadora de Nuestra Señora de Zapopan.

“Comenzó a venir a Guadalajara hace casi tres siglos, 280 años, en tiempo de lluvias para librarnos de rayos, centellas, inundaciones y pestes. Y así sigue volviendo cada año.

“Hoy la regresamos a su Santuario agradeciendo su visita oficial.

“Hoy tenemos muchos males por los cuales pedirle.

“Gente pobre está padeciendo en estos días el dengue, una enfermedad muy molesta que también se lleva gente a la tumba.

“Pero en el nivel de nuestra patria el horizonte se empieza a nublar grandemente, y el remedio es Cristo Nuestro Señor. Si este pueblo que aparece en las encuestas como católicos la mayoría, es decir como un pueblo cristiano, es un pueblo que si fuera congruente con su fe tendría la respuesta porque no le faltaría el Señor.

“Amenazan quitarnos la libertad, destruir la familia pensada del Creador, permitir el asesinato de los más inocentes e indefensos de la forma más cruel. Si te mata tu enemigo lo ves un poco lógico, pero aquí no es el enemigo, es la madre que se convierte en asesina de su hijo.

“Tenemos muchas cosas que pedirle a la Madre Santísima para que vaya ante su Hijo e interceda por nosotros, para que Jesucristo el Señor de la historia la escuche.

“Tenemos un compromiso de nuestra fe de defender estos valores cristianos. No esperemos que todo nos venga dado. Dios Nuestro Señor está pendiente de nosotros pero pide nuestra colaboración.

“Nuestra devoción a la Virgen tiene que ser más profunda día a día. Que no se quede en los vivas y las porras sino que profundice en el compromiso cristiano, que hagamos realidad la obediencia de la fe recomendada por la Virgen en las Bodas de Caná, ‘hagan lo que Él les diga’.  Hacer lo que el Señor quiere que hagamos y el Señor nos sacará adelante, el Seño no va a fallar”, aseguró.

Se prevé que la imagen comience su recorrido hacia Zapopan alrededor de las 6.30 de la mañana.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

10,000 Navidades en Una: alimento para más de 30 mil personas

Nicolle Alcaraz Compañía, amor y generosidad, disfrutaron miles de personas durante el evento 10 mil …