Home / Iglesia en Guadalajara / San Juan de Dios cumple 100 años como parroquia

San Juan de Dios cumple 100 años como parroquia

David Hernández

Ubicada entre la Avenida Javier Mina, Calzada Independencia y la Calle Álvaro Obregón, a un costado del Mercado Libertad, yace la comunidad parroquial de La Santa Cruz y San Juan de Dios, caracterizada por ser un lugar de culto en medio del tránsito incesante y el comercio de la ciudad; ejemplo de la implementación de la pastoral urbana.

A diferencia de otras parroquias, esta comunidad la integran personas “que van de paso”: en una visita al Mercado, a la zona de Obregón o camino al Centro de Guadalajara. Para ellos, el templo se ha convertido en un oasis en medio del bullicio de la ciudad cuando necesitan platicar con un sacerdote o desean hacer un momento de oración de camino a su destino.

“Aquí tenemos una tiendita de artículos religiosos y la gente viene para bendecir agua, imágenes o rosarios. Atendemos confesiones y damos asesorías, atendemos sobre todo a las personas que van de paso, a los peregrinos, situaciones difíciles que a veces nos presentan los canalizamos a otras áreas”, mencionó el señor Cura Alfredo De los Santos Algaba, actual párroco de la comunidad.

Devoción a Santa Eduviges

Aunque la parroquia ya cuenta con un patrono, muchos fieles la frecuentan por la devoción a Santa Eduviges, mujer alemana del siglo XII que fue madre de familia y que junto a su esposo fundó monasterios, tras quedar viuda tomó los hábitos y siguió sirviendo a los pobres y enfermos. Era tan grande su caridad que se le otorgó el título de “Patrona de los pobres”.

“Pienso que la devoción a Santa Eduviges es un gran apoyo para nosotros, se celebra todos los lunes con cuatro misas. Esta devoción atrae a muchos fieles, incluso procedentes de otros municipios o estados”, externó el párroco.

Durante el año, la actividad pastoral gira en torno a tres festividades: Triduo en la Fiesta de la Santa Cruz (3 de mayo); novenario para la Fiesta de San Juan de Dios (8 de marzo) y novenario en la Fiesta de Santa Eduviges (16 de octubre).

Historia

Los fundadores de Guadalajara levantaron al otro lado del Río San Juan de Dios una pequeña capilla dedicada a la Santa Cruz. En ella establecieron una cofradía erigida canónicamente por el Obispo Pedro Gómez Marover el 15 de abril de 1531. Se tituló “Cofradía de la Veracruz y Sangre de Cristo”. Viendo que la ciudad necesitaba un hospital, les pareció conveniente el que sus cofrades, entre los demás ejercicios espirituales, se ocupasen y ejercitasen en oficios de caridad, asistiendo a los enfermos pobres que los necesitaba y para ello agregaron a la capilla de su cofradía la hospitalidad.

El primer hospital de Guadalajara se fundó el 24 de marzo de 1557. Los cofrades llamaron a los religiosos de San Juan de Dios apenas llegados a la Nueva España para que se hicieran cargo del Hospital de la Veracruz, quienes tomaron posesión de aquél, el 2 de julio de 1606.

Los religiosos hospitalarios de San Juan de Dios, fueron agrandando el primitivo hospital hasta tener una de las más grandes y hermosas edificaciones de la Guadalajara colonial. Hoy sólo queda el ala derecha del claustro, con sus arcos bien labrados sobre gruesas columnas. La Iglesia actual no es la primitiva; de ella se puso la primera piedra el 3 de mayo de 1726. El 8 de febrero de 1750 estaba toda llena de retablos dorados, sin estar terminados aún, según datos del historiador Mota Padilla.

Originalmente el templo había sido erigido a la Santa Cruz; después la devoción se inclinó por San Juan de Dios. (Con información de: “En el Barrio de San Juan de Dios, una parroquia se sostiene”. Pbro. Sergio Macías Robledo. Edición No.57 de Semanario. 8 de marzo de 1998).

Alrededor de la Parroquia se encuentra la Plaza de los Mariachis y el Mercado Libertad, conocido popularmente como “San Juan de Dios” por el nombre del templo, uno de los mayores centros de comercio de América Latina y el más importante del Occidente del país.

Crisis pandémica

Al igual que muchas parroquias de la Arquidiócesis, San Juan de Dios atraviesa una situación fluctuante, pues al ser un lugar frecuentado en su mayoría por peregrinos, la pandemia hizo que la afluencia de fieles bajara drásticamente.

Desde su llegada en septiembre del 2020, el padre Alfredo De los Santos ha observado una nula participación de los fieles en misas y actividades parroquiales, incluso existen momentos en que el templo se encuentra solo.

“Este tiempo que me ha tocado veo muy pocos fieles, la pastoral todavía no se ha llevado acabo. En la Eucaristía son muy pocos los fieles que asisten. En cuanto agentes de pastoral, son muy poquitos los comprometidos y a veces no se puede realizar una pastoral de conjunto porque necesitamos más fieles. Algunas veces no hay quien lea en las misas, no hay quien acolite, pero pienso que poquito a poquito vamos ir avanzando”.

Aunque ya ejerce en la práctica como párroco de La Santa Cruz y San Juan de Dios, el padre Alfredo aún no ha toma posesión de la parroquia ante el Obispo, esto por la pandemia.

“Actualmente quedan los grupos de pastoral de Adoración Nocturna, Encuentros con Cristo, Catequesis, Pastoral Litúrgica y Pastoral Social, pero con muy pocos elementos. Ciertamente por la pandemia no hemos tenido reuniones y el hecho de todavía no haber tomado posesión también es una limitante.

“La participación de los laicos ha venido a menos. Aquí encontramos archivos de grupos que estaban muy fecundos en sus momentos, pero que ahora ya no existen, pueden mencionar la Asociación de San Vicente de Paul, la Medalla Milagrosa, la Acción Católica, incluso se conservan estandartes, pero ya no existen; no sé si ya murieron o se cambiaron de lugar”.

Comercio e inseguridad, realidad social

La realidad social de esta comunidad son dos: una durante el día y otra en la noche. Cuando hay luz de sol es un tránsito constante en la zona por el comercio, pero de noche, es insegura porque surge el robo y la prostitución.

“Estas situaciones de desorden e inmoralidad pienso que han estado presentes en este barrio de San Juan de Dios desde que se formó. Ciertamente hay comercio, el mercado y más actividades. Yo pensaría que de fondo hay una cultura o una costumbre de las familias que viven aquí muy a su manera, tal vez religiosas o devotas pero también con una vida inmoral en muchos sentidos, no solamente la prostitución. Y a veces alentados o manejados por algunas bandas o líderes que los mandan a robar.

“Mucho de esto tienen complicidad las autoridades, porque ellos mismos lo expresan y hacen que en algunos rumbos de aquí mismo no entre ni la policía, llevan su propio gobierno. Aún en los mismos vendedores hay quienes son cabecillas y cuando se trata de defenderse usan la violencia. Son situación muy tristes y penosas pero que de fondo hace falta evangelización y promoción humana”, mencionó el señor Cura.

“Me tocó ver en el tiempo de Navidad mucha gente caminando por aquí, a veces no puedes ni pasar, pero el templo estaba casi vacío, muy pocos asisten a una visita. Como que el templo ya no es un atractivo, aún en lo turístico, menos en la fe. Hay quienes entran solo para curiosear, esconderse o ver qué se llevan, en fin, necesita uno estar ahí porque incluso hacen sus necesidades o también se da quienes hacen rituales en este sincretismo”.

Víctimas del robo

La noche del miércoles 13 de enero se perpetró un robo en la parroquia. En esta ocasión, los ladrones irrumpieron en la sacristía usando la fuerza bruta y hurtaron todos los cálices, custodias, copones e instrumentos que utilizan los sacerdotes para celebrar Misa.

De acuerdo a información del presbítero Mario Alejandro Lozano García, vicario parroquial, hasta el momento no hay avances en la investigación por parte de la Fiscalía del Estado y Policía de Guadalajara.

Gracias a donadores, los sacerdotes han ido consiguiendo nuevamente un par de vasos sagrados para celebrar nuevamente la Santa Misa.

Datos de la parroquia

Domicilio: Calz. Independencia Nte. #100, Sector Libertad.

Misas de domingo: 10, 11, 12, 13, 14, 17, 18 y 19 horas.

Tel.: 33 3335-5367

Horario de oficina: De 9 a las 12 y de las 16 a las 18 horas.

Decanato: Analco

Párroco: Alfredo De los Santos Algaba

Vicario: Mario Alejandro Lozano García

Erección parroquial: 30 de junio de 1920

Acerca de Hugo Rodríguez

Reportero y Community Manager en Arquimedios Guadalajara. | Ciencias de la Comunicación y Administración de la Mercadotecnia. | Periodismo Deportivo. | Locutor en Valora Radio y Radio María. | Reportero y Columnista en TR Fútbol.

Revisa También

De las aulas a los altares

Ing. Arturo Álvarez Ramírez El martes 25 de octubre, en las instalaciones del Arzobispado de …