Home / Iglesia en Guadalajara / Una corona diocesana para la patrona de la diócesis

Una corona diocesana para la patrona de la diócesis

Gracias a los Medios de Comunicación que llevaron a todos los rincones de la diócesis y fuera de ella la trasmisión de la histórica celebración, todos nos pudimos sentir allí, a sus pies y entregándole esa corona de gratitud y amor del pueblo que la ama y venera.

Pbro. José Antonio Larios Suárez

Sección de Pastoral de Educación y Cultura

El pasado 18 de enero celebramos con toda solemnidad en la Arquidiócesis de Guadalajara el Centenario de la Coronación Pontificia de Nuestra Señora de Zapopan.

La celebración tuvo muchos parecidos a la celebración de 1921.

En 1921 la coronación de la Reina de Jalisco trajo esperanza a un pueblo azotado por la crisis de salud, económica y en medio de la persecución religiosa. Cien años después, con crisis de salud, de economía y de nuevas y creativas persecuciones a la fe, en un confinamiento por la pandemia que nos impidió asistir a la Basílica -aunque el resto de mercados y actividades no se vieron menguados por el botón de emergencia- la celebración del Centenario que incluyó la coronación de la taumaturga Imagen de 490 años de antigüedad trajo esperanza y alegría a los fieles de nuestra Arquidiócesis.

Muchas lágrimas fueron derramadas en el recinto sagrado y en las casas donde miles de fieles pudieron contemplar llenos de emoción este acto de suma veneración y amor a la Reina y Madre de Jalisco.

¿Cómo surgió la idea de coronar cien años después a la Virgen con una corona conmemorativa de este aniversario?

La Provincia franciscana y la Sección Diocesana de Pastoral de Educación y Cultura que fueron los responsables a nivel diocesano de estos festejos, en un principio nunca contemplaron la idea de una nueva corona, pero en una conferencia del padre Armando González Escoto nos dimos cuenta que en el primer aniversario de la Coronación Pontificia, celebrada por el mismo Arzobispo Francisco Orozco y Jiménez, le fue impuesta una nueva corona que conmemoró el primer aniversario.

Es que fueron tantas las donaciones del pueblo de Jalisco para la corona pontificia, que sobró oro y alcanzó para otra corona, la cual decidió el mismo Arzobispo entregársela en el primer aniversario.

Al conocer este dato la Sección Diocesana pidió consejo al padre Escoto, el cual dijo que era muy recomendable hacerlo para este centenario; aconsejó también que fuera el clero diocesano quien la donara a nombre de toda la comunidad cristiana.

Fue así, como dos meses antes de la magna celebración se iniciaron los trabajos de esta nobilísima ofrenda a la Madre de Dios. Pronto algunos sacerdotes diocesanos donaron lo necesario. Se le pidió a la familia Tenorio Orozco la elaboración de esta pieza, ellos con mucho entusiasmo aceptaron realizar el trabajo, encargándose no solo de la manufactura, sino del diseño y parte del material como donación de ellos también para la Reina y Madre de Jalisco.

La corona tiene elementos que evocan la corona pontificia y otros elementos nuevos que aluden al histórico centenario.

La nueva corona que conmemora el primer centenario de la Coronación Pontificia, le fue colocada a la taumaturga imagen de Nuestra Señora de la Expectación de Zapopan el 18 de enero de 2021 en una solemne concelebración Eucarística presidida por el Señor Cardenal José Francisco Robles Ortega, concelebrada por sus cinco Obispos auxiliares, los sacerdotes de la orden franciscana de frailes menores y una decena de sacerdotes diocesanos (algunos de los presentes, donadores de la corona).

El padre José Antonio Larios en representación del clero diocesano y miembro del comité organizador de los festejos del centenario, presentó al Señor Arzobispo José Francisco la nueva corona, quien la bendijo y la colocó solemnemente en las sienes de la augusta Señora.

Después de esta coronación tan histórica como emotiva, todo el Pueblo de Dios que peregrina en esta diócesis ha experimentado el consuelo y la presencia materna de María en medio de la pandemia, la crisis económica y de fe que se vive en nuestro entorno. María de Zapopan nunca ha estado ajena al dolor de su pueblo que sufre y una vez más en este difícil contexto se sigue haciendo presente en nuestra historia.

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Del corazón de Fray Antonio Alcalde, el legado para Jalisco

La mañana del 29 de septiembre del 2021 la Secretaría de Salud de Jalisco hizo el anuncio del Día Mundial del Corazón desde el coro del templo conventual de las Monjas Clarisas Capuchinas de la Inmaculada Concepción de Guadalajara.

Un comentario

  1. Diana López González

    Todo el evento fue muy hermoso , para una gran Reyna.
    Dios los bendiga paz y bien
    Felicidades bendiciones