Home / Iglesia en México / Nuevo llamado a la Paz: Recapaciten y conviértanse

Nuevo llamado a la Paz: Recapaciten y conviértanse

Los obispos de México exhortaron “a quienes provocan violencia, muerte y sufrimiento a recapacitar, arrepentirse y convertirse” y a las autoridades “a realizar un sobre esfuerzo que reduzca los desbordados índices de violencia que sufre gran parte de nuestro pueblo a lo largo del territorio nacional” como, en días recientes, se mostró en Sinaloa, Guerrero y Michoacán.

Redacción ArquiMedios

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) expresó su solidaridad con las personas afectadas por los hechos de violencia ocurridos recientemente en Culiacán, Sinaloa; Aguililla, Michoacán; y Tepochica, Guerrero e hizo un llamado sobreponer al dolor y al enojo, un espíritu de colaboración en favor de la paz.

“Ante los recientes episodios violentos en Culiacán y otras comunidades de nuestro país, como Michoacán y Guerrero, ofrecemos nuestra oración y expresamos nuestra solidaridad a las personas que resultaron heridas y a las familias de las víctimas”, señaló el Episcopado Mexicano, mediante un documento suscrito por  su presidente, Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey y su secretario general, Alfonso G. Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey.

“Estos acontecimientos nos provocan naturalmente temor, enojo y desesperanza. Pero queremos pasar de estos sentimientos espontáneos a la reflexión y a la respuesta colaborativa en la construcción de la paz”, subrayaron.

Al mismo tiempo, la CEM hizo un llamado al arrepentimiento ya a la conversión a quienes forman parte del crimen organizado y a las autoridades a reducir la violencia en el país.

“Exhortamos a quienes provocan violencia, muerte y sufrimiento a recapacitar, arrepentirse y convertirse.

“A las autoridades las urgimos a realizar un sobre esfuerzo que reduzca los desbordados índices de violencia que sufre gran parte de nuestro pueblo a lo largo del territorio nacional”.

Al tiempo de exhortar “a todos los creyentes y personas de buena voluntad” a  orar y encomendar esta intención a Jesús, Príncipe de la paz y esperanza y a María Santísima, los obispos de México recalcaron a buscar siempre el bien común “para trabajar por la paz, venciendo toda rivalidad, confrontación e intereses particulares”.

Al refrendar que México hoy necesita de “sembradores de paz y esperanza, viviendo la justicia, el respeto, el diálogo, la colaboración y la reconciliación”, puntualizaron que la Iglesia Católica se compromete “a fortalecer y ampliar, aún más, las acciones pastorales que contribuyen al respeto de la dignidad de toda persona, a fortalecer las familias, la educación para la paz, la justicia social y ayudar a sanar a las personas y comunidades afectadas por la violencia”.

Promover la reconciliación

Tras el enfrentamiento entre elementos de la Guardia Nacional (GN) contra un grupo de presuntos integrantes del crimen organizado,  ocurrida en la capital de Sinaloa, que culminó con  la liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo Guzmán”,  la diócesis de Culiacán envió un mensaje a los habitantes de la zona, en el que, tras condenar los hechos “que cimbran el ambiente y espíritu de sana y respetuosa convivencia entre los ciudadanos”, exhortó a la ciudadanía a tener fe, valentía  y decisión ante este tipo de circunstancias.

“Queremos pasar de la razonable molestia e indignación social, a la propuesta y acción contundente que asegure para los sinaloenses y hermanos de otras entidades de nuestro país, la unidad y la paz social. Por ello, y ante el miedo e incertidumbre perpetrada en la comunidad oramos también con gran confianza y fervor a Jesucristo Nuestro Salvador, para que en cada persona y familia reine permanentemente la paz y como ciudadanos católicos corresponsables, seamos promotores de reconciliación”.

La diócesis de Culiacán agradeció a quienes, con un gesto de amor, acogieron en esos momentos a las personas que se encontraban en el lugar, e invitaron a seguir con atención los llamados institucionales para salvaguardar la seguridad y la protección personal.

País dividido

La mitad de los mexicanos desaprueba la decisión tomada por el gobierno federal de liberar al hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, Ovidio Guzmán López, luego de los hechos violentos del jueves 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, reflejaron encuestas realizadas por diversos medios de comunicación.

De acuerdo con el diario Reforma, el 49% de los mexicanos dijo estar en desacuerdo con esta decisión; en tanto que un estudio similar realizado por el Gabinete de Comunicación Estratégica arrojó que 54.1% de los mexicanos está en desacuerdo con que se haya liberado a Ovidio Guzmán, un ejercicio similar de El Financiero arroja que el 51% de sus entrevistados opina que liberar a Ovidio Guzmán tras los sucesos de violencia en Culiacán, fue una decisión equivocada del gobierno.

La mayoría de los ciudadanos no vio con buenos ojos la liberación de Ovidio Guzmán, que coincide con cifras divulgadas el fin de semana anterior, que mostraron un aumento del 2.7% en los homicidios en los primeros nueve meses de 2019 con más de 26 mil 600, respecto a los 25 mil 900 registrados en el mismo período de 2018.

Al cierre de edición, el debate se centraba en la posibilidad de que el Presidente López Obrador compareciera ante el Poder Legislativo para explicar sus motivaciones para dejar en libertad al hijo de Joaquín Guzmán Loera y en la denuncia presentada por el Partido Acción Nacional (PAN), ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la probable comisión de un delito por parte del Presidente de México en su proceder en este hecho.

Ópticas de un hecho

“Por más que se explique o se trate de justificar, queda la sensación de que no son las autoridades formalmente constituidas las que pueden velar por nosotros, sino que estamos a la deriva y en manos del crimen organizado”.

Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara.

“Y se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso porque no se trata de masacres, ya eso ya se terminó. No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas. Ellos tomaron esa decisión y yo la respaldé”.

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México.

“Hoy la delincuencia organizada ya le tomó la medida al gobierno, ya quedó claro que aquí quien manda es la delincuencia y no el gobierno, y ese es un Estado fallido, y tristemente marcará al gobierno morenista como un gobierno cobarde”.

Marko Cortés, dirigente nacional del PAN .

“Lo que vimos fue la capitulación del Estado al pactar con el crimen organizado. No compartimos esta estrategia del gobierno federal de generar una ‘pax narca’ de acordar con los criminales”.

Ángel Ávila, secretario general nacional del PRD.

“En estos momentos que vive México tenemos que convocar al acuerdo, ¿Qué queremos los mexicanos? Queremos que haya paz y seguridad y ha quedado claro que la estrategia de seguridad ha fallado”, sostuvo el líder del Partido Revolucionario Institucional”.

Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI

“La derecha” no tiene derecho a opinar pues AMLO está haciendo las cosas bien, cuando ellos lo hicieron “todo mal”.

Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Preocupa al Nuncio baja de católicos en México

El descenso en el número de bautizados, así como de las vocaciones religiosas y sacerdotales …