Home / Iglesia Universal / Cómo vivir la Cuaresma desde casa

Cómo vivir la Cuaresma desde casa

Las disposiciones sanitarias modificarán la forma de vivir la Cuaresma, pero el sentido penitencial y de conversión no deberá perderse.

David Hernández

El año pasado cuando la pandemia por Covid-19 llegó a México, nos encontrábamos prácticamente a la mitad de la Cuaresma, pasando solo una parte de ella en aislamiento, pero nunca nos imaginamos que a un año de estos acontecimientos la Cuaresma del 2021 también la viviríamos de forma similar, incluso más intensa.

Este nuevo tiempo litúrgico que comenzamos este 17 de febrero con Miércoles de Ceniza y concluirá el 3 de abril con el Sábado de Gloria, no tiene por qué ser un momento más para lamentarnos por la realidad que atravesamos, sino que también puede ser propicio para encontrarnos con Dios desde nuestro aislamiento social al estilo bíblico.

Ejemplos bíblicos

Cuaresma viene del latín quadragesima, y que se traduce como “cuarenta días”. Una de las palabras con las cuales podemos describir la Cuaresma es “aislamiento”, pues en la Sagrada Escritura encontramos múltiples ejemplos de personajes que se apartaron del ruido para encontrarse con Dios en el silencio.

La Biblia nos presenta: los cuarenta días que Noé y su familia pasó en el arca por el diluvio, los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto, y los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública.

Cómo vivirla

Durante este tiempo de purificación contamos con una serie de medios concretos que la Iglesia nos propone y que nos ayudan a vivir la dinámica cuaresmal.

Primero, la vida de oración, condición indispensable para el encuentro con Dios. En ella, el creyente ingresa en el diálogo íntimo con el Señor y deja que la gracia divina penetre su corazón.

Asimismo, también debemos intensificar la escucha y la meditación atenta a la Palabra de Dios, la asistencia frecuente al Sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía (según las posibilidades de salubridad).

La mortificación y la renuncia en las circunstancias ordinarias de nuestra vida, también constituyen un medio concreto para vivir el espíritu de Cuaresma. No se trata tanto de crear ocasiones extraordinarias, sino más bien, de saber ofrecer aquellas circunstancias cotidianas que nos son molestas, de aceptar con humildad, gozo y alegría, los distintos contratiempos que se nos presentan a diario. De la misma manera, el saber renunciar a ciertas cosas legítimas nos ayuda a vivir el desapego y desprendimiento.

De entre las distintas prácticas cuaresmales que nos propone la Iglesia, la vivencia de la caridad ocupa un lugar especial. Debemos vivirla de manera especial con aquél a quien tenemos más cerca, en el ambiente concreto en el que nos movemos.

10 consejos para vivir la Cuaresma desde casa

  • Lee y medita la Palabra de Dios
  • Haz oración
  • Confiésate
  • Participa en la Eucaristía (virtual o presencial)
  • Reza el Viacrucis
  • Abstente de comer carnes los días establecidos
  • Participa en Ejercicios Espirituales (virtuales o presenciales)
  • Ayuna
  • Reza el rosario
  • Practica la caridad con el prójimo

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

Un nuevo Obispo Auxiliar en el Año de San José

Sonia Gabriela Ceja Ramírez Este sábado 18 de septiembre la Iglesia de Guadalajara despertó con …