Home / Iglesia Universal / Tribunal australiano rechaza la apelación del Cardenal Pell

Tribunal australiano rechaza la apelación del Cardenal Pell

Redacción ArquiMedios

El miércoles 21 de agosto en Melbourne (Australia), un tribunal de apelaciones australiano rechazó la apelación del Cardenal George Pell contra su condena por agredir sexualmente a dos niños de 13 años a mediados de la década de 1990. En febrero, el prelado fue sentenciado a seis años de prisión, con un período sin libertad condicional de tres años y ocho meses.

En un comunicado, la Oficina de Prensa de la Santa Sede reafirmó su respeto por las autoridades judiciales australianas, como se declaró el 26 de febrero con ocasión de la sentencia en primera instancia, la Santa Sede – informó el Director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni – toma nota de la decisión de rechazar la apelación del Cardenal George Pell.

A la espera de conocer la evolución del proceso judicial, recuerda que el Cardenal siempre ha confirmado su inocencia. Y que tiene derecho a apelar ante el Tribunal Supremo. En esta ocasión, junto con la Iglesia de Australia, la Santa Sede confirma su cercanía a las víctimas de abusos sexuales y su compromiso, a través de las autoridades eclesiásticas competentes, de perseguir a los miembros del clero responsables de los mismos.

Los hechos durante el juicio

El Cardenal George Pell había sido nombrado Obispo auxiliar en la Arquidiócesis de Melbourne en 1987, convirtiéndose en Arzobispo Metropolitano de la ciudad en 1996. En abril de 2013, el Papa Francisco lo había nombrado miembro del Consejo de Cardenales y, en febrero de 2014, Prefecto de la recién creada Secretaría para la Economía.

A finales de junio de 2017, después de dos años de investigaciones en Australia, había sido acusado formalmente de varios cargos por “crímenes históricos de violencia sexual” en dos casos separados.

En una declaración hecha entonces, el Cardenal Pell se había declarado “inocente de estas acusaciones”, calificándolas de “falsas” y añadiendo que “la idea de abusos sexuales es aberrante para mí”. Y había anunciado que regresaría a Australia para “limpiar su nombre”. El mismo día, la Santa Sede había emitido una declaración mediante la que anunciaba que el Papa Francisco había concedido al Purpurado un período de permiso para permitirle “defenderse” en Australia.

Según otra declaración emitida el 26 de febrero de 2019 por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Papa Francisco ha confirmado las medidas cautelares ya adoptadas contra el Cardenal Pell por el Ordinario local a su regreso a Australia, que le prohíben “el ejercicio público de su ministerio” y “el contacto de cualquier manera y en cualquier forma con menores de edad”. (Vatican News)

Acerca de Rebeca Ortega Camacho

Revisa También

Un nuevo Obispo Auxiliar en el Año de San José

Sonia Gabriela Ceja Ramírez Este sábado 18 de septiembre la Iglesia de Guadalajara despertó con …