Home / Iglesia en Guadalajara / El amor de un Niño de la Calle
La vida actual se vive acelerada y no nos detenemos a mirar nuestro alrededor, no somos solidarios con quienes sufren, y mucho menos somos empáticos con los problemas de los demás.

El amor de un Niño de la Calle

Monserrat M. Cuevas

Dicen que la fe es de quién la profesa, de quienes son capaces y valientes de asumir su responsabilidad como miembro de la Iglesia Católica.

Todos los 25 de cada mes, en el templo parroquial de la Inmaculada Concepción, ubicada en el corazón de la zona comercial de la calle Obregón, se celebra una misa en honor a un pequeño y muy milagroso Niño Dios, encontrado entre la basura, y apodado como “El Niño Jesús de la Calle”.

El Padre Emanuel Santana, Vicario de esta parroquia, comentó que esta devoción inició cuando una mujer encontró, entre bolsas con basura, la figura del pequeño niño, que estaba en pésimas condiciones.

“Bueno la devoción al Niño Jesús de la Calle, inició por una feligresa que encontró en la basura la imagen del Niño Dios; la imagen estaba quebrada, no tenía algunos pedazos, lo que su corazón noble la orilló a cuidarlo y a tenerle una especial devoción.

“Esta señora tenía a un enfermo de cáncer avanzado que era imposible que se recuperara; ella le tuvo mucha devoción y fe, y fue tanta… que semanas, o días después, resultó un milagro: curó a esta persona, y así es como nace esta devoción. Obviamente para poder realizarle su oración se tuvo que pedir permiso al Arzobispado, tiempo después se aprobó esta devoción, y desde ahí, todos los 25 de cada mes se celebra una misa en su honor”.

La fe todo lo puede

La vida actual se vive acelerada y no nos detenemos a mirar nuestro alrededor, no somos solidarios con quienes sufren, y mucho menos somos empáticos con los problemas de los demás.

Ignacio Rentería es fiel creyente de la pequeña imagen del Niño Jesús de la Calle, pues al saber que tenía cáncer puso sus manos en Dios.

“Hace unos meses me detectaron cáncer testicular. Claro que me sentía triste, que me sentía solo… pero yo, al escuchar la palabra cáncer supe que me iba a morir; te dicen que con un tratamiento puedes combatirlo, pero estás tan cerrado en la idea de que vas a morir, que toda esperanza muere.

La fe es de quién la profesa, de quienes son capaces y valientes de asumir su responsabilidad como miembro de la Iglesia Católica

“Una tía me regaló la estampa del Niñito Jesús de la Calle, uno es incrédulo al no tenerle fe al mismo Dios que nos dio la vida; ya, cuando estaba solo en mi cuarto, la miré y con mucha fe le pedí que no me dejara solo, y que no permitiera que sufriera. No sabía a lo que me iba a enfrentar, pero tenía mucho miedo; fui a quimioterapias, y el día de hoy estoy aquí, agradeciéndole y diciendo, con fuerte voz: ¡Viva el Niño Jesús de la Calle! Simplemente agradecido”.

Carolina Téllez, madre primeriza de Daniela, nos contó, cómo su fe superó cualquier adversidad durante los primeros meses de su bebé.

“Nombre, mi niña ya no tenía salvación, eso me decían en el hospital, dónde, ahí mismo, me entregaron una estampita del Niño Jesús de la Calle; es tanta tu desesperación porque sane tu bebé que, con la mano en el corazón, le pedí la sanara”

-¿Qué le decían los doctores, había alguna solución para su niña?

“No. Ellos siempre me decían que no la libraba; que era muy pequeña para sobrevivir a su enfermedad”.

-¿Qué tenía?

“Meningitis. Era una bacteria que se le metió a su cerebrito y que podría traer consecuencias fatales. Gracias a Dios, todo salió bien”.

-¿La enfermedad no le causo algún problema?

“No, de hecho sigue en revisión, y sigue llevando sus terapias.

-¿Qué le agradece al Niño Jesús de la Calle?

“No tengo palabras para agradecerle lo que hizo. No podré pagarlo, pero si quiero decir que, gracias a su amor y su misericordia, mi Daniela está mucho mejor”.

Mucha fe y esperanza es lo que cada día 25 del mes, se respira en la Parroquia de la Inmaculada Concepción, durante la celebración Eucarística del Niño Jesús de la Calle.

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

Dan último adiós al Padre “Chayo”

David Hernández Familiares, sacerdotes y seminaristas dieron el último adiós al Presbítero José Rosario Ramírez …