Home / Noticias / Gabriel Gutiérrez, el de la Pastorela

Gabriel Gutiérrez, el de la Pastorela

José de Jesús Parada Tovar

Varias páginas de diversos periódicos locales se ocuparon en reseñar y exaltar la obra artística de Gabriel Gutiérrez Mojica, fallecido el jueves 5 de agosto del presente 2021, haciendo sobresalir sus 65 años dedicados a las artes escénicas, en las que participó como actor en 100 obras, dirigió otras 70, aparte de sus conocimientos en maquillaje, vestuario, sonorización, tramoya y canto, que le valieron, por muchos años y de manera casi gratuita, formar a centenares de jóvenes en ese arte a través de talleres, diplomados, cursos y textos de su propia autoría.

Sin embargo, con todo y su extensa labor docente y actoral, que llegó a ameritarle el Galardón Estatal al Mérito Teatral, así como otros reconocimientos de las respectivas Secretarías de Cultura y de Educación, al igual que los cargos de Tesorero y Presidente de la Asociación Civil “Teatristas Unidos de Jalisco”, de la que fue cofundador, Gabriel Gutiérrez es más bien recordado por el singular e infatigable impulso que durante 60 años ininterrumpidos le imprimió a la puesta en escena de la Pastorela “En un humilde pesebre”, que montó en numerosos foros y espacios de Guadalajara, de poblaciones jaliscienses y de otras Entidades.

Desde nuestros templos

Dicha Pastorela tiene su origen primario en Etzatlán, cuna de Monseñor Rafael Meza Ledesma, Párroco de San Felipe de Jesús, quien la recuperó en 1953 de libretos muy antiguos y le encargó a José Guadalupe Brambila Barragán, a Teresita Vázquez y al joven Gabriel (miembros de la Acción Católica Parroquial) el acomodo y ordenamiento de los parlamentos, en tanto que al Profesor Jesús Parada Escobedo, Organista, su musicalización. A partir de entonces, por varias décadas, en Adviento y Navidad, se presentó esa obra en el Teatro Parroquial de San Felipe y se irradió a otras Parroquias, casi exclusivamente con socios de la Acción Católica de esa Comunidad.

Tras la enfermedad y deceso del Director J. Guadalupe Brambila, se hizo cargo Gutiérrez Mojica de producirla, dirigirla y adicionarle otros cuadros, parlamentos, cantos y escenografía, aparte de que conformó un Grupo de Teatro que llegó a presentar muchas piezas, incluyendo comedias y sainetes. Eso le animó a ampliar su convocatoria y labor didáctica, de modo que fundó el Grupo “Charlot”, con el cual, ciertamente renovando y adicionando actores formados por él mismo o invitando a destacados profesionales, pudo completar hasta 60 años de representación de la Pastorela, incursionando en escenarios como el Teatro del IMSS y el Ex Convento del Carmen, entre tantos otros.

Polifacético y talentoso

“En un humilde pesebre” obtuvo dos Primeros Lugares en Certámenes Estatales de Pastorelas, y un Segundo Lugar en un Concurso Municipal alusivo en Guadalajara. Gabriel Gutiérrez Mojica, por cierto, fue destacado militante de la Asociación Católica de la Juventud Mexicana en San Felipe de Jesús e instructor y árbitro de su Selección masculina de Volibol, así como Directivo del Comité Diocesano de la ACJM. Dios lo conduzca y haga arribar al eterno Belén.        

Pastorela, “Desde un humilde pesebre”.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Fátima, más allá de los límites de la comprensión

Sonia Gabriela Ceja Ramírez La noche del lunes 4 de octubre, fiesta de San Francisco …