Home / Iglesia en Guadalajara / Los ojos de la Iglesia: Observatorio Diocesano busca ser Asociación Civil

Los ojos de la Iglesia: Observatorio Diocesano busca ser Asociación Civil

Para poder allegarse de recursos para impulsar proyectos que ayuden al proceso pastoral de la Diócesis, el observatorio busca su autorización como AC.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

El Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, creó en abril de 2018 el Observatorio Diocesano Ecclesia Videns (Iglesia que ve). “Este Observatorio es una instancia que va a depender directamente de la vicaría de pastoral y va a estar articulado a la Pastoral Social, a la UNIVA como Universidad católica, y su misión será discernir la realidad”.  

“Desde que llegó el Cardenal Robles con la idea de echar a andar el método ‘ver, juzgar y actuar’, nos dimos cuenta de que esta parte del ‘ver’ no la teníamos profesionalmente dispuesta; nos acercábamos a la realidad con las opiniones de cada uno de los que estamos en la vicaría de pastoral, con las opiniones de las vicarías territoriales, los decanatos y las parroquias, pero no había un área que profesionalmente recogiera la realidad y la discerniera para hacer mejores procesos pastorales.

“La idea del Observatorio es que éste pueda discernir la realidad. Verla con lo que aportan las vicarías, decanatos y las mismas parroquias y proporcionar los elementos para que tengamos mejores procesos pastorales”. Así lo explica Arnold Omar Jiménez Ramírez, integrante del Observatorio Diocesano y responsable del sistema de estadísticas y datos. 

Que sea una instancia formal y legal

“Para que esto funcione de mejor manera es necesario constituirlo legalmente como una Asociación Civil (AC), dado que el Observatorio necesita recursos, necesita ser autosustentable.

“Una vía es la de constituirse legalmente como una AC que sea susceptible de recibir donativos y que esté autorizada ante lo que antes era el IJAS (Instituto Jalisciense de Asistencia Social), y hoy ya no existe.

“Ahí hay un atorón legal porque ni el propio gobierno tiene claro cuál es la nueva instancia, pero lo que antes era el IJAS, hoy es la Subsecretaría de Participación Ciudadana y ellos van a avalar nuestra Asociación Civil para que sea susceptible de recibir donativos”.

Así va el proceso

“¿Qué estamos haciendo ahorita? Lo que estamos haciendo es el acta constitutiva. Ante notario público llevamos un preproyecto, ya lo revisó el notario, ya lo revisaron las personas encargadas de gobierno, lo regresaron y el proceso es que lo vuelva a revisar el notario y el mismo notario lo regrese a gobierno para que gobierno nos dé el último visto bueno y luego protocolicemos el acta.

“La protocolización del acta consiste en firmar las personas que van a estar en el acta constitutiva como presidente, secretario y tesorero de la asociación civil. Esto es solo para efecto de recibir donativos, para efecto de poder deducir impuestos, para efecto de poder concursar en programas de asociaciones civiles que apoyan a otras asociaciones civiles para que cumplan su objetivo social, aunque la vida del Observatorio no estará necesariamente regida por la AC sino que tiene su propia lógica como una instancia diocesana.

“La vida del Observatorio depende del proceso diocesano, de la vicaría de pastoral, de las pautas que nos van marcando las asambleas, por ejemplo, y el señor Cardenal”, asegura Arnold Jiménez.

Para conocernos mejor

“Ahorita, se está haciendo un trabajo que nos ha pedido el señor Cardenal y que requería un recurso económico importante. Nos ha pedido tratar de sacar el perfil del católico en la Arquidiócesis de Guadalajara: ¿Qué piensa? ¿Dónde está? ¿Qué está haciendo? ¿Qué piensa de la Iglesia? ¿Qué tanto se compromete con su fe?.

“Esto lo haremos a través de una encuesta que se realizará en distintas parroquias, en distintos decanatos; se van a hacer focus group, entrevistas de profundidad con una metodología ya aprobada y revisada por expertos.

“Justamente esto nos requería un gasto importante y como no tenemos una asociación civil que nos pueda respaldar, por eso estamos en este trámite legal que esperemos esté listo en un margen de tres meses,  para después hacer el proceso ante la Secretaría de Economía para que nos den la autorización de recibir la deducibilidad.

“Otro trámite que tenemos que hacer ante SEDESOL es el ‘CLUN’ Clave Única que nos permite ya poder recibir dinero y poder deducir impuestos”.

“El observatorio ya está trabajando. A partir de que empiece La Gran Misión de la Misericordia en la diócesis, tendremos que hacer también otro tipo de trabajo, analizando las periferias que nos marca el proceso, analizando la situación de la familia, de los jóvenes y tratando de hacer una investigación sobre las causas más profundas de la descomposición del tejido social”.

Se requiere profesionalizar el trabajo

El Lic. Jiménez Ramírez señaló que los trabajos que actualmente se están realizando, son posibles gracias a la generosidad de quienes se han integrado a esta instancia los cuales colaboran como voluntarios sin recibir paga por su labor y que todos son profesionales en su campo, pero el trabajo en el Observatorio lo hacen como un apostolado. Sin embargo, por otra parte, para poder cumplir con su objetivo, el observatorio requiere personas que se dediquen a tiempo completo.

“Organizamos ya dos reuniones con empresarios en meses pasados, mismas que nos ha permitido hacernos de algunos recursos para poder echar a andar estos estudios, sobre todo el del perfil del católico, que nos requería contratar una empresa que hiciera la investigación dado que no tenemos el personal ni los recursos técnicos para hacerlo.

Enfatizó que buscan ser una asociación civil para hacerse de recursos en aras de poder trabajar de manera profesional. “Porque como Iglesia necesitamos tener un discernimiento muy puntual, muy profesional, muy técnico de lo que está pasando. Si no sabemos hacer lectura de la realidad nuestros procesos pastorales no tendrán buenos resultados porque estaremos dando como palos al aire.

“La idea es que podamos acercarnos lo más posible a la realidad para que como Iglesia podamos responder a estos desafíos que nos plantea la realidad”.

Laicos y sacerdotes trabajando

  • Actualmente integran el Observatorio, el
  • Pbro. Paulino Coronado Campos,
  • Pbro. José Antonio Borroel,
  • Pbro. Vicente Ortega,
  • Periodista Jesús Parada Tovar,
  • Mtro. Emmanuel Torres,
  • Dr. Armando Ibarra,
  • Lic. Arnold Omar Jiménez Ramírez, encargado del sistema de estadísticas y datos.

Información útil y real

Respecto a la labor de su área, el entrevistado destacó que “el sistema de estadísticas y datos tendrá por parroquia, por decanato, por vicaría, la información territorial de estos lugares. Por ejemplo, cuando llega un sacerdote a una parroquia no sabe cuántos feligreses hay, ni a qué se dedican, a veces ni siquiera hay un registro ordenado de bautizos, de primeras comuniones, de matrimonios, de los sacramentos en general, por eso estamos ya creando un sistema que nos va a permitir tener toda esa información.

“Algunos de estos datos, que son públicos, los vamos a jalar del INEGI, por ejemplo: cuántas personas hay por manzana, a qué se dedican esas personas, cuántas de ellas están casadas por lo civil o por lo religioso, a cuánto asciende su ingreso, toda esta información que es pública y que serviría mucho para la parroquia.

“A esa información le vamos a crear algunos otros campos que nosotros tenemos que generar: los sacramentos, cuántas personas de qué zonas pertenecen a grupos parroquiales, entre otros. Esto nos va a permitir generar información de toda la pastoral territorial que no existe.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Cardenal Robles reconoció a los maestros en su día

Nicolle Alcaraz Con motivo del Día del Maestro, el pasado 15 de mayo el Cardenal …