Home / Editorial / Editorial: Un año de enfrentamientos

Editorial: Un año de enfrentamientos

Artículo Editorial de Semanario #1192

Ha corrido mucha tinta para analizar el primer año de gobierno federal. Logros y limitaciones, halagos y vituperios, verdades y sofismas, han quedado de manifiesto en muchas páginas de fuentes diversas. Lo más probable es que poco o nada importen al destinatario principal de esos manuscritos.

También en el ámbito local estatal se cumple el primer aniversario del Gobernador,  fecha convergente con la inauguración de la FIL, y cuyo foro utilizó para lanzar un petardo al Ejecutivo federal.

Sin duda que el común denominador en ambos gobiernos es la inseguridad, que no ha sido contralada en sus territorios. Un tema muy sensible.

En este sentido, el Cardenal Francisco Robles, expresando la percepción de los ciudadanos, indicó que “la revisión (de este problema) la tienen que hacer ellos (las autoridades), porque es su programa; a estas alturas deben evaluar honestamente si está dando resultado su estrategia, o si tienen que afinar algún aspecto o todo en general, porque la realidad es que, en este año, ha crecido enormemente la violencia, son muchos los muertos”.

Y añadió: “Es lamentable que, ante la gran expectativa de que esto se resolviera, se pacificara (con los nuevos gobiernos), al contrario, va en aumento”. Es una violencia que ha afectado directamente a las corporaciones policiacas que, al tener “la tarea de cuidar la seguridad, pudieran estar siendo blanco de grupos de delincuentes, con el fin de frenar la misión que tienen de ser los protectores de los ciudadanos”, explicó el Arzobispo de Guadalajara.

Y la otra batalla que tampoco ha encontrado paz es la que libra el Gobernador de Jalisco con el Presidente de México. En ocasiones pareciera que ya hay entendimiento, y en otras, se colocan en polos opuestos.

Al respecto, el purpurado dejó clara su propuesta: “Nuestros gobernantes (federal y estatal) deben buscarse para establecer relaciones de auténtico diálogo, de búsqueda de acuerdos que favorezcan a la ciudadanía. No se trata de hacer prevalecer el carácter de una persona, sino buscar, en conjunto, el bien de los ciudadanos, porque las guerras de palabras o de otro tipo de agresiones entre las autoridades, lo único que hacen es frenar el adelanto, el progreso que urge a nuestro País, a nuestro Estado, a nuestros Municipios, y también, desalentar a las personas que somos gobernados por ellos”.

¿En dónde ha fallado el diálogo auténtico? ¿Es problema de los intermediarios? ¿Simulan posturas y discursos cuando han tenido la oportunidad de encontrarse en eventos públicos? Los habitantes de a pie no entendemos qué pasa, pero si experimentamos las consecuencias de su falta de entendimiento. ¿Hasta cuándo será la paz y no la guerra?

A propósito, el Cardenal recuerda que “los creyentes  y las personas de buena voluntad debemos recuperar el espíritu de estas fechas (Navidad), ya que son tiempos de construir, de restablecer lazos que tengan que ver con la paz y con la búsqueda del bien de todos, y deponer todo aquello que solo levanta zozobra, inseguridad y agresión entre nosotros”. Por lo menos, por conveniencia, en este caso, de que lleguen recursos de la Federación.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

El Cardenal bendice Fiestas Patronales de Tequila

Hugo Rodríguez En el punto más álgido de las fiestas patronales de Tequila, Jalisco se …