Home / Opinión / Los signos de los tiempos / Entre “puentes”, turismo e identidad nacional

Entre “puentes”, turismo e identidad nacional

Jorge Rocha

Hace una semana se generó una fuerte polémica en torno a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, de conmemorar las fechas cívicas en los días que correspondan y, como consecuencia, suprimir los fines de semana largos.

Recordemos que esta decisión comenzó en el gobierno de Vicente Fox, en el año de 2005, y algunas de las fechas que entraron en esta dinámica fueron el cinco de febrero (Día de la Constitución), el 21 de marzo (Natalicio de Benito Juárez) y el 20 de noviembre (Día de la Revolución Mexicana). Esta propuesta del presidente de México surge en el marco de las festividades la Constitución de 1917, donde López Obrador afirma que muchos mexicanos ya no recuerdan y no les da sentido este tipo de fechas y por lo tanto es necesario volverlas a celebrar en su fecha específica.

La reacción no se hizo esperar: el sector turístico se pronunció en contra de la propuesta al considerar que se afectarán los ingresos de muchos destinos locales que se vieron beneficiados con la medida; algunas voces expresaron que México es uno de los países donde más tiempo se destina al trabajo, y quitar esta medida iría en detrimento del derecho al descanso de muchos trabajadores. También hubo otras expresiones que aseguraban que era necesario “re-pensar” nuestras fechas conmemorativas y habría que ver sí existen otros acontecimientos que deberíamos de celebrar. Otros más salieron a decir que era una más de las agendas “distractoras” de López Obrador.

Me parece que el tema no es menor, ya que fue un asunto que tocó varias aristas importantes.

Lo primero que hay que decir, es que casi todas las posturas planteadas tienen parte de razón, es decir: es cierto que es necesario que en México existan más días de descanso para los trabajadores, ya que múltiples informes muestran que es mentira que nuestro país está lleno de personas flojas y además, también existe, cada vez más, evidencia de que un descanso reparador evita enfermedades y mejora la productividad de las personas.

También es cierto que el turismo local, ha sido beneficiado con estos fines de semana largos, y han colaborado al vocacionamiento de ciertas regiones, para recibir a más turistas que, por supuesto, redundan en mayores ingresos y actividades que generan procesos de redistribución de la riqueza, esto es un impacto que no se puede desdeñar.

También es real, que muchas de estas fechas conmemorativas ya no representan nada para la identidad de la Nación, el caso más afectado -desde mi punto de vista- es el aniversario del inicio de la Revolución Mexicana que, desde hace años, está opacado por el llamado “Buen Fin”, que se convierte en el fin de semana largo dedicado al consumismo al por mayor, y donde el festejo de la gesta revolucionaria pasó a un segundo o tercer planos.

Por otro lado, también es cierto que hay otras fechas, que se tendrían que revalorar, incluso que se deberían incorporar a este tipo de celebraciones cívicas, por ejemplo: El dos de octubre, que se reconoce como la fecha donde el proceso democratizador comenzó en el país, o incluso -a nivel local- el 22 de abril, que conmemoraría el proceso de transformación de la sociedad en Jalisco; el 19 de septiembre también puede ser considerado como el día de la ciudadanía y de la sociedad civil, por ser uno de los momentos donde la organización ciudadana dejó sentir sus impactos; es decir, hay eventos de la historia reciente de México y Jalisco que tendrían que ser considerados como sucesos que han marcado el derrotero del país y del estado.

Esperamos que la discusión abierta por Andrés Manuel López Obrador tenga todas estas aristas presentes, porque una mala decisión podría afectar de forma negativa a alguno de los ámbitos planteados en el escenario, lo mejor sería una propuesta que combine la necesidad de reforzar la identidad nacional y regional, generar más espacios de descanso a los trabajadores, impulsar el turismo local y empezar a reconocer nuestra historia reciente.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

¿Es correcto promover misas rápidas?

Pbro. José Marcos Castellón Pérez Hace algunos años se hizo famoso un templo del poniente …