Home / Opinión / Los signos de los tiempos / Evaluación de medio camino

Evaluación de medio camino

Jorge Rocha

Antes de hacer esta evaluación, es necesario colocar dos asuntos, el primero es que el informe de los presidentes para dar a conocer el estado de la administración pública debería ser el ejercicio por excelencia de rendición de cuentas en el país. Por la vía de los hechos nunca ha sido así, ni en los anteriores sexenios, y tampoco en esta administración, con lo cual seguimos perdiendo un espacio privilegiado de debate sobre los grandes problemas de la Nación. En segundo lugar, la polarización política que prevalece en México no permite hacer análisis concienzudos de lo que ha sido el gobierno de López Obrador, ya que unas posturas señalan que todo está bien y otras dicen que todo está mal, una vez más ambas posiciones tienen parte de verdad, pero también parte de mentira; y parece que muchos de estos análisis tienen como fuente fundamental el deseo de que al presidente le vaya bien en todo, o que le vaya mal en todo. Ahora bien, pasando a mi propia evaluación, comparto lo siguiente:

Principales aspectos positivos del mandato de López Obrador a medio camino:

  1. Una de las mayores aportaciones es cambiar la relación de la administración pública federal con los grandes poderes económicos del país, que pasó de una clara subordinación a una relación de mayor equilibrio.
  2. Hay un fortalecimiento del empleo a través de los incrementos al salario mínimo, el combate a las peores formas del outsourcing y la reforma del sistema de pensiones.
  3. Se ha hecho una importante inversión pública orientada al sur y sureste de México, que por años fueron las regiones más olvidadas.
  4. La paulatina transición de las transferencias directas a un sistema universal y no focalizado, donde el caso más exitoso son las ayudas a las personas de la tercera edad, es un logro de estos años.
  5. Colocar el combate a la corrupción como una agenda de primer orden y la investigación de algunos casos emblemáticos en la materia.
  6. Existe una clara política de austeridad en la administración, que ha logrado bajar de forma sustantiva el despilfarro y el uso de recursos públicos en gastos innecesarios.
  7. A pesar de las elecciones en Estados Unidos y el cambio de primer mandatario en aquella Nación, se ha mantenido una buena relación con los vecinos de Norte, tanto con Donald Trump, como con Joe Biden.

Principales aspectos negativos del mandato de López Obrador a medio camino:

  1. Sin duda alguna la seguridad pública es unos de los temas donde el presidente ha fallado y la apuesta de la creación de la Guardia Nacional no ha dado los resultados esperados.
  2. A pesar de que el proceso de vacunación para combatir la pandemia del COVID-19 avanza, la estrategia para el manejo de esta crisis sanitaria ha dejado mucho que desear y el sistema público de salud sigue colapsado y sin capacidad para garantizar de forma plena el derecho a la salud.
  3. La reactivación económica del país va a un paso lento y los efectos negativos de la pérdida de empleos, del incremento de la pobreza y de la desaparición de empresas están presentes; y al ritmo que vamos parece que esta tendencia no se revertirá en el corto plazo, sobre todo si añadimos que los primeros años de este gobierno el crecimiento económico fue nulo.
  4. En varios sucesos, el presidente López Obrador ha mostrado su desdén hacia los movimientos sociales que critican su gestión, sobre todo aquellos colectivos que promueven y defienden los derechos de las mujeres. En esta agenda la insensibilidad del primer mandatario ha sido manifiesta.
  5. Aunque las “mañaneras” han resultado un ejercicio novedoso de comunicación política, en la última parte de la gestión del presidente, este espacio se ha convertido en una arena para estigmatizar y ridiculizar a los opositores de la llamada Cuarta Transformación y para minimizar los errores del actual gobierno federal, es decir, las “mañaneras” pasaron de un ejercicio de rendición de cuentas a un espacio de propaganda política.
  6. Otro de los errores del presidente durante estos tres años, son los “amagos” y las presiones de su parte hacia los otros poderes de la Unión y hacia instancias autónomas que fueron creadas para generar contrapesos y control hacia el gobierno, aunque el presidente se declara un demócrata y en muchos casos las críticas sólo quedan en declaraciones, es cierto que esto genera un “estrés” democrático poco sano y deseable para nuestra endeble democracia.

Hay muchos aspectos que hay que evaluar, pero desde mi particular punto de vista, son los más relevantes.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Evaluación de gobiernos municipales salientes (parte I)

Jorge Rocha Estamos a unos días de que concluyan las administraciones municipales metropolitanas y vale …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *