Home / Opinión / Éxitos y fracasos en la lucha contra la pandemia

Éxitos y fracasos en la lucha contra la pandemia

* Alfredo Arnold

Llegará el momento en que cada país y a nivel global se haga la terrible suma de personas muertas, empleos perdidos, empresas cerradas y todos los daños colaterales que ha causado el Covid-19. La población estará indignada, furiosa, frustrada y entonces, alguien pagará los platos rotos.

Difícilmente algún gobernante se salvará del escrutinio.

¿Quién saldrá airoso?, ¿quién reprobado?

Repasemos los hechos:

Casi coincidiendo con la llegada del año nuevo 2020, la Organización Mundial de la Salud recibió el reporte de las autoridades de salud de Wuhan, China, sobre los primeros casos de neumonía detectados en esa ciudad durante la segunda quincena de diciembre de 2019. Se trataba de un virus en ese momento desconocido.

Apenas seis meses después, el nombre de Covid-19 es conocido prácticamente en todo el mundo ha dejado una estela de dolor e incertidumbre inédita en la historia de la humanidad. No es la pandemia ni la conflagración más letal, pero sí la más extendida, conocida y difundida en tiempo real a través de los medios de información convencionales y las redes sociales.

Evaluar la acción de los gobiernos frente a la pandemia no será una tarea fácil.

¿Cuáles serán los factores para calificar la respuesta de los gobiernos frente a la pandemia?

Uno será el tiempo que tuvieron para preparar su estrategia. Otro factor serán las cifras de personas contagiadas, fallecidas y recuperadas, además de la calidad de atención médica que dieron a la población: los hospitales, personal médico, pruebas realizadas, etcétera.

Aunque difícil de medir, también será un factor importante cómo gestionaron el proceso de la crisis: las etapas de confinamiento, la coordinación con las autoridades regionales, con las organizaciones productivas, la sociedad civil y el regreso a lo que se ha llamado la “nueva normalidad”. Los gobiernos ya empiezan a enfrentar otro formidable reto, que es la recuperación económica. Algunos, no todos, también toman providencias para que futuras emergencias sanitarias que se espera ocurran, aunque no se sabe cuándo, no resulten tan traumáticas como la del Covid-19.

¿Y en lo económico?

La evaluación de cómo los gobiernos gestionaron la crisis será inevitable, actuaron conforme a las recomendaciones de sus especialistas, de los lineamientos de la OMS y la disponibilidad de recursos que tenían a la mano o que pudieron obtener sobre la marcha. En cambio, en materia económica sí tuvieron mayor margen de maniobra. El Gobierno de México, por ejemplo, se enfocó en los programas sociales, rechazó aumentar la deuda pública con nuevos créditos y apostó a sus proyectos de infraestructura para levantar la economía. En contraste, el Gobierno de Estados Unidos destinaría más de 380 mil millones de dólares para préstamos a pequeñas empresas. Otros, optaron por establecer esquemas de apoyos fiscales.

Todos los gobernantes quedarán expuestos al escrutinio. No hay duda de que las evaluaciones estarán impregnadas de intereses políticos y por ello las conclusiones serán poco relevantes.

Más que enfrascarnos en el debate sobre la eficacia de las acciones que tomó cada gobierno durante la crisis, lo importante es que se haga un recuento imparcial, a nivel global, de lo que salió bien y lo que salió mal en cada país; que se establezcan protocolos internacionales y mecanismos de vigilancia e información para futuras crisis sanitarias, y que exista una verdadera colaboración del mundo científico para despejar los peligros microscópicos que acechan a la humanidad.

Algo bueno debe dejar esta experiencia.

*EL AUTOR, Alfredo Arnold Morales, tiene una vasta trayectoria como periodista, cuenta con licenciatura y maestría en áreas de administración, mercadotecnia y filosofía. Es académico de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Acerca de David Hernandez

Lic. en Filosofía por el Seminario de Guadalajara | Lic. en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Veracruz | Especialista en temas religiosos | Social Media Manager

Revisa También

¿Es correcto promover misas rápidas?

Pbro. José Marcos Castellón Pérez Hace algunos años se hizo famoso un templo del poniente …