Home / Opinión / Los signos de los tiempos / La consulta ciudadana

La consulta ciudadana

Jorge Rocha

El pasado domingo primero de agosto se realizó la primera consulta popular en México, que tuvo como objetivo preguntarle a la ciudadanía: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”, que en realidad pretendía preguntar sobre enjuiciar a los ex -presidentes de México.

El proceso en sí mismo generó un enorme debate y hubo posturas extremas que descalificaban el ejercicio o lo defendían como un mecanismo histórico para resolver el problema de la impunidad en México. Estas posiciones sólo ayudaron a seguir alimentando la polarización social que nos aqueja y que nos incapacita a generar consensos en torno a las grandes agendas nacionales.

Hay aspectos positivos y negativos que habría que considerar:

  1. La consulta popular coloca en la opinión pública la necesidad de abordar el grave problema de la impunidad en México, sobre todo la referida a la clase política, que se ha convertido en la causa de muchos problemas sociales en nuestro país. Es sabido que en México “el que la hace no la paga”, y este fenómeno se acentúa en políticos sobre los cuáles pesan denuncias y sospechas, pero que los procedimientos judiciales en su contra en muy pocas ocasiones prosperan. Esta inercia histórica debe ser detenida y por ello los mecanismos de rendición de cuentas deben avanzar de forma sustantiva y efectiva.
  • En nuestro país el ejercicio democrático está reducido a las elecciones, y ésta es la primera vez que se pregunta algo distinto a la ciudadanía, más allá de elegir a los próximos gobernantes. En las democracias más sólidas las consultas ciudadanas, los referéndums y los plebiscitos son prácticas recurrentes, sobre todo cuando se deben tomar decisiones de trascendencia nacional; por eso, este tipo de ejercicios se deben multiplicar y sobre todo deben responder a las necesidades sociales.
  • La clase política debe entender que la consulta continua a la ciudadanía sobre temas de interés colectivo, es una forma fundamental de fortalecer la democracia y de incrementar la legitimidad de los gobiernos en turno. La democracia participativa es un camino que México debe comenzar a transitar de forma más sistemática.
  • Esta consulta en particular no generó el interés ni la movilización que muchos esperaban. Sólo poco más del 7% de los ciudadanos empadronados acudieron a emitir su voto, cuando en procesos electorales la cifra llega al menos a poco más del 50% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal. Lo bizarro de la pregunta, la novedad del ejercicio y la polarización que se dio alrededor de la consulta pueden ser algunas razones que provocaron el desinterés de las y los mexicanos. Es una mala noticia que la primera consulta en este país haya tenido estos resultados, que puede afectar de manera negativa a futuros ejercicios de esta naturaleza.
  • Una de las principales críticas a esta consulta específica es que la búsqueda de justicia y de rendición de cuentas no es un asunto que deba someterse a un mecanismo como éste, ya que de oficio se tendrían que iniciar procesos judiciales cuando haya sospechas de violación a las leyes, es decir, combatir la impunidad en el país no es un asunto que deba avanzar por aclamación popular, sino porque es una responsabilidad de los gobiernos en turno. Tener una Secretaría de la Función Pública y realizar una consulta para entrar a resolver este problema resulta una enorme contradicción que mantiene el problema de fondo: la necesidad de acabar con la impunidad de la clase política en México.

¿Qué sigue? Al menos dos cosas, comenzar procedimientos judiciales si hay demandas de corrupción contra ex funcionarios de alto nivel y propiciar la realización de mejores y más profundos ejercicios de participación ciudadana, donde temas centrales para la vida del país generen debates públicos que nos ayuden a generar consensos para su resolución.

Correo electrónico: jerqmex@hotmail.com

Acerca de Edicion Arquimedios

Revisa También

Evaluación de gobiernos municipales salientes (parte I)

Jorge Rocha Estamos a unos días de que concluyan las administraciones municipales metropolitanas y vale …