Home / Opinión / El Repique / Memorial contra el olvido
No podemos olvidar los heridos y damnificados que nunca fueron cabalmente indemnizados por las autoridades locales y federales / Fotografía; Archivo

Memorial contra el olvido

Fray Badajo

A 28 años de la tragedia del 22 de abril, hoy sabemos que el huachicoleo a menor escala fue el causante de la tragedia en Guadalajara. Alguien perforó el gasoducto a poca distancia de la planta para robarse el combustible. En Pemex lo sabían pero nada hicieron para evitarlo y sobrevino la tragedia.

El año pasado, el gobernador Enrique Alfaro dijo que Pemex debe responder por los daños causados, y que lo que al menos debe a Jalisco es una disculpa, al tiempo que se comprometió a “cerrar todos los capítulos pendientes para que esta historia no quede como una más de olvido y de abandono” Seguimos esperando la disculpa.

Como en la Pascua, recordamos los muertos y heridos en tan significativo lugar donde inició la Marcha del Silencio, en nuestro tiempo cristiano, en el barrio de Analco.

La explosión de los principales colectores de Guadalajara, aquel miércoles de Pascua, 22 de abril de 1992,  dejó una estela de muertos, muchos más de los 212 oficialmente reconocidos, heridos y damnificados que nunca fueron cabalmente indemnizados por las autoridades locales y federales.

28 años después, son cada vez menos quienes recuerdan la tragedia y sus consecuencias. Muchos jóvenes tapatíos no tienen noción de lo ocurrido de la negligencia criminal, de las autoridades municipales, estatal y nacional.

No podemos olvidar los heridos y damnificados que nunca fueron cabalmente indemnizados por las autoridades locales y federales.

La memoria colectiva sobre ese hecho,  se ha ido borrando de la sociedad tapatía. Hoy ante el coronavirus, la solidaridad tapatía emerge nuevo, como antaño. Son tiempos de solidaridad, y entrega con los que sufren. Como entonces, hoy se necesitan nuevos Samaritanos que arropen las necesidades de los más vulnerables.

TAN TAN TALAAAAAAN

Acerca de Monserrat Cuevas

Lic. Ciencias de la Comunicación | Reportera en Acción | Temas sociales, busco historias de vida que contar.

Revisa También

¿Es correcto promover misas rápidas?

Pbro. José Marcos Castellón Pérez Hace algunos años se hizo famoso un templo del poniente …