Home / Prensa Arzobispado / Audios / No son los sanos los que necesitan de médico. Yo quiero misericordia y no sacrificios

No son los sanos los que necesitan de médico. Yo quiero misericordia y no sacrificios

En aquel tiempo, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, sentado a su mesa de recaudador de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió.

Acerca de Martha Correa

Revisa También

Evangelio de hoy 26 de mayo

Su tristeza se transformará en alegría