Home / Semanario / Parroquia la Natividad de María: Con año jubilar, celebran su 50° aniversario

Parroquia la Natividad de María: Con año jubilar, celebran su 50° aniversario

Parroquia la Natividad de María, San Juan Bosco

Nicolle Alcaraz

Una comunidad con casi 50 años de vida, la cual se ha caracterizado por ser tranquila, generosa y consciente de sus circunstancias. Durante sus festejos, desean recordar lo importante que es estar atenteos del bienestar de quienes nos rodean.

Fundada el 8 de diciembre de 1971, la Parroquia La Natividad de María está próxima a celebrar sus bodas de oro. Esta comunidad que, en palabras de su actual Párroco, el Pbro. Juan Carlos Cruz Romo, se ha caracterizado por ser “un testimonio de fidelidad, sencillez, apertura y acogida”, se encuentra localizada al nororiente de Guadalajara, en la colonia San Juan Bosco.

Durante el evento de aniversario, comentó el Padre, se realizará una revelación de placa, además de contar con la visita de Monseñor Ramón Salazar, quien, para la fecha, ya habrá sido consagrado como Obispo. Para finalizar, se realizará también una pequeña convivencia en donde contarán con mariachi y comida.

Además, el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara les concedió un año jubilar para su celebración.

Las personas que construyeron su historia

A lo largo de sus 50 años de existencia, seis sacerdotes han prestado sus servicios en dicha parroquia. En primer lugar, estuvo el Pbro. Roberto Alonso Velasco, quien fue responsable del proceso de Construcción del Templo y la Casa Pastoral. Sin embargo, durante su estadía, también trabajó en la creación de una Academia Parroquial, la cual ha ido modificándose y actualizándose para asegurar su permanencia hasta la actualidad. Además, otro proyecto que también tuvo sus orígenes en dichas épocas, y que continúa vigente hasta nuestros días,  es el Movimiento de Conversión, el cual fue instituido por el aquel entonces Vicario, Pbro. Andrés Rodríguez Zapien.

Más adelante, también estuvieron los Sacerdotes: Pbro. Guillermo Gómez Preciado, responsable de la construcción de la casa para los Vicarios y fundador de un Jardín de Niños Parroquial, lugar que actualmente funge como notaría; el Pbro. J. Trinidad Ornelas Conrique, quien ordenó la construcción del atrio del templo, además de ser defensor de las personas vulnerables; el Pbro. José Marcos Castellón Pérez, quien remodeló y dio mantenimiento a todas las instalaciones; y el Pbro. J. Ángel Franco Nuño, quien promovió la ayuda a personas enfermas de la comunidad y, también el antecesor inmediato del actual párroco.

La Natividad de María se desprendió de las Parroquias de San Juan Bosco y San Martin de Tours, y actualmente comprende el territorio que va desde la calle Josefa Ortiz a Puerto Melaque, y de la calle 46 (José María Gómez) a la calle 34 (Esteban Loera).

En sus inicios, comentó el Párroco, las Misas solían celebrarse en terrenos contiguos a lo que hoy es el templo parroquial, no fue sino hasta que los vecinos y familias del lugar se organizaron para recabar fondos, a través de kermeses, venta de artículos diversos y otros eventos, que pudo comenzarse a construir el templo. Por ello, no es de extrañarse que, desde esos días, la comunidad haya desarrollado un ferviente sentido de pertenencia hacia su Parroquia, mismo que se ha ido cultivando con el pasar de los años.

En lo que respecta a sus fiestas patronales, estas suelen celebrarse el 8 de septiembre de cada año, día en el que se conmemora La Natividad de María. Es por ello que el novenario da inicio el 30 de agosto, en donde, a través de una peregrinación, cada uno de los 9 barrios que integran territorialmente a la Parroquia.

Adicionalmente, la devoción que se profesa a la Virgen María en su advocación de la Natividad, su patrona, es grande. El Padre comenta que cada barrio posee una Imagen de Ella y que, además, es común que las familias también tengan una propia dentro de sus hogares, lo cual ha ayudado a crear un sentimiento de unión y de pertenencia entre los pobladores de la zona.

Conociendo a su comunidad

Acorde a lo testimoniado por el Padre Juan Carlos, quien lleva poco más de 4 años al frente de la Parroquia, los feligreses se han caracterizado por construir una comunidad “bien cimentada y con buena identidad. Asidua a la comunión y a la confesión”.

Aunque el templo es frecuentado por todo tipo de personas, ya sea jóvenes, niños o adultos, los principales asistentes son personas mayores. Esto debido a que las colonias aledañas ya no figuran como una alternativa para las nuevas familias, ya que cada vez es más común que, en palabras del Padre, “las personas migren y vivan cada vez más a la orillas. Ya no tanto en el centro de la ciudad”.

Si bien las personas han sido muy solidarias y activas dentro de la  Parroquia, desgraciadamente al tratarse de una población con cierto grado de vulnerabilidad, muchos de ellos suelen carecer de las condiciones adecuadas para vivir. Ya sea que se encuentren solos la mayoría del día, no posean los recursos para asegurarse de poder tener alimento y vestido diariamente, o inclusive un espacio seguro para habitar, este tipo de gente suelen enfrentarse a circunstancias sumamente complejas.

El Padre Juan Carlos añade que: “Lo mío es lo social, y a mí esto me preocupa. Que este sector amplio, que es adultos mayores solos o enfermos, estén en una situación tan difícil”.

Al rescate de los adultos mayores

Es por ello que desde el 2019 se comenzó un proyecto denominado AMENS, cuyas siglas significan: Adultos mayores enfermos o solos, el cual tiene por objetivo brindar atención a individuos con las características ya mencionadas mediante la entrega de despensas u otros recursos que puedan ayudar a mejorar su calidad de vida.

Además, otro de los propósitos actuales del Padre Juan Carlos, es ayudar a revitalizar la Parroquia, la cual se vio afectada, al igual que muchas otras, por la Pandemia. De hecho comenta que: “Muchas personas fallecieron, muchas se mudaron a otros lugares y también hay quienes, por miedo, aún no acuden a la Parroquia”, por lo que estos últimos años han sido difíciles, pero poco a poco se ha estado trabajando para regresar a la normalidad.

¿Cómo acercarse?

Los horarios de Misa con los que cuenta la Parroquia actualmente son: De lunes a sábado 7:30 y 19 Hrs., domingos 8; 10; 12; 18; 19 y 20 horas.

Además se pueden  visitar sus redes sociales oficiales: @ParroquiaNatividadeMaria en Facebook, y por supuesto la invitación está abierta para darse una vuelta por el templo para conocer su peculiar diseño con medio siglo de historia.

Acerca de Nicolle Alcaraz

Comunicóloga y reportera para El Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Revisa También

Nuestra Señora de la Asunción, Oblatos

Una comunidad que ama a Jesús Sacramentado, a María y a sus Sacerdotes Ubicada al …