Home / Edición Impresa / Capellanía de Santa Mónica, Esplendor del barroco en la ciudad

Capellanía de Santa Mónica, Esplendor del barroco en la ciudad

Durante los trabajos de limpieza y restauración que se llevaron a cabo en el templo hace algunos años, se encontró la fachada original, que estaba oculta por un muro.

Yara Martínez González

Considerado como el máximo exponente del estilo barroco salomónico, el Templo de Santa Mónica, que se ubica sobre la calle Reforma No. 409, en el centro de Guadalajara, hoy recuerda las historias que en sus muros quedaron inscritas desde 1733, año en que concluyó su construcción bajo la dirección del Pbro. Feliciano Pimentel.

Esta Capellanía pertenece a la Parroquia del Sagrario Metropolitano y es visitada, en su mayoría, por quienes van de paso por el primer cuadro de la ciudad, motivo por el cual, ha sido complicado crear una comunidad; sin embargo, hay quienes todos los días pasan para persignarse frente a la Imagen del Tránsito de la Virgen María, y del Divino Preso.

“El Templo está abierto desde las 11 de la mañana, hasta las 7 o 7:15 de la noche, después de la Misa de 6:30. Ahora sí que lo que hay es la gente que pasa a hacer una visita al Santísimo. Hay dos Imágenes que les llaman mucho  la atención, El Tránsito de la Virgen María y el Divino Preso; son dos Imágenes que la gente visita todos los días porque pasan por ahí y se acercan a rezarles, sobre todo porque se encuentran frente a la entrada”, señaló el Pbro. Luis Heliodoro Salcedo Morales, quien desde hace cuatro años es el Capellán.

UNA GRAN DEVOCIÓN

En cuanto a lo pastoral, aunque no son muchos los grupos con los que cuenta, sí existen aquellos que a lo largo de los años han mantenido su espíritu de servicio. “Los Carismáticos tienen su asamblea todos los martes, a las 5 de la tarde. Apenas se retomó hace dos o tres meses. (…) También hay un grupo, que es el más antiguo. Ya quedan pocas mujeres, unas ocho, todas de la tercera edad, ellas forman el grupo de las Jardineras del Santísimo Sacramento, que se reunía todos los domingos terceros, ya empiezan a venir. Su ­finalidad es la de promover la devoción al Santísimo Sacramento”.

También existe una gran devoción a la Medalla Milagrosa; por ello, todos los días 27 de cada mes, a las 12, se celebra la Eucarística, a la que asisten ­ eles de muchas comunidades. Además, los jueves a partir de las 5 de la tarde, se expone el Santísimo, y para acompañarlo hay un grupo de personas que reza una Hora Santa.

Anteriormente, había oración para los enfermos todos los viernes, pero con la pandemia esto desapareció.

SU HISTORIA

Edi­ficado como parte del convento de Santa Mónica, que se fundó de manera o­ficial en 1720, para albergar a la congregación de las Agustinas Recoletas. Este templo terminó de  construirse 13 años después, a instancias de la comunidad jesuita. Actualmente, junto con la arquería del claustro, es lo único que se conserva del inmueble original.

Hacia principios del siglo XX, el recinto que fuera casa de las religiosas, fue destruido, para más tarde erigir lo que por algún tiempo se utilizó como Seminario Conciliar, y durante casi un siglo albergó a la XV Zona Militar. Hoy es sede de la Secretaría de Cultura de Jalisco.

SU ARQUITECTURA

En cuanto a sus características arquitectónicas, su fachada, con sentido al oriente, es considerada una de las más elaboradas, ya que tiene nueve cuerpos verticales integrados por siete contrafuertes. Está decorada con formas de plantas y vegetales.

En su interior tiene una sola nave; ésta es un elemento recto con una torre al extremo sur, dentro despliega una escalera de caracol que conduce al campanario. El altar principal es de estilo neoclásico y se encuentra en este mismo extremo, con la imagen de Santa Mónica. Entre el límite de la cornisa y el arco tiene un componente a base de varilla de latón que da la idea de un sol resplandeciente.

SU RESTAURACIÓN

Por su estado grave de deterioro, a través de la asociación civil Adopta una Obra de Arte, y el apoyo de instancias gubernamentales a nivel federal, estatal y municipal, entre el 2006 y el 2016, el inmueble fue restaurado de manera integral.

Los trabajos incluyeron la impermeabilización general del edi­ficio, el cambio de ladrillo en la azotea, la restauración de juntas, esculturas y decoraciones de cantería, la recuperación de la pintura mural en el interior, el rediseño del presbiterio, la colocación de nuevo piso de   madera de mezquite, la realización de labores de pintura, y el arreglo de los portones originales, que estaban en muy mal estado.

Además, en el 2010 entre otras cosas, se encontraron nuevos trozos de muros tallados con piedras, algunos murales sobrepintados, monedas, medallas, cruci­fijos y estatuas. Datos y objetos de los cuales se desconocía su existencia.

Las primeras congregaciones de religiosas que se situaron en Guadalajara fueron las que habitaron el convento de las Dominicas de Santa María de Gracia, y el de las Carmelitas de Santa Teresa, unas décadas más tarde llegarían las Agustinas Recoletas de Santa Mónica.

Cinco puntos interesantes sobre el Templo de Santa Mónica

1.- Santa Mónica fue madre de San Agustín. Nació en Tagaste, al norte de África, en el año 331, y murió ya viuda de su esposo Patricio, en Ostia, Italia, en 387. Poseedora de extraordinarias virtudes cristianas, se le honra como
celestial intercesora, y modelo de las madres y esposas cristianas.

2.- La escultura de Jesús Divino Preso recuerda una antigua costumbre tapatía, que consiste en honrar durante los cinco viernes de Cuaresma este
título pasionario en los templos de los monasterios femeninos de la ciudad. Primero el de Santa Mónica, seguido por los de Jesús María, Santa Teresa,
Santa María de Gracia y las Capuchinas.

3.– Su retablo principal es coronado por una de las dos caras de la Medalla Milagrosa: un círculo con doce estrellas, con una gran letra M superpuesta por una Cruz, y debajo las siluetas estilizadas del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María.

4.- Entre las esculturas de San Joaquín y Santa Ana, en el altar lateral, se rinde culto a Nuestra Señora del Rosario, que en su tiempo fue la más venerada de Guadalajara, y una de las cuatro que donó a la diócesis recién nacida, en 1548, el emperador Carlos V.

5.- El corazón traspasado por la flecha, símbolo de la caridad, y el águila de una o dos cabezas, alusiva al sobrenombre de Águila de Hipona, dado a San Agustín por la altura de su pensamiento, están representados en los altorrelieves sur y norte respectivamente, en la ancha franja que separa los dos cuerpos de las fachadas laterales del Templo.

Información general
Dirección: Reforma No. 409, esquina con la calle Santa Mónica, centro de Guadalajara.
Misas: De lunes a sábado a las 18:30 Hrs. Domingos a las 10:30 y 18:30 Hrs.
Teléfono: 33 3614 6620.
Página web: templodesantamonica.com.mx

Acerca de Yara Martinez

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, por la Universidad Autónoma de Guadalajara / Jefa de Prensa del Arzobispado de Guadalajara / Premio Jalisco de Periodismo 2020, en la categoría de entrevista.

Revisa También

Parroquia la Natividad de María: Con año jubilar, celebran su 50° aniversario

Parroquia la Natividad de María, San Juan Bosco Una comunidad con casi 50 años de …