Home / Contigo en casa / Curados por la Fe

Curados por la Fe

Pbro. Germán Orozco Mora

Curados por la Fe es un libro del Dr. Herbert Benson director de la facultad de medicina del Cuerpo y de la Mente de Harvad (Editorial Norma); del tema han escrito premios nobeles de medicina como Alexis Carrell, padre de la angiología, pensador y hombre de Fe convertido en el santuario de Lourdes, Francia. En esa línea: Dios Nunca Parpadea de la periodista Regina Brett (Diana). Otras obras del salesiano Eliécer Sálesman y coautores: El Despertador Espiritual; Cómo Vencer las Preocupaciones; Cómo Superar la Depresión. (Editorial Bíblica Católica, Mundo Católico, Guadalajara, (33)38250867; mundocatólicogdlventasmuca@gmail.com).

Que las personas nos enfermamos por debilidad mental es un hecho histórico antes de Cristo, como puede leerse en los padres de la medicina como Galeno, Hipócrates, Maimónides, Averroes, Aristarco; la mayoría de las enfermedades humanas son mentales. En griego psicosomático significa lo que es humano: lo espiritual y lo corporal o físico. Alexander Solyenitzin premio nobel de literatura 1970, autor de Archipielago Gulag, El hospital de los cancerosos, El Error de Occidente, y muchas obras más. En su discurso ante la ONU para recibir el Premio Nobel 1970, hablará del alma Rusa fuerte, comparada con la falta de defensas de Occidente (Europa y USA), una especie de inmunodeficiencia que Solyenitzin considera por ausencia de valores, de coraje para vivir. El más grande en el siglo XX, para muchos este pensador literato Ruso.

En La Importancia de Vivir, el Chino norteamericano Ling Yu Tang, (vea su obra en Youtube), hablará de la grandeza de su patria para soportar más de 4 mil años de desgaste a través del buen humor. Lo mismo los norteamericanos con su prioridad por el descanso contra las preocupaciones.

Un conocido mexicano, con ciudadanía norteamericana, me confiaba que ante la pandemia, cruza al otro lado, deposita $ 1,500 dólares por semana, los envía por Western Union, y los cobra en Elektra o Coppel con una ganancia libre de cuatro o cinco mil pesos, suficientes para sobrevivir ante esta crisis.

Dr. Viktor E. Frankl

Situaciones de enferemedad mundial como esta llamada “pandemia”, peste, contagio, o enfermedad social, a muchas personas las trastornas por contagio social mental, lo que llaman hipocondriacos. Me enfermo de la enfermedad de moda. Y no es que no existan las enfermedades reales del cuerpo y la mente; solo hay que tener presente que antes de Cristo, médicos como el autor del Juramento Hipocrático ya consideraban que más del 90 por ciento de las enfermedades son mentales, del alma, del espíritu; como confirmó el gran psiquiatra judío Viktor E. Frankl que la Depresión o falta de sentido de la vida fue para él la enfermedad del siglo XX. Autor de obras como Ante el Vacío Existencial;  Sobre el Sentido de la Vida; el Hombre Doliente, y otros admirables escritos provenientes como los de San Pablo (desde la Prisión); el Dr. Frankl descubrió que la persona humana en las circunstancias más difíciles como Auschwitz-Birkenau, puede desde el fondo de su alma, desde el dolor, encontrar el sentido o supersentido de su vida como escribió el nobel de medicina Alexis Carrell sobre El poder curativo de la Oración, visto por un fisiólogo. Un artículo publicado por Selecciones del Readers Digest allá por 1940.    Bien se dijo al principio de esta pandemia, que la preocupación o el miedo nunca han curado nada.

Acerca de Gabriela Ceja Ramirez

Lic. en Comunicación | Especializada en Comunicación Pastoral, por el ITEPAL y la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Colombia | Editora de Semanario Arquidiocesano de Guadalajara.

Revisa También

Música para la niñez

Sergio Padilla Moreno Cuando se aborda el campo de la llamada “música clásica” en relación …